¿Necesita ayuda?93 535 12 60

Día Nacional de la esclerosis múltiple

Escrito por el octubre 25, 2018 en Top Doctors | 0 comentarios

El 18 de diciembre de cada año se celebra el Día Nacional de la esclerosis múltiple (EM), una enfermedad inflamatoria y desmielinizante del sistema nervioso central que constituye la primera causa de discapacidad en adultos menores de 45 años, si exceptuamos la patología traumática. El doctor Arias Gómez escribe sobre esta enfermedad y narra los avances e investigaciones del último ECTRIMS (European Committee of Treatment and Research in Multiple Sclerosis).

Los primeros síntomas

El doctor Arias expone que: “los síntomas iniciales más frecuentes de la EM son la pérdida de visión por neuritis óptica y la alteración de la sensibilidad en una parte del cuerpo por lesiones que afectan a las vías sensitivas. En general estos dos tipos de presentación son las mas benignos y es habitual que los pacientes se recuperen con mínimas o nulas secuelas. Otros síntomas mas graves son la afectación medular, la del tronco cerebral y cerebelo, y la de las vías motoras”.

 

Una enfermedad progresiva

Según el doctor Arias Gómez la EM tiene varias formas evolutivas; la mas frecuente es la que cursa con episodios de recaída (brotes) y recuperación; el paciente siempre está predispuesto a tener un brote grave que le deje secuelas importantes que le dificulten o impidan llevar una vida profesional normal, máxime cuando por su edad todavía su proyecto personal está por completar. También hay que señalar que la EM suele dar lugar a cuadros de fatiga crónica, tanto física como mental, que merman considerablemente su calidad de vida; también no es raro un deterioro cognitivo sutil y progresivo que resulta invalidante en muchas situaciones.

Fuente: SALUD México (@SSalud_mx) Haz click en la imagen para ampliar

 

La enfermedad de las causas desconocidas

Al tratarse de una enfermedad crónica cuya causa última desconocemos, la EM no tiene un tratamiento curativo, aunque en los últimos años se han desarrollado una serie de fármacos que interfieren o suprimen la acción patogénica del sistema inmunitario de estos pacientes.  Estas medicaciones cada vez proporcionan un mejor control de la enfermedad, pero tienen no solo la desventaja de su elevado coste económico sino también la posible producción de efectos adversos graves, sentencia el doctor.

 

Avances y novedades en el tratamiento de la EM

En el último ECTRIMS , (European Committee of Treatment and Research in Multiple Sclerosis), al que acudió el Dr. Arias Gómez  y se celebró en Berlín del 12 al 14 de octubre, se han presentado nuevos avances y recomendaciones derivadas del estudio de largas series de placientes, que nos permiten predecir el curso mas o menos grave de los pacientes ya en el debut de su enfermedad.

En general se preconizan dos grandes tipos de tratamientos, unos inductivos eligiendo los fármacos mas potentes para los casos de comienzo agresivo y otros en forma de escalado para los de inicio mas benigno. En este momento se dispone de fármacos inmunomoduladores de primera línea (acetato de glatiramero, interferón beta 1a y 1b, teruflunomida y tecfidera), fármacos de segunda línea con capacidad inmunosupresora selectiva como el fingolimod y fármacos de alta eficacia como alemtuzumab y natalizumab. También están disponibles en algunos países la cladribina y el ocrelizumab y pronto lo estarán en España. El ocrelizumab ha demostrado eficacia en formas progresivas y la cladribina es un fármaco que se administra por vía oral durante 2 semanas cada año y tiene una considerable eficacia para reducir la tasa de brotes y la progresión de la discapacidad. Al papel de los fármacos habría que añadir el tratamiento del déficit de vitamina D, el cese del hábito de fumar y el combatir la obesidad, ya que estos tres factores modificables se asocian a una peor evolución de la enfermedad, informa el doctor.

En el mencionado congreso también se abordaron algunas patologías muy relacionadas con la EM, que antaño se confundían con esta entidad. Merecen señalarse la neuromielitis óptica, que es una enfermedad de los astrocitos producida por un tipo especial de autoanticuerpos denominados anti-aquaporina4 , y la patología secundaría a otro anticuerpo denominado anti-MOG (glucoproteína asociada  a la mielina). Se ha señalado la importancia del tratamiento temprano y resolutivo porque en ambos tipos de padecimientos suelen producirse recaídas graves, concluye el doctor.

Compartir

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *