Artrosis de manos

Especialidad de Reumatología

¿Qué es la artrosis de manos?

La artrosis es una enfermedad de carácter crónico que afecta a las articulaciones y que normalmente afecta a la columna vertebral, las rodillas, la cadera, las muñecas o las manos. El principal síntoma de la artrosis es una inflamación acompañada de dolor, que no permite la realización de ciertos movimientos cotidianos, como sería cerrar la mano o caminar.

En el caso de la artrosis de mano, el problema afecta a la estructura de la mano, tras producirse una degeneración en el cartílago de la mano. La artrosis de la mano impide la realización de gestos normales como el de mover o cerrar la mano, que causan un intenso dolor.

Pronóstico de la artrosis de manos

La evolución de la artrosis es variable, y su progresión será una u otra en función del diagnóstico y del inicio del tratamiento en el tiempo. No obstante, cabe destacar que se trata de una enfermedad benigna.

Existen pacientes que tienen deformidades en pequeñas articulaciones de las manos que apenas notan dolor, aunque otros notan un importante dolor en el inicio de las acciones que desaparece conforme avanza la deformidad.

La artrosis más invalidante de la mano es la artrosis de la base del primer dedo, es decir, la rizartrosis de pulgar, que dificulta el movimiento de presión de la mano.

De todas formas, cabe mencionar que en un gran grupo de casos, la artrosis deja de doler, siendo la deformidad de los dedos el principal problema de la misma.

Síntomas de la artrosis de manos

La artrosis de manos presenta una serie de síntomas similares al resto de artrosis que afecta a otras articulaciones.

Las zonas en las que suelen aparecer los síntomas de la artrosis son:

  • Base del pulgar
  • Articulación más cercana a la punta del dedo
  • Articulación media de un dedo
     

Todas estas formas de artrosis pueden causar inflamación, rigidez, deformidad y dolor. En ocasiones se generan nódulos óseos en la articulación media, conocidos como nódulos de Bouchard.

La artrosis en la articulación basal (unión entre el pulgar y la muñeca) puede causar inflamación, bulto y un punzante y profundo dolor.

El paciente notará debilidad al agarrar o al pinzar, pudiendo resultar imposible abrir una botella o girar una llave.

La edad es una de las causas principales de artrosis de manos
 

Pruebas médicas para la artrosis de manos

El diagnóstico de la artrosis se hace mediante una entrevista clínica en la que el paciente responde a diversas preguntas sobre el estado de la articulación y las percepciones del paciente.

No obstante, existen algunas pruebas que ayudan al especialista a completar el diagnóstico. Con la ayuda de radiografías, resonancias magnéticas y tomografías computarizadas —solo en casos puntuales— así como con ecografías, que permiten observar las partes blandas que rodean la articulación.

¿Cuáles son las causas de la artrosis de manos?

Hoy en día no se conocen las causas exactas de la artrosis, aunque se conocen factores de riesgo que se asocian a su aparición. Son los siguientes:

  • Edad
  • Sexo
  • Genética
  • Menopausia
  • Obesidad
  • Traumatismos
  • Exigencia de actividad laboral
  • Actividad física elevada

¿Se puede prevenir la artrosis de manos?

La mejor forma de prevenir la aparición de la artrosis en las manos es a través de una dieta equilibrada, evitar la obesidad y realizar una actividad física correspondiente a la edad y al estado físico del individuo.

Tratamiento de la artrosis de manos

La principal meta y objetivo de la artrosis de manos es la de aliviar el dolor y la incapacidad de la mano sin que aparezcan efectos secundarios.

Existen diversas opciones de tratar un problema de artrosis. En un primer momento se puede optar por un tratamiento conservador en el que se utilice un “entablillado” que ayude a sostener la articulación. La aplicación de color mediante compresas o con parafina pueden aliviar las articulaciones manteniendo su capacidad de movimiento.

El uso de medicamentos antiinflamatorios o la inyección de esteroides pueden reducir el dolor, aunque no curar la artrosis.

Cuando las anteriores opciones no han resultado efectivas, se puede optar por la vía quirúrgica. El objetivo de la misma es devolver al máximo el funcionamiento de la articulación. Normalmente se utilizan dos tipos de cirugía:

  • Fusión articular: se extirpa el cartílago desgastado y posteriormente se fusionan los huesos de las articulaciones.
  • Reconstrucción articular: se extirpa la superficie articular áspera y se reemplaza con tejido blando o con implante.

¿Qué especialista trata la artrosis de manos?

El especialista encargado de tratar la artrosis de mano es el especialista en Reumatología, así como el Traumatólogo, aunque en menor medida. Especialistas en Unidad del Dolor o en Medicina regenerativa pueden participar en el tratamiento.                                                                                                                                                                       

loading...
TOPDOCTORS utiliza cookies propias y de terceros para facilitar su experiencia como usuario de nuestra web y captar datos estadísticos mediante el análisis de sus datos de navegación. Si usted continúa con la navegación, entendemos que nos ofrece su consentimiento para el uso de cookies. Puede cambiar la configuración de cookies u obtener más información aquí.