Cardiopatía congénita

Especialidad de Cirugía cardíaca

¿Qué es una cardiopatía congénita?

Una cardiopatía congénita consiste en una malformación del corazón o en los vasos sanguíneos adyacentes que están presentes en el recién nacido o en el feto. Cabe destacar que algunas cardiopatías se manifiestan de forma clara meses o años más tarde.

En este caso, hablamos de un problema de nacimiento en el que el corazón tiene algún tipo de defecto congénito, como un corazón incompleto, con vasos sanguíneos estrechos, con válvulas con fugas u orificios en los tabiques…

Existen distintos tipos de defectos congénitos del corazón, siendo algunos leves que apenas suponen un riesgo leve en la salud del niño y otros en los que se puede requerir una cirugía inmediata.

Las cardiopatías pueden clasificarse en:
 

  1. Cardiopatías que producen obstrucción en el flujo sanguíneo
     
  2. Cardiopatías congénitas cianógenas, en las que el flujo sanguíneo anormal va desde la circulación pulmonar a la sistémica, pasando sangre no oxigenada a los órganos y tejidos
     
  3. Las que producen cortocircuitos entre izquierda y derecha (el paso de la sangre de circulación sistémica a la pulmonar, entre las que se encuentran las comunicaciones interventriculares y las comunicaciones interauriculares).
  • Comunicación interventricular: tienen un orificio que comunica ambos ventrículos, siendo la cardiopatía congénita más frecuente. Es posible que sea asintomática y el orificio se cierre por sí sola, aunque si continúa creciendo se bombeará excesiva sangre a los pulmones y produciéndose una insuficiencia cardiaca.
     
  • Comunicación interauricular: se trata de un orificio entre las aurículos que permite el paso de la sangre entre ellas. La sangre fluctuará entre la izquierda  la derecha, y en el caso de que llegue demasiada sangre a la derecha, se presionarán los pulmones. Normalmente, las comunicaciones interauriculares no causan problemas, aunque en ocasiones generan demasiado, como insuficiencia cardiaca, hipertensión, accidentes cerebrovasculares…
     
  • Tetralogía de Fallot: se trata de una cardiopatía compleja en la que destacan la comunicación interventricular, la estenosis de la arteria pulmonar, hipertrofia del ventrículo derecho y cabalgamiento de la arteria aorta. Impide que la sangre llegue a los pulmones para oxigenarse. El bebé adquiere un tono azul o morado enfermizo. El avance en nuevas técnicas quirúrgicas permiten corregir estos problemas.
     
  • Síndrome QT largo: se trata de una anormalidad estructural en los canales de potasio y sodio del corazón. Puede causar arritmias que desembocan en síncopes, convulsiones, paradas y hasta muerte súbita.
     
  • Síndrome QT corto: se trata de un síndrome de origen genético relacionado con la presencia de fibrilación auricular. Está caracterizado por tener electrocardiograma intervalo QT más corto de lo normal.
     
  • Sindrome de Brugada: se trata de una enfermedad genética que se caracteriza por la presencia de una anormalidad electrocardiográfica. Se trata de una enfermedad hereditaria.

Se relacionan estos trastornos cardiológicos con enfermedades de muerte súbita.

La mayor parte de las cardiopatías congénitas se detectan antes del nacimiento merced a las ecografías. 
 

Pruebas médicas para la cardiopatía congénita

La mayor parte de las cardiopatías congénitas son diagnosticadas mediante ecografías antes de que se produzca el parto en los estudios rutinarios que se realizan a las embarazadas para controlar el progreso del embarazo y el estado de salud tanto de la madre como del feto.

Existen cardiopatías que se detectan solamente en el momento del nacimiento o poco después. En el caso de que existan cardiopatías congénitas de carácter grave, estas se irán identificando en las revisiones del bebé tras su nacimiento.

Pronóstico de la cardiopatía congénita

Tal y como se mencionó en el apartado anterior, existen numerosas cardiopatías congénitas cuya gravedad es variable, desde problemas prácticamente imperceptibles que se solventan de manera espontánea con el paso del tiempo hasta enfermedades realmente graves en las que el paciente requerirá un ingreso hospitalario y una cirugía prácticamente de urgencia.

Causas de la cardiopatía congénita

Las causas de las cardiopatías congénitas son desconocidas, aunque se han identificado una serie de factores que pueden aumentar estas enfermedades:
 

  • Causa genética: pueden ser parte de algunos síndromes genéticos o cromosómicos como serían el síndrome de Down, el síndrome de Marfan, el de Noonan o el de Turner.
     
  • Estado nutricional de la madre: la carencia de yodo, folato, el sobrepeso o enfermedades como por ejemplo la diabetes están relacionadas con la aparición de anomalías congénitas en el feto, según la Organización Mundial de la Salud.
     
  • Infecciones y sustancias de carácter tóxico: el consumo de bebidas alcohólicas y/o tabaco, algunas medicinas o sustancias químicas y hasta enfermedades como la rubeola pueden favorecer la aparición de las cardiopatías.

¿Se puede prevenir la cardiopatía congénita?

Existen medidas de prevención primaria de las malformaciones congénitas que pueden reducir la frecuencia con la que aparecen estos problemas.
 

  • Mejorar la dieta de las embarazadas con vitaminas y minerales, como ácido fólico
     
  • Eliminar el tabaco y el consumo de bebidas alcohólicas en embarazadas
     
  • Controlar los niveles de glucosa en sangre en el caso de que la embarazada sufra diabetes
     
  • Evitar exposición a sustancias tóxicas

Tratamientos de la cardiopatía congénita

  • Tratamiento farmacológico: se da en la fase aguda, cuando el paciente ha sufrido angina de pecho o infarto. Se trata de un infarto por oclusión total de la arteria, y se intenta desatascar. La medicación utilizada es ácido acetil salicídico (aspirina), antiagregantes plaquetarios, anticoagulantes, betabloqueantes, nitroglicerina, trombóticos o fibrinolíticos y fármacos para evitar el dolor.
     
  • Tratamiento quirúrgico: se da en problemas graves o cuando la medicación es insuficiente. Se lleva a cabo una cirugía en la arteria. Angioplastia o revascularización percutánea, cirugía de revascularización coronaria o bypass.
     
  • Tratamiento a largo plazo: consiste en la modificación del estilo de vida del paciente. Dejar de fumar, moderar el consumo el alcohol, dieta equilibrada, ejercicio regular, controlar los factores de riesgo y relajarse.

¿Qué especialista trata las cardiopatías congénitas?

Los bebés o los niños con problemas congénitos están diagnosticados y tratados por el cardiólogo pediátrico. Si es necesario llevar a cabo una intervención, entonces el encargado de tratar con la enfermedad será el cirujano cardíaco o el cirujano cardiovascular.

Las cardiopatías pueden tener distintos niveles de gravedad y una variedad grande de síntomas. Una cardiopatía leve puede pasar a ser asintomática y una grave que puede estar latente puede mostrarse de forma repentina.

Vídeos relacionados con Cardiopatía congénita


TOPDOCTORS utiliza cookies propias y de terceros para facilitar su experiencia como usuario de nuestra web y captar datos estadísticos mediante el análisis de sus datos de navegación. Si usted continúa con la navegación, entendemos que nos ofrece su consentimiento para el uso de cookies. Puede cambiar la configuración de cookies u obtener más información aquí.