¿Necesita ayuda?93 535 12 60

Día Internacional de las Personas Sordas: importancia de la visibilidad y de un cambio social

Escrito por el septiembre 28, 2018 en Días Mundiales, Top Doctors | 0 comentarios

El próximo domingo 30 de septiembre se celebra el Día Internacional de las Personas Sordas. En esta fecha es importante visibilizar a las personas con pérdida auditiva y sus necesidades en la sociedad. Para ello contamos con la colaboración del Dr. Megía López, especialista en Otorrinolaringología en Santander y miembro de Top Doctors. Explica que la pérdida auditiva puede dificultar la comunicación verbal y esto va provocando, progresivamente, distanciamiento, aislamiento y deteriorando las relaciones sociales. Además, asegura que las personas con pérdida auditiva todavía son mal comprendidas en la sociedad en general, por lo que todavía queda mucho por hacer en este sentido.

 

¿Cómo podemos saber si nuestro hijo no oye bien? Importancia de la detección precoz de la hipoacusia infantil y cómo será su tratamiento

Hoy en día, en la mayoría de comunidades autónomas, se hacen pruebas a los recién nacidos para comprobar que oyen bien pero, así y todo, debemos estar atentos si vemos que no reaccionan ante los sonidos o tienen un retraso o ausencia en el lenguaje. En los primeros años de vida es cuando se adquiere el lenguaje y es fundamental para ello que haya una buena audición en esa etapa.

Más adelante, una vez adquirido el lenguaje, podemos sospechar que nuestro hijo no oye bien si notamos que pone la televisión demasiado alta, dice demasiadas veces “¿qué?”, parece que no presta atención o el profesor se da cuenta de que no escucha ni responde en clase como los demás niños.

En ambos casos debemos acudir al especialista en Pediatría, que valorará si es necesario remitirlo al especialista en Otorrinolaringología para hacer el diagnóstico e instaurar el tratamiento más oportuno en cada caso.

 

Tipos de hipoacusia y por qué suelen estar producidas

Básicamente existen dos tipos de pérdida auditiva o hipoacusia:

  •  Hipoacusia de transmisión. Es aquella en la que hay algún problema en el conducto auditivo externo o en el oído medio que impide que las ondas sonoras se transmitan hacia el oído interno. Lo más común es que se trate de un tapón de cera o de una otitis, aunque puede estar producida por otras patologías del tímpano, oído medio o la cadena de huesecillos. En esos casos el especialista en Otorrinolaringología, con un tratamiento adecuado, conseguirá restablecer la audición en la mayoría de los casos.
  • Hipoacusia neurosensorial o de percepción. Es aquella en que la lesión se sitúa en el oído interno o en el nervio auditivo, lo que no permite que los estímulos sonoros lleguen al cerebro. Este tipo de hipoacusia puede ser hereditaria, por exposición prolongada a ruidos intensos, por el deterioro causado por la edad o por otras causas menos frecuentes.

 

Cómo abordar los distintos tipos de hipoacusia

Las hipoacusias de transmisión, como se ha señalado anteriormente, pueden resolverse en la mayoría de casos con tratamiento médico o, a veces, quirúrgico. Las hipoacusias neurosensoriales se pueden beneficiar de la adaptación de una audioprótesis o audífono o, en casos de sordera profunda, de un implante coclear.

En este tipo de hipoacusias es importante que se inicie un tratamiento con ayudas auditivas en cuanto sean necesarias pues, en caso contrario, se puede producir un aislamiento social y, además, la falta de estimulación auditiva empeora el deterioro del sistema nervioso auditivo y de la corteza cerebral.

Está demostrado que las personas estimuladas precozmente con prótesis auditiva mantienen un mayor reconocimiento de sonidos de su entorno que un paciente sin prótesis.

Compartir

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *