Ablación láser

¿Qué es la ablación láser?

Es una técnica quirúrgica relativamente nueva que se realiza en pocos centros debido a su complejidad. Es una intervención menos invasiva y más segura que la cirugía tradicional.

Además, el proceso de recuperación del paciente es más rápido pudiendo, incluso, regresar a casa pasadas las primeas 24-48 horas tras la intervención.

¿En qué consiste?

Esta técnica se utiliza, principalmente, para la destrucción de hematomas o tumores pequeños que se ubican en una zona profunda del cerebro.

Procedimiento

  1. El paciente es sedado antes de entrar en quirófano. Una vez allí, lo recibe el equipo de Neurocirugía quienes se encargan de realizar una incisión en el cráneo para introducir una sonda láser.
  2. Se traslada al paciente a una sala donde se le practica una resonancia magnética.
  3. Mientras tanto, se ubica la sonda en la zona de la lesión y se le aplica calor hasta destruirla. A medida que se aplica calor en el área los tejidos comienzan a aumentar hasta destruir el tejido blando son deseado. A través de la resonancia el equipo puede controlar que solo se destruyan las células tumorales, evitando sangrados y complicaciones.

Principales ventajas frente a la cirugía tradicional

  • Técnica mínimamente invasiva, con lo cual el periodo de recuperación postoperatorio se simplifica.
  • Menores probabilidades de complicaciones derivadas de los procedimientos abiertos.
  • Solo se genera radiación a través del calor de la ablación, con lo cual se evita la aparición de nuevos tumores.
  • La sonda puede llegar a zonas del cerebro de difícil acceso.
Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación..