Cardiología infantil

Especialidad de Cardiología infantil

¿Qué es la Cardiología pediátrica?

La Cardiología pediátrica es la subespecialidad que se encarga de los problemas del corazón en niños. Esta especialidad trata a todos los niños en edad pediátrica, desde que comienza la vida fetal hasta el final de la adolescencia.

Esta especialidad engloba también la especialidad médico-quirúrgica, ya que las alteraciones cardiacas son corregidas mediante Cirugía cardiaca.

¿Qué enfermedades trata la Cardiología pediátrica?

La Cardiología pediátrica trata todas las enfermedades congénitas del corazón, es decir, alteraciones en la estructura y función del corazón y los grandes vasos sanguíneos que lo rodean y las enfermedades desarrolladas durante la infancia.

También estudia el diagnóstico prevención de las cardiopatías en la época prenatal. El diagnóstico es posible gracias a la colaboración con el equipo de Obstetricia, Ginecología Neonatología de cada hospital, ya que disponen de un equipo humano y técnico con todo lo necesario para garantizar un buen diagnóstico de las cardiopatías, congénitas o no, durante este periodo. Algunas patologías pueden ser:

  • Cardiopatías congénitas
  • Arritmia
  • Malformaciones vasculares
  • Dolor torácico
  • Síncope
  • Soplo cardíaco
  • Muerte súbita

Para el diagnóstico de patologías también se llevan a cabo pruebas complementarias:

La Cardiología pediátrica trata todas las enfermedades congénitas del corazón

¿Qué subespecialidades hay dentro de la Cardiología pediátrica?

Dentro de la Cardiología pediátrica se pueden distinguir varias subespecialidades, como por ejemplo, la anteriormente mencionada, Cardiología pediátrica en la época prenatal o la Cardiología pediátrica durante la práctica deportiva. Esta última colabora conjuntamente con el servicio de Medicina del Deporte para que los pacientes que sufren de alguna patología cardiaca puedan estar respaldados y aconsejados en todo momento mientras practican deporte.

¿Cuándo hay que ir al cardiólogo pediátrico?

Los niños pueden ser remitidos a un cardiólogo pediátrico cuando presenten una anomalía cardiaca que puede ser detectada por el pediatra, o incluso por el equipo de Neonatología en el caso de los recién nacidos. Además, es importante realizar chequeos con el cardiólogo pediátrico, ya que algunas enfermedades cardiacas se presentan después del primer año, especialmente las hereditarias, como por ejemplo, las afecciones del músculo cardíaco y algunas arritmias. Las pruebas médicas diagnosticaran el tipo de patología. Además, es conveniente visitar al cardiologo cuando:

  • El pediatra sospecha de un soplo
  • Se diagnostica arritmia
  • Dolor en el pecho y palpitaciones
  • Desmayos repentinos y cansancio
  • Antecedentes de cardiopatías en la familia
  • Enfermedades neuromusculares
  • Enfermedades genéticas

El diagnóstico de la posible cardiopatía se hará, normalmente, con radiografía del tórax, para mostrar un posible agrandamiento del corazón. También existen otras pruebas diagnósticas que se aplicarán si el cardiólogo infantil así lo considera: electrocardiografía, ecografía cardíaca, prueba de esfuerzo, Holter durante 24/48horas, hemocultivos para detectar posibles infecciones, análisis sanguíneos para detectar virus, conteo sanguíneo, biopsia del corazón o exámenes especiales. El tratamiento variará dependiendo de la alteración, y puede abarcar desde la cirugía, pasando por cateterismo, medicación o una combinación de todas, hasta incluso no indicar tratamiento alguno y solamente controlar que no empeore la situación cardiológica del niño/a.

loading...
TOPDOCTORS utiliza cookies propias y de terceros para facilitar su experiencia como usuario de nuestra web y captar datos estadísticos mediante el análisis de sus datos de navegación. Si usted continúa con la navegación, entendemos que nos ofrece su consentimiento para el uso de cookies. Puede cambiar la configuración de cookies u obtener más información aquí.