Agorafobia

Especialidad de Psicología

¿Qué es la agorafobia?

Procede del griego, la palabra significa literalmente “miedo a la plaza pública” y a menudo se dice que hacer referencia al miedo a los espacios abiertos. Sin embargo, esto es un poco engañoso. La agorafobia es en realidad un trastorno de ansiedad en el que se puede percibir un ambiente inseguro, sin escapatoria, y el miedo asociado a tales lugares o situaciones que podrían causar pánico o hacer sentirse impotente o avergonzado. Esto normalmente significa que para los agorafóbicos es difícil sentirse cómodo en cualquier situación pública.

La agorafobia a menudo puede hacer que las personas que la padecen se desvíen de su camino para evitar los lugares y las situaciones que temen y en casos extremos, esto puede llevar a que los pacientes no puedan salir de sus casas.

Pronóstico de la enfermedad

El pronóstico de la agorafobia puede ser muy diferente dependiendo del paciente, en los casos más graves existe la posibilidad de que la persona afectada se refugie en casa y se quiera aislar totalmente del exterior. Cuando se produce esta situación se dificulta mucho el trabajo del Psicólogo, ya que este no puede realizar correctamente su trabajo y el tratamiento perderá su posibilidad de éxito. Es decir en los peores casos el paciente abandonará el tratamiento fruto de su aislamiento con el mundo exterior y todo lo que le rodea.

¿Cuáles son los síntomas de la agorafobia?

La agorafobia normalmente va de la mano de los ataques de pánico. Aunque el miedo a tener otro ataque de pánico puede ser una causa importante de la agorafobia en primer lugar, también puede ser el resultado de encontrarse en un ambiente o situación que el paciente teme. Los síntomas del ataque de pánico incluyen:

  • Frecuencia cardíaca acelerada
  • Hiperventilación
  • Sudoración
  • Náuseas
  • Mareos
  • Sensación de ahogo

A nivel cognitivo, los agorafóbicos pueden experimentar:

  • Miedo a parecer estúpido/avergonzado (quizás debido al ataque de pánico público)
  • Miedo de que el corazón se detenga durante un ataque de pánico u otra consecuencia fatal
  • Miedo a no poder escapar de tal situación
  • Miedo a perder el control en público
  • Miedo a perder la cordura
  • La sensación de que la gente los observa fijamente
  • Miedo a quedarse solo en casa
  • Ansiedad o temor general

Los síntomas conductuales (normalmente a consecuencia de los síntomas cognitivos) son:

  • Evitar situaciones asociadas con los ataques de pánico, por ejemplo, los lugares concurridos, el transporte público, los espacios abiertos, etc.
  • Evitar viajar lejos de casa
  • Necesitar a alguien con ellos dondequiera que vayan
  • No poder salir de casa (casos extremos)
En los peores casos el paciente abandonará el tratamiento fruto de su aislamiento con el mundo exterior y todo lo que le rodea
 

¿Qué causa la agorafobia?

La agorafobia normalmente empieza después de que el paciente experimente uno o más ataques de pánico y empiece a temer tener más. Cuando este miedo empieza a afectar al comportamiento, como evitar lugares que el paciente asocia con el ataque, la agorafobia se puede diagnosticar. De esta manera, se puede decir que es una complicación del trastorno de pánico.

En algunos casos, se desencadena por otras circunstancias, como experiencias traumáticas, acontecimientos estresantes, como el duelo o el abuso de drogas. Otras enfermedades mentales, como la depresión o los temores irracionales de ser atacado o de contraer enfermedades de otras personas, también pueden causar agorafobia.

¿Cómo se puede prevenir?

No hay una forma garantizada de prevenir la agorafobia, pero es cierto que el miedo engendra miedo. Si notas que estás empezando a sentir miedo de ir a lugares que son lógicamente seguros, es mejor enfrentarte a ese miedo antes de que se convierta en una verdadera fobia, por ejemplo, visitando el lugar una y otra vez, quizás con un amigo de confianza o un miembro de la familia.

¿Cuál es el tratamiento?

Si se está experimentando ansiedad o ataques de pánico, es importante buscar ayuda de un médico o de un especialista. Se puede recomendar la terapia cognitivo-conductual (TCC) u otras técnicas de psicoterapia, como la relajación aplicada. En algunos casos, se pueden prescribir medicamentos.

También hay una serie de grupos de apoyo disponibles, que muchas personas con trastornos de ansiedad encuentran beneficiosos al contacto.

El médico puede recomendar varias técnicas de autoayuda que pueden formar parte de la terapia. Estas incluyen ejercicios de respiración, técnicas de conexión con la tierra, control de los pensamientos y el desafío al miedo. Como cada caso varía dependiendo del paciente, siempre es mejor consultar primero con un médico.

¿Qué especialista lo trata?

El especialista que trata la agorafobia es el Psicólogo. Desde Top Doctors ofrecemos todas las facilidades para poder pedir cita con el profesional que mejor se adapte a lo que estás buscando. Pide cita ahora y comienza el tratamiento ante la agorafobia.

loading...
TOPDOCTORS utiliza cookies propias y de terceros para facilitar su experiencia como usuario de nuestra web y captar datos estadísticos mediante el análisis de sus datos de navegación. Si usted continúa con la navegación, entendemos que nos ofrece su consentimiento para el uso de cookies. Puede cambiar la configuración de cookies u obtener más información aquí.