Audífono

Qué es un audífono?

Un audífono o audioprótesis externa es un pequeño aparato electrónico que se sitúa en la oreja, ya sea dentro o detrás.  Este dispositivo amplifica el sonido externo, lo procesa y lo conduce de forma más nítida y eficaz hacia el oído interno.

¿Por qué se utiliza?

Este aparato tiene como objetivo mejorar la capacidad auditiva de un paciente que ha sufrido una pérdida de audición moderada o severa. Se comporta como un pequeño altavoz, percibida únicamente por el portador del audífono, específico para las frecuencias de sonido afectadas en el paciente, permitiendo mejorar su comunicación e interacción con los demás.

¿En qué consiste?

El aparato recibe el sonido exterior a partir de un pequeño micrófono que, a posteriori, las convierte en señales eléctricas. Con la ayuda de un amplificador, el audífono aumenta el volumen de estas señales y acaba devolviéndolas hacia el oído del paciente, a través de un altavoz.

Los audífonos digitales, además poseen un microchip que procesa la señal acústica adaptándose de forma automática para elaborar la mejor respuesta según el ambiente en el que se encuentre el usuario.

Tipos de audífonos

  • Audífono intraauricular (ITE)

Se utiliza en casos de pérdida de audición desde leve a severa. Está hecho a medida, ya que debe adaptarse a la parte externa del oído. No se recomienda el uso en niños debido a que debe ajustarse de acuerdo con el desarrollo de la oreja. Su tamaño puede causar problemas de acoplamiento. La potencia amplificadora es algo más limitada que los retroauriculares.

  • Audífono intracanal ( ITC)

Es de tamaño pequeño, cabe en el canal del oído y sólo se muestra una pequeña parte del audífono. Hay que vigilar que no se estropee debido a la acumulación de cerumen. También está hecho a medida y sirve para perdidas de audición desde leves a graves.

  • Audífono intracanal interno (CIC)

Este tipo de audífono es como el ITC pero, más discreto. Mejora la pérdida de audición leve/moderada; no se recomienda en pérdidas de audición graves. Debido a su tamaño, puede resultar difícil extraerlo.

  • Audífono retroauricular (BTE)

Se coloca en la parte trasera del oído y va conectado a un molde que va hacia el interior. Se recomiendo para los pacientes con sordera severa y para los niños. Se puede controlar el volumen.

Alternativas a este tratamiento

El tratamiento quirúrgico es recomendable en sorderas severas. Esta operación consiste en incorporar un implante coclear, un transductor. Se compone de dos partes, la externa y la interna.

  1. Externa: Se instala un micrófono externo que envía las señales a un procesador de voz, que codifica los sonidos para enviarlo a un transmisor.
  1. Interna: Se transmite el mensaje hacia un implante osteointegrado interno (dispositivo electrónico de alta tecnología), en el hueso mastoides, detrás del pabellón auricular.  Ese mensaje fluye por un electrodo que llega hasta el nervio auditivo y la cóclea (oído interno).

Este texto ha sido revisado por el Dr. Franklin Mariño Sánchez, de la Unidad de Rinología y Cirugía de Base de Cráneo Servicio de Otorrinolaringología del Hospital Universitario Ramón y Cajal.

TOPDOCTORS utiliza cookies propias y de terceros para facilitar su experiencia como usuario de nuestra web y captar datos estadísticos mediante el análisis de sus datos de navegación. Si usted continúa con la navegación, entendemos que nos ofrece su consentimiento para el uso de cookies. Puede cambiar la configuración de cookies u obtener más información aquí.