¿Necesita ayuda?93 535 12 60

Día de la Mujer: luchando contra los estereotipos de género

Escrito por el marzo 8, 2019 en Días Mundiales | 0 comentarios

Hoy 8 de marzo se celebra el Día Internacional de la Mujer. A lo largo del día se celebran actos, manifestaciones y reivindicaciones que demandan la inclusión de la mujer en todos los aspectos de la sociedad y la denuncia de estereotipos erróneos que se han ido creando y arraigando. Desde Top Doctors nos unimos a la causa, y para ello contamos con la colaboración de nuestra psicóloga la Dra. Sandra Farrera y sus colaboradoras Silvia Di Falco y Ariadna Jutglar, que hablan de cómo los estereotipos de género han afectado a la imagen de la mujer y a su desarrollo íntegro como persona.

¿Cómo afectan los estereotipos a la igualdad de género?  

Dado el momento histórico, es importante hablar del papel de los estereotipos de género y de las creencias descritas según el efecto Pigmalión, ya la relevancia que tienen las ideas sobre nuestra conducta y a las expectativas que muchas veces acaban por convertirse  en realidad.

Sin darnos cuenta y por la educación que hemos recibido, tendemos a asumir que los estereotipos de género son muchas veces verdaderos. Ponemos como ejemplo lo siguientes: “las mujeres son más sensibles; para sentirse realizadas las mujeres tienen que ser madres; las mujeres no tienen un tipo de inteligencia adecuada para ser profesionales con altos cargos como jefas de empresas, ingenieras, científicas…” pero eso no es así; los estereotipos que se han creado pueden ser tan verdaderos como falsos. Además los estereotipos nos llevan a generalizar y así podemos caer nuevamente en errores. Todo ello es pura falacia.

Las creencias erróneas y los estereotipos de género pueden implicar que la sociedad espere ciertas conductas de las mujeres y que ellas mismas actúen de la manera inconsciente, aceptando tales ideas equivocadas. Todo ello hace que la mujer se vea sometida a una enorme presión social, lo que puede llegar a modificar su conducta. Autores como Ajzen (1991) han demostrado que las presiones sociales y las aptitudes modifican nuestras conductas.

Dado que no podemos negar la influencia de tales estereotipos asumidos por la sociedad, podría quedar reflejado que muchas mujeres no eligen carreras técnicas, culturalmente tildadas de masculinas.

 

Lógica VS. emociones  

Los hombres y las mujeres somos diferentes pero nos complementamos. Existen diferencias claras a nivel psicológico entre ambos: la mujer se orienta hacia la gente y establece relaciones interpersonales con mayor facilidad. Es predominantemente verbal y afronta los problemas hablando. Además, se motiva con un alto grado de intuición y se apasiona más por las tareas que emprende. Asimismo, proyecta sus emociones y su propia identidad en el trabajo que lleva a cabo, interesándose por los detalles humanos y personales con gran memoria emocional.

El hombre se orienta hacia cuestiones más prácticas, hacia tareas y obligaciones más que hacía las personas. Afronta los problemas actuando. Además, su intuición decrece para dar paso a la lógica. Realiza sus tareas de manera intensa y objetiva, manteniendo su identidad al margen del trabajo. Este, se interesa más por los hechos y los datos que por las emociones.

Por otro lado, el cerebro en la mujer está mejor estructurado para la empatía emocional (condición imprescindible para liderar), mientras que el cerebro masculino es más eficiente relacionado con el pensamiento racional y sistémico.

Que seamos hombres y  mujeres diferentes no quiere decir que dejemos de tener las mismas oportunidades en todos los ámbitos de la vida.

 

¿Cuál es la incidencia de mujeres universitarias?

Los especialistas dicen que el rendimiento educativo de las mujeres es más elevado que en los varones a lo largo de toda la enseñanza formal y por ello, actualmente, hay una sobrerrepresentación de mujeres en la enseñanza universitaria española.

Los datos indican que la implicación de las mujeres en el ámbito universitario ha aumentado en los últimos años llegando a ser equiparable el número de hombres y mujeres que estudian en las universidades

Aún así, en España, sigue siendo una realidad la existencia de una desigualdad en cuanto a la elección de carreras universitarias, habiendo actualmente un porcentaje muy inferior de mujeres estudiando en el ámbito de ciencias, especialmente en matemáticas, informática, tecnología e ingenierías (Científicas en Cifras, 2017).

Según el Dr. Fanjul, se debería dar  mayor visibilidad a través de los medios de comunicación sobre el trabajo que ejercen las científicas y así poder dar ejemplo a las nuevas generaciones de mujeres que entran en las universidades actualmente. El autor recalca que es ya el momento para dejar atrás estereotipos de género, creencias y expectativas sociales contaminadas y rígidas de antaño y conducir a un actual pensamiento social donde en el mundo científico ambos géneros trabajando en equipo consiguen un mayor y excelente rendimiento como estamos viendo actualmente en las universidades españolas.

Entre hombres y mujeres existen diferencias innegables, no somos iguales, pero podemos ser igualitarios. Según Morin et al. (2013) el contacto y la experiencia directa pueden modificar los estereotipos erróneos que se han ido creando y arraigando en nuestra sociedad. Esperamos que así sea y así lucharemos todos para que esto ocurra.

 

 

Compartir

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *