Un nuevo tratamiento elimina el dolor de ciática producida por una hernia discal en 3 de cada 4 pacientes

Escrito por: Dr. Carlos Antonio Morales Portillo
Publicado:
Editado por: Cristina Mateo

La ciática puede dejar de ser un problema que te deje fuera de combate durante semanas, y curarse en pocos días con los nuevos tratamientos de la unidad del dolor; aunque te hayan diagnosticado de una hernia discal y te hayan hablado de cirugía.

 

En este artículo, el doctor Carlos Morales, médico anestesista de la Unidad del Dolor del Hospital Quirón de Málaga, nos explica las técnicas más vanguardistas que van a permitir a los pacientes recuperar su movilidad y frenar el avance las lesiones discales (hernias, fisurar, artrosis o protrusión), causantes de 9 de cada 10 casos de ciática.

 

El dolor lumbar es uno de los problemas más comunes en el mundo y la prevalencia en España se sitúa alrededor del 15% entre la población adulta, según el estudio EPISER 2000. En 4 de cada 5 pacientes con dolor lumbar aparece también dolor de “ciática”. Cuando la ciática aparece de forma aguda, la causa más frecuente (hasta el 90%) es que sea debido a una hernia de disco.

 

El mito eterno de “las hernias de disco se curan solas”

 

El hasta ahora, el manejo de un paciente que debutaba con una hernia discal era seguir un tratamiento con medicación oral (antinflamatorios principalmente) y fisioterapia para mitigar el dolor. El dolor de ciática suele mejorar con este tipo tratamientos en 6-12 semanas. No obstante se ha observado que, tras este periodo de tiempo, el dolor reaparece en más de la mitad de los casos, y que el 30% de los pacientes con ciática no responden al tratamiento oral, persistiendo el dolor más de un año.

 

Además, según refiere el Dr. Carlos Morales no todo el mundo está dispuesto aguantar el dolor sin apenas poder moverse tanto tiempo, y muchos pacientes a los que la medicación no les quita el dolor acaban operándose de la espalda por desesperación.

 

En el caso de la hernia de disco lo más importante es tratar la inflamación, ya que en la mayoría de casos la causa del dolor es la reacción inflamatoria, más que la compresión a causa de la hernia. Por esa razón, la cirugía a veces no ofrece buenos resultados. Son frecuentes los casos en que paradójicamente no desaparece el dolor, o reaparece tras extirpar la hernia, a causa de la inflamación y la fibrosis que produce la cirugía.

 

El dolor lumbar es uno de los problemas más comunes y en España afecta a un 15%.

 

Bloqueos e infiltraciones

 

El Dr. Carlos Morales asegura que los bloqueos e infiltraciones son técnicas que mejoran rápidamente el dolor y reducen el tiempo de recuperación al controlar la inflamación actuando en el foco de la lesión. Por lo tanto, en aquellos casos en los que no se consigue controlar el dolor mediante la medicación convencional será preferible recurrir a tratamientos específicos de la unidad del dolor, como son los bloqueos epidurales.

 

Las infiltraciones con ozono es otro de los tratamientos que más se utiliza contra la hernia discal. Esta terapia reduce los niveles de citoquinas e interrumpe la inflamación y favorece los procesos de reparación de los tejidos. Se suele recurrir a este tratamiento cuando los pacientes no toleran los corticoides o bien necesitan infiltraciones de forma periódica.

 

Radiofrecuencia pulsada del ganglio dorsal

 

En los casos en los que el dolor se presenta en forma de ciática en un solo miembro, a causa de una radiculopatía (daño en la raíz nerviosa), la radiofrecuencia pulsada (que no produce lesión térmica) de esta raíz resulta más efectiva para el tratamiento del dolor que las infiltraciones. Los resultados de este tratamiento se alargan durante 3-6 meses, pudiéndose aplicar de nuevo la técnica en caso de que reaparezca el dolor.

 

Técnicas discales

 

Hasta ahora la única forma de tratar una lesión discal ha sido la cirugía. Pero ahora gracias a estas nuevas técnicas avanzadas es posible tratar una hernia discal sin cirugía. Las técnicas que a continuación se numeran están indicadas cuando la causa del dolor radicular o lumbar es una fisura, protrusión o hernia discal.

  • La discólosis con ozono aplica ozono dentro del disco para controlar la inflamación y el dolor. Además, al aplicarse directamente dentro del disco herniado se consigue reducir el tamaño de la lesión y, por consiguiente, menguar la presión intradiscal y peri-radicular, principal causante del dolor.
  • Descompresión discal percutánea: mediante esta técnica se extrae parte del contenido de una protrusión o hernia con la ayuda de una aguja hueca, descomprimiéndose las raíces nerviosas o protrusiones voluminosas.
  • Radiofrecuencia discal QMR (Resadisc): onda eléctrica que, sin emitir calor, rompe los enlaces de las moléculas de agua del núcleo del disco.
  • Tratamiento con láser de la hernia discal (Discolux): descompone el contenido acuoso del núcleo pulposo de una protrusión/hernia sin aumentar la temperatura de los tejidos colindantes.

 

El doctor apunta que estas técnicas permiten revertir la presión y la inflamación causado por esta lesión discal, y apunta a que el dolor suele mejorar pasadas entre 4 semanas, aunque la mayoría de pacientes empiezan a notar mejoría en pocos días. La efectividad de estas técnicas es muy alta, rondando el 75% si hay una única lesión.

 

Muchos de los tratamientos indicados son compatibles entre sí. Por ejemplo, el tratamiento con radiofrecuencia pulsada y la discólosis con ozono. Pero como todo, la aplicación de uno u otro va a depender del estado de la lesión y las características del paciente.

 

Se ha comprobado que cuanto más tiempo se tarde en recuperarse de una lesión lumbar más difícil es que la rehabilitación sea completa, pudiendo el dolor incluso cronificar si no se actúa a tiempo. Si es tu caso, y necesitas ayuda no dudes en contactar con el doctor Carlos Morales, quien se encargará de ofrecerte el mejor tratamiento según sea tú caso.

Por Dr. Carlos Antonio Morales Portillo
Unidad del Dolor

El Doctor Carlos Morales trata a pacientes que no han encontrado solución a su dolor para que recuperen su calidad de vida y vuelvan a realizar las actividades que le necesitan hacer, sin necesidad de medicación ni cirugía.

El Doctor Carlos Morales es licenciado en medicina por la Universidad de Navarra. Como médico anestesista de la Unidad de Tratamiento del Dolor ha realizado un postgrado y tres másters en esta área del tratamiento del dolor: Master de Neurociencias del Dolor de la Universidad de Granada, el Master de Anestesia Regional por ecografía de la Universidad de Salamanca, y Master Experto Universitario en Dolor de la UCA año 2020.

Con sus ocho años de experiencia, el doctor es experto en técnicas mínimamente invasivas en el tratamiento de lumbalgia, ciatalgía, cervicalgia, hernias lumbares, dolor miofascial, dolor neuropático y artrosis, entre otras dolencias.

Como miembro de la Sociedad Española del Dolor, y socio fundador de la Soc. Española Multidisciplinar del Dolor, el doctor Morales es un referente para los pacientes con dolor crónico

Gran experto en los bloqueos guiados por ecografía. Acreditado como Experto en Radiofrecuencia para el tratamiento del dolor lumbar por el comité de radiofrecuencia de la SED, también realiza técnicas como la rizólisis o la radiofrecuencia pulsada con la máxima seguridad y garantía de éxito.

Promotor del empleo de medicina regenerativa como la ozonoterapia, el plasma rico en plaquetas, las células mesenquimales, el ácido hialurónico de nueva generación y el colágeno purificado en la prevención de procesos degenerativos y en el tratamiento del dolor. Defensor del uso de las nuevas tecnologías para la mejora de la atención y accesibilidad del paciente a los servicios médicos.

En el Hospital Quirón de Málaga (grupo hospitalario privado más importante de España), el doctor Morales realizo 577 intervenciones para el tratamiento del dolor en el año 2020. Con estas técnicas se facilita que el paciente inicie una rehabilitación temprana, previniendo que el dolor progrese y que llegue a afectar seriamente a la calidad de vida de la persona.

Ver perfil

Valoración general de sus pacientes


Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación..