¿Necesita ayuda?93 535 12 60

Cuidar la salud mental en la infancia y crecer como adultos más felices

Escrito por el octubre 10, 2018 en Días Mundiales, Por tu salud, Tendencias | 0 comentarios

Los trastornos psicológicos son más comunes de lo que se cree: un 25% de la población presentará un trastorno mental a lo largo de su vida, según datos de la Organización Mundial de la Salud. En el Día Internacional de la Salud Mental es importante visibilizar que la necesidad de apoyo psicológico es algo normal que ocurre a una gran parte de la población, así como es el paso a una mejor calidad de vida: más de la mitad de los pacientes aseguran que han recuperado su vida gracias a la terapia psicológica y psiquiátrica.

Los trastornos más comunes en nuestra sociedad son la depresión, las demencias (como el Alzheimer), las fobias, la esquizofrenia y el trastorno bipolar. Todos ellos requieren apoyo de un profesional para tratarlos y, si no se controlan, afectan notablemente la vida del paciente. De hecho, el número de bajas laborales por problemas de salud emocional sigue una tendencia al alza. Aun así, todavía supone un complejo para muchas personas reconocer que necesitan apoyo del psicólogo. Hablamos con la especialista psicóloga Marisol Rodríguez Gutiérrez sobre la necesidad de cuidar nuestra salud mental.

 

Trastornos mentales congénitos o adquiridos

Un punto importante que a menudo se nos pasa por alto al hablar de trastornos mentales es que en muchos casos se causan durante la gestación y el nacimiento, como analiza la experta Sra. Rodríguez: “las causas pueden ser múltiples: de nacimiento, sociales y/o afectivas. Hay niños que tienen dificultades desde su nacimiento, de ahí la importancia de una detección e intervención precoz.

Poner el foco de atención en la infancia y adolescencia puede ser fundamental para crecer como adultos más sanos y felices, ya que las consecuencias de los trastornos mentales que no se han tratado en su origen durante la infancia y adolescencia, repercuten en la edad adulta: “que nuestros niños y adolescentes puedan tener una buena salud mental nos permitirá tener en el futuro adultos con más recursos para hacer frente a las dificultades propias de la vida. Además, enseñar a nuestros niños y jóvenes a ser conscientes de sus limitaciones, de sus potenciales, de sus emociones y de lo que sienten los demás es iniciar un proceso de transformación social con ciudadanos más empáticos y resistentes a los embates de la vida.” recomienda la psicóloga.

psicologia adolescentes

 

Terapia psicológica, el camino a la curación

A pesar del alto índice de problemas de salud mental presente hoy en día, muchos pacientes no ven la necesidad de acudir a la consulta de Psicología o Psiquiatría, en gran parte porque no quieren reconocerse vulnerables. En los casos de niños y adolescentes es fundamental el papel de los padres y tutores, así como el papel del terapeuta: “los terapeutas podemos ser vistos como figuras de autoridad más cercanos a los padres e incluso en aliados para hacerles cambiar. La resistencia en estos casos es un elemento muy importante que hay que trabajar en la terapia generando un espacio de confianza y de diálogo; que el adolescente vea que nuestra intención es comprenderle y ayudarle a él y a sus padres a que las cosas vayan mejor.” concluye la Sra. Rodríguez

Compartir

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *