Una rápida recuperación con la artroscopia de hombro

Escrito por: Dr. Jose Manuel Martínez-Sayanes López
Publicado:
Editado por: Top Doctors®

Se trata de una técnica quirúrgica mínimamente invasiva. En la artroscopia se realizan pequeñas incisiones, entre 5 y 8 mm, a través de las cuales se introducen cánulas, una óptica que permite al cirujano la visualización en un monitor de la articulación glenohumeral, tendones y demás estructuras del hombro. Además, permite la utilización de instrumentos para realizar la mayoría de las intervenciones que antes precisaban cirugía abierta convencional.

La artroscopia al suponer menos disección de las estructuras y tejidos con pequeñas cicatrices reduce el dolor y las complicaciones asociadas a la cirugía convencional. También permite una recuperación más rápida, facilitando la cirugía ambulatoria, que actualmente realizamos en todos nuestros pacientes.

La anestesia utilizada es un bloqueo regional del hombro y brazo operado. Se trata de una una sedación consciente sin precisar anestesia general, que permite realizar la cirugía y el control del dolor durante las 24-36 horas postoperatorias.

 

La artroscopia de hombro reduce las complicaciones de la cirugía tradicional
 


¿Qué procedimientos se pueden realizar con la artroscopia?

En la actualidad, se pueden realizar todos los procesos de reparación y reconstrucción del hombro y se podrían clasificar de forma sencilla en dos grupos:

  • Artroscopia articular, en las que se tratan las lesiones en relación con:

- Luxación o inestabilidad glenohumeral aguda y recidivante tanto anterior, la más frecuente, también cuando está asociada a lesiones óseas, como inestabilidad posterior y multidireccional.

- Lesiones de SLAP o labrum anterosuperior y asociadas a lesiones del tendón de la porción larga del bíceps.

- Lesiones del cartílago y fracturas asociadas.

- Roturas articulares de los tendones el manguito rotador, principalmente subescapular, supraespinoso e infraespinoso.

  • Artroscopia subacromial, el espacio entre la cara superior de los tendones del manguito rotador y el acromion, articulación acromioclavicular y clavícula, en el que mayoritariamente se reparan las roturas de los tendones y ocasionalmente es necesario realizar una liberación.

- Descompresión subacromial: en este espacio se suele realizar una bursectomía del tejido sinovial inflamado, resección de la punta u osteofito anterior del acromion, llamada acromioplastia anterior, que en la actualidad realizamos solo en el 47% de los casos de sutura tendinosa y resección del extremo distal de la clavícula en los pacientes con una articulación acromioclavicular dolorosa.

- Reparación tendinosa del manguito rotador, es la cirugía artroscópica más frecuente, en la que se reparan los tendones supraespinoso, supraespinoso y subescapular. Para ello se utilizan anclajes óseos, en la actualidad de “composites” orgánicos, que transportan las suturas que permiten suturar el tendón al hueso de nuevo.

¿Qué sucede después  de la cirugía?:

Hay una estancia en reanimación de postoperados y recuperación en la Unidad de Cirugía Mayor Ambulatoria durante 4-5 horas hasta el alta a su domicilio, previa evaluación por su cirujano y enfermera de la Unidad. Tras la evaluación le explicarán y entregarán los documentos de alta, con las recomendaciones de tratamiento y cuidados, anteriormente explicados en el preoperatorio por la enfermera de consulta y fisioterapeuta de la Unidad de Hombro.

Postoperatorio y expectativas:

  • Tratamiento del dolor multimodal: se utilizan distintos medicamentos analgésicos y antiinflamatorios, que actúan a distintos niveles, unos días antes, durante y posterior a la cirugía para disminuir el dolor, con menos efectos secundarios.
  • Reposo en cabestrillo: según la lesión tratada entre 3 y 6 semanas, que permite realizar actividades de aseo, actividad cotidiana y ejercicios progresivamente.
  • Un periodo de rehabilitación medio entre 3 y 5 meses, integración progresiva en su actividad cotidiana, laboral, ocio y deportiva en función de la demanda y expectativas de exigencia física, en la mayoría de los pacientes con satisfacción ni restricciones funcionales.

¿Hay posibles complicaciones?

La artroscopia disminuye la incidencia de problemas y morbilidad asociado a la cirugía abierta convencional, a pesar de lo cual, puede asociar:

  • Dolor intenso nocturno.
  • Alteraciones sensitivas en el brazo y mano.
  • Alergia medicamentos o anestésicos.
  • Infección postoperatoria.
  • Rotura de la reparación y rigidez.

Para más información contacte con un especialista en Traumatología

Por Dr. Jose Manuel Martínez-Sayanes López
Traumatología

El Dr. Martínez-Sayanes es el actual Jefe de Servicio de Traumatología y Cirugía Ortopédica del Hospital Nuestra Señora de Fátima de Vigo.

Está licenciado en Medicina y Cirugía General Universidad de Santiago de Compostela y tiene su especialidad de Traumatología y Cirugía Ortopédica en el Hospital Universitario La Paz de Madrid. A parte de ejercer su labor profesional en diferentes hospitales, también ha sido profesor y monitor en Cursos de Cirugía Artroscópica Avanzada de hombro Facultad de Medicina Complutense de Madrid y la Facultad Autónoma de Barcelona.

Además es miembro de la Sociedad Española de Cirugía Ortopédica y Traumatología (SECOT) y de la Sociedad Española Cirugía Artroscópica.

Ver perfil

Valoración general de sus pacientes


TOPDOCTORS utiliza cookies propias y de terceros para facilitar su experiencia como usuario de nuestra web y captar datos estadísticos mediante el análisis de sus datos de navegación. Si usted continúa con la navegación, entendemos que nos ofrece su consentimiento para el uso de cookies. Puede cambiar la configuración de cookies u obtener más información aquí.