¿Necesita ayuda?93 535 12 60

425 millones de personas en el mundo afectadas por la diabetes

Escrito por el noviembre 14, 2018 en Días Mundiales | 0 comentarios

Como cada año, el 14 de noviembre se celebra el Día Mundial de la Diabetes. Este año el tema principal se centra en la diabetes y la familia. Para ello, contamos con la colaboración de nuestro reconocido experto en Endocrinología y Nutrición, el Dr. José Antonio Piniés Raposo que habla sobre cómo afecta la diabetes al ámbito familiar.

 

¿Qué es la diabetes?

La diabetes es una enfermedad crónica, caracterizada por una elevada concentración de glucosa en la sangre. Si no se controla, produce a largo plazo importantes complicaciones que dan lugar a una disminución de la calidad y cantidad de vida de las personas que la padecen.

La diabetes afecta a unas 425 millones de personas en el mundo, la mitad de ellas están sin diagnosticar. Esta epidemia del siglo XXI se debe a los cambios en los hábitos de vida caracterizados por un exceso en nuestra dieta de alimentos y bebidas ricos en azúcares y en grasas saturadas y sedentarismo.

En España en el año 2010, un 14 % de la nuestra población mayor de 18 años padecía diabetes, estando un 40% de las personas con diabetes sin diagnosticar. En este estudio se observo que alrededor de otro 14% de las personas tenían prediabetes, es decir, riesgo muy elevado de desarrollar la enfermedad.

Es importante señalar que en personas con prediabetes (riesgo elevado de desarrollar diabetes) se puede reducir el riesgo de padecer diabetes en un 60%, con medidas de cambios de hábitos de vida y ejercicio.

 

Tipos de diabetes

En cuanto a la enfermedad, existen diferentes tipos de diabetes mellitus (DM), los 2 mas importantes son la DM1 y la DM2. La DM1 supone el 10% de los casos y afecta a personas jóvenes, caracterizada por una destrucción autoinmune de las células beta del páncreas productoras de insulina. La DM2 representa el 90% y tiene lugar en la época adulta; su causa es doble, por una parte la resistencia a la insulina en su misión de introducir la glucosa dentro de las células y por otra, la incapacidad del páncreas para secretar la suficiente cantidad de insulina capaz de vencer la resistencia a su acción. Señalar que esta resistencia se produce fundamentalmente por un aumento de la grasa corporal.

Dada la importancia de su diagnóstico a tiempo, las personas mayores de 40 años deberían realizarse una determinación de glucosa anual que podría adelantarse a edades más tempranas si se tiene obesidad, hipertensión, colesterol elevado, antecedentes familiares de diabetes o se ha padecido una diabetes durante la gestación. El examen médico preventivo para detectar esta enfermedad es importante porque podemos diagnosticarla temprano, antes de que se presenten complicaciones, y en aquellos casos en los que se detecte prediabetes, actuar de forma inmediata.

 

¿Cómo puede afectar esta enfermedad al ámbito familiar?

La diabetes puede suponer un coste económico importante para el individuo y la familia. En muchos países, el precio de la inyección de insulina y de la medición de la glucemia pueden suponer la mitad de los ingresos disponibles de una familia, y el acceso regular y asequible a medicamentos esenciales para la diabetes está fuera del alcance de muchos. Por lo tanto, es esencial mejorar el acceso a medicamentos y cuidados asequibles contra la diabetes para evitar costes mayores para el individuo y la familia.

Menos de 1 de cada 4 miembros de la familia tienen acceso a programas de educación sobre la diabetes. Queda demostrado que el apoyo familiar en el cuidado de la diabetes tiene un efecto sustancial en la mejora de los resultados de salud para las personas con diabetes. Por lo tanto, es importante que todas las personas con diabetes y sus familias tengan acceso a la educación y el apoyo continuo en materia de autocontrol de la diabetes para reducir el impacto emocional de la enfermedad que puede dar lugar a una calidad de vida negativa.

 

¿Qué consejos se le pueden dar a la familia de un paciente diabético?

La DM tipo 2, que supone el 90% de los casos, se podría prevenir mediante cambio de hábitos de vida, promocionando una dieta sana y equilibrada, ejercicio físico regular y evitar hábitos tóxicos. En este sentido la familia tiene un papel fundamental en la educación de los factores de riesgo modificable de DM tipo 2 (dieta y ejercicio), los recursos y medios para promover estilos de vida saludables.

Una de cada dos personas con diabetes está sin diagnosticar. El diagnostico y tratamiento tempranos son clave para prevenir las complicaciones de la diabetes y conseguir una buena calidad de vida. El conocimiento de los signos, síntomas y factores de riesgo para todos los tipos de diabetes son vitales para detectar temprano la enfermedad.

El papel de la familia es esencial en el manejo, cuidado, prevención y educación de las personas con diabetes. La experiencia, el soporte y la protección de los familiares van a ser vitales para el buen desarrollo de la vida de estas personas.

 

¿Cuáles son los avances que se han producido en los últimos años?

En los últimos años se han desarrollado nuevas insulinas tanto basales (lentas) como rápidas con mecanismos de acción más fisiológicos que permiten un mejor control de la diabetes y en muchas ocasiones menos hipoglucemias (disminución del nivel de glucosa en sangre). En el campo de los fármacos anti-hipoglucemiantes contamos con nuevas familias de medicamentos que, además de disminuir los niveles de glucosa en sangre, ayudan a perder peso a los pacientes y producen menos hipoglucemias.

Además, algunos de estos fármacos reducen el riesgo cardiovascular y renal en pacientes con DM tipo 2 y un elevado riesgo cardiovascular.

Las nuevas tecnologías, como los sensores con monitorización continua o flash de glucosa que muestran los niveles de glucosa durante 24 horas, lo que permite una vigilancia estricta de los niveles glucémicos que favorece el control de la enfermedad, ayudando así a reducir las complicaciones y a reducir los tiempos en los que los pacientes con DM1 o DM2 pasan en hipoglucemia o en hiperglucemia. Los sensores han sido implementados con alarmas que avisan al paciente en caso de hipoglucemia o hiperglucemia.

Las bombas de infusión continua de insulina son dispositivos que permiten un mejor control de la glucemia a aquellas personas que no lo consiguen con multidosis de insulina.
Los sistemas de lazo cerrado (una especie de páncreas artificial) son ya una realidad. Mediante un sensor en la piel se mide de forma continua el nivel de glucosa subcutánea. Esta información se traslada a un terminal que lleva la persona en el que un microchip con un algoritmo matemático le ordena a una bomba de infusión continua de insulina la cantidad de esta hormona que se tiene que dispensar según el nivel de glucosa en cada momento. Aunque estos sistemas no van a ser de uso general, van a suponer una gran ayuda para algunos pacientes y van a representar un cambio de paradigma en el tratamiento de la diabetes en un futuro no muy lejano.

En cualquier caso, la educación de las personas con diabetes y sus familiares dirigida a conseguir hábitos de vida saludable, automedida y autocontrol de la glucemia y sus factores de riesgo asociados, son esenciales para controlar la enfermedad y evitar sus complicaciones.

El manejo de esta epidemia es una tarea multidisciplinar y en ella se requiere la intervención de médicos, enfermeras educadoras, dietistas, podólogos, psicólogos y autoridades sanitarias.

Compartir

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *