¿Necesita ayuda?93 535 12 60

¿La felicidad es posible?

Escrito por el agosto 1, 2018 en Días Mundiales | 0 comentarios

En conmemoración al Día Mundial de la alegría, nuestra especialista en psicología, Neus Garcia Guerra habla de nueve premisas para lograr la ansiada felicidad. Nuestra psicóloga piensa que se tiende a idealizar la felicidad, a creer que existen vidas ideales que se asocian a la felicidad. Como la vida de los multimillonarios o de los actores de cine famosos. La tendencia a idealizar que conlleva compararse y sentirse desgraciado, nos hace menos felices. Porque hace sentir que, en este mundo, hay personas que acceden a la felicidad y nosotros, no somos de este grupo de personas. El ser humano siente felicidad cuando consigue sus objetivos. La felicidad es un estado de ánimo de satisfacción en un momento dado. Surge de la satisfacción y por tanto, no es estable, es un fenómeno de episodios. La felicidad se encuentra en las experiencias enriquecedoras que se viven para conseguir un objetivo, debido a que una vez conseguido lo que se deseaba, la satisfacción es muy breve.

1.- Cuando amas el proceso que vives para conseguir una meta y no te obsesionas con la meta, entonces, encuentras momentos de felicidad. Poner a prueba nuestras capacidades lleva a la autosatisfacción personal, a la confianza en nuestras capacidades. Nietzsche nos dice que ser feliz es ser capaz de probar la fuerza vital, mediante la superación de adversidades y la creación de modos originales de vivir. La felicidad no es solo sentirse bien, sino tener la idea de que uno se encuentra bien encaminado y es capaz de conseguir los objetivos deseados.

2.- Nuestra felicidad no puede depender de acciones que haremos en el futuro o del pasado. Lao Tzu afirma que la felicidad depende de vivir el presente. La persona que solo piensa en el futuro o solo piensa en el pasado, genera ansiedad y deja de disfrutar el momento presente y la verdadera existencia.

3.- La felicidad no se encuentra asociada al bienestar social sino que está totalmente relacionada con la evaluación subjetiva de la persona. Se relaciona con un estado subjetivo y propio del individuo. Surge en un momento en el que confluye la alegría y la satisfacción. Es una condición subjetiva porque es un estado de ánimo particular a cada individuo y no todos somos felices por las mismas razones.

4.- El crecimiento personal y la felicidad van de la mano, superarnos y valorar el progreso que realizo, tiene que ver con nuestros valores y no por lo que tenemos. Sólo estando orgullosos de nosotros mismos, afrontando las dificultades y poniendo esfuerzo podemos sentir felicidad.

5.- La felicidad no se logra con grandes cosas, que pueden suceder pocas veces, sino con pequeñas cosas que ocurren todos los días.

6.- Gandhi defiende la idea de ser uno mismo, nos dice que: La felicidad sólo se encuentra cuando se toma el riesgo de explorar las profundidades de quien es uno realmente. Tener hijos, formar una familia o los logros de la carrera profesional representa una satisfacción, pero nadie conoce la verdadera felicidad hasta que la encuentra dentro de sí mismo.

7.- Vivir por un proyecto es lo que da sentido a la vida. Y una vida plena de sentido es, aunque esté afectada por sufrimientos, lo que nos causa felicidad. Lo que hacemos por el proyecto es lo que nos proporciona felicidad.

9.- La última y más importante, ya que, es la condición previa para todo lo que se ha señalado en las premisas anteriores. Es esencial saber con qué cuento para hacer el camino. Las capacidades que poseo y puedo utilizar y también las dificultades que tengo y que necesitaré tener en cuenta para ayudarme. Así como darme aliento e ir valorando lo que voy consiguiendo, sin desfallecer. Evitando criticarme y recriminarme lo que voy haciendo. Es imprescindible tener una buena relación con uno mismo para sentir satisfacción y acceder a los estados de felicidad.

Compartir

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *