Vivir en el extranjero, una experiencia única donde también puede ser necesaria ayuda psicológica

Escrito por: Anna Vives Roura
Publicado:
Editado por: Patricia Pujante Crespo

Una de las mayores experiencias que nos puede brindar la vida es la oportunidad de, aunque sea una vez, salir de nuestra zona de confort (y seguridad) y aventurarnos a encontrarnos a nosotros mismos allá donde vayamos, sea el país que sea.

Encuadre por detrás de una chica en una ciudad, con una maleta y una mochila - vivir en el extranjero - by Top Doctors
Una de las mejores experiencias de la vida es poder vivir en el extranjero,
pero también es normal necesitar ayuda psicológica

 

Vivir en el extranjero ayudará a conocernos mejor a nosotros mismos

Muchas veces decidirse a irse a vivir fuera va bien, sea de forma planeada o bien inesperada, por circunstancias de la vida. Sea el caso que sea, se abren ante nosotros un sinfín de situaciones ante las que podemos estar más o menos preparados pero de las que, seguro, aprenderemos muchísimo, además de aprender sobre uno mismo.

 

Vivir en el extranjero ayudará a ser resolutivo, autogestionarse, ser independiente y fomentar nuevas relaciones, pero también a pedir ayuda y un sinfín de cosas de las que solo seremos conscientes y valoraremos como enriquecedoras hasta la vuelta.  

 

La ayuda psicológica online puede ser necesaria, y una alternativa para quienes viven fuera

Por otro lado, aunque la experiencia en el extranjero sea única, también puede que la persona necesite y pida ayuda emocional y psicológica, porque estando fuera de “casa” puede sentirse ansiedad, miedo, estrés, inseguridades, incertidumbre…

 

De la misma manera que algunas personas que pasan por un proceso de duelo por la pérdida de un ser querido, u otras que lo han dejado con la pareja y que, emocional o socialmente, no se sienten preparados, buscan apoyo y asesoramiento emocional online en ciertos momentos, ¿cómo no va a necesitarlo alguien que vive lejos de su país y su familia, y ha estado (o está todavía) confinado por protocolos Covid-19? ¿Cómo no va a sentirse triste si las cosas no están saliendo como esperaba? ¿O si han perdido a un ser querido y la distancia limita poder despedirse? O simplemente adaptarse al nuevo país y costumbres.

 

Normalizar las emociones forma parte de los procesos adaptativos y de cambio vital de las personas. Sentir emociones, sean las que sean, es algo totalmente normal, es sano y saludable porque nos informan de nuestro estado de ánimo. Las emociones nos hablan desde el corazón para que la razón actúe y, por ello, cuando lo necesitamos, es saludable alzar la mano y pedir ayuda si lo necesitamos.

 

Una experiencia en el extranjero nos hace fuertes y ayuda a reforzar lazos con seres queridos

Aventurarse a vivir una experiencia en el extranjero es algo muy valiente y aportará infinitas cosas, aprendemos a valorar y valorarnos, aprendemos a ser conscientes de lo que tenemos y dejamos de tener, creamos nuevos lazos sociales e incluso emocionales. Pero vivir fuera también nos ayuda a acercarnos más a los nuestros y a crecer como nunca antes. Aumentará la autoestima y la capacidad de resiliencia, al superar retos diarios. Y, sobre todo, nos sorprenderemos a nosotros mismos de todo lo que hemos sido capaces de hacer. Creceremos desde dentro como un árbol que genera sus propias raíces y que se arraiga con seguridad para que, en adelante, sea solo, acompañado o en familia, podamos volver a vivir nuevamente la mágica experiencia que vivimos en su momento y de la cual tanto aprendimos, algo que recomendaremos, sin duda, a los más allegados, como una de las mejores experiencias vividas.

Por Anna Vives Roura
Psicología

La Lda. Vives Roura es una reputada especialista en Psicología. Cuenta con más de 17 años de experiencia en la profesión y una extensa formación en distintos campos de la especialidad. En concreto, es experta en trastornos del estado de ánimo (estrés, ansiedad y depresión), trastornos adaptativos, trastornos alimenticios, informes neuropsicológicos en Alzheimer y demencias, y en enfermedades neurodegenerativas. 

A lo largo de su trayectoria ha combinado su labor asistencial con la docencia, siendo profesora en la Universitat Abat Oliba, en la asignatura de Trastornos de la Conducta Alimentaria, así como docente, investigadora y responsable del proyecto de prevención en TCA, en la Fundación ABB. Por otra parte, en 2010 fue coordinadora del proyecto de ámbito nacional "Salut i Esport", del Consell Escolar Esport Barcelona (CEEB) y FEBB, dirigido a escolares, padres y docentes de colegios de Barcelona y cuyo objetivo era la detección, prevención y tratamiento de trastornos emocionales infanto-juveniles (2010).

En la actualidad es responsable del área de salud emocional en el departamento de hábitos saludables del Grupo SUEZ y también es responsable de Psicología del departamento de apoyo y acompañamiento psicoemocional en el Centre Ginecològic MBG, además de responsable de Psicología de Beauty Derm - Instituto Dermatológico Clínica Corachán.

Ver perfil

Valoración general de sus pacientes


Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación. El usuario tiene la posibilidad de configurar sus preferencias AQUI.