Un mal entrenamiento, el origen de muchos dolores lumbares

Escrito por: Dr. Sebastián Cruz Morandé
Publicado:
Editado por: Patricia Pujante Crespo

El Dr. Cruz, especialista en Traumatología y Cirugía Ortopédica y experto en columna vertebral, explica las claves para no sufrir dolor de espalda antes y después de las carreras, además de dar recomendaciones para evitar lesiones.

 

Y es que correr aporta multitud de beneficios, tanto a nivel físico como mental. Permite aumentar la capacidad pulmonar, reducir el riesgo de enfermedades cardíacas, bajar de peso, mejorar la postura vertebral o minimizar el estrés. Sin embargo, si el deporte no se practica correctamente y de manera responsable, puede provocar lesiones, especialmente en las rodillas, tobillos y/o espalda.

Primer plano de las manos y piernas de una chica en una pista de atletismo - mal entrenamiento y lesiones - by Top Doctors
Una buena planificación del entrenamiento, un estudio de la pisada
y un reconocimiento médico deportivo pueden evitar muchas lesiones

 

¿Por qué se producen muchas de estas lesiones?

Muchas dolencias al correr o practicar cualquier deporte vienen provocadas por una falta de planificación durante el entrenamiento. De hecho, la preparación física debería ser distinta según la actividad que se vaya a desarrollar, así como según la edad, los factores de riesgo de poder padecer alguna enfermedad de columna, el diagnóstico médico e incluso el material empleado.

 

Importancia del estudio biomecánico antes de la práctica deportiva

Antes de cualquier práctica deportiva se recomienda un estudio biomecánico realizado por un podólogo o un ortopedista. De esta manera se podrán detectar con un estudio de la pisada posibles alteraciones en esta, saber en qué condiciones trabajan las piernas del corredor y recomendarle el mejor calzado, en base a sus necesidades, así como posibles plantillas personalizadas.

 

Analizando la técnica de la carrera se podrán prevenir lesiones del aparato locomotor comunes en corredores, especialmente las provocadas en pies, rodillas y caderas.

 

Una mala pisada afecta a la columna

Pero es que el tipo de pisada también afecta a la columna. Una mala pisada no solo reparte presiones y tensiones sino que transmite los impactos de forma desequilibrada. Cuando esto ocurre la columna adopta posturas para forzar la marcha y recarga las articulaciones vertebrales, lo que provoca molestias antes y después de correr.

 

El reconocimiento médico deportivo y el estudio de la marcha, también recomendables

Para evitar lesiones de columna (o cualquier lesión deportiva) es recomendable, además de un estudio de la marcha, un reconocimiento médico a nivel traumatológico y cardiorrespiratorio, realizar previamente una prueba competitiva y un entrenamiento diario pautado. Este entrenamiento debe estar basado en ejercicios de fuerza para tonificar las piernas y otros de fortalecimiento, tanto de la zona abdominal como de la zona lumbar (toda la espalda en general). Además, es importante practicar un buen calentamiento que active la musculatura y, cada vez que se termine la actividad física (sea en competición o no), realizar estiramientos, relajarse con baños o chorros de agua, reposar y mantener los pies en alto para mejorar el retorno venoso. Es imprescindible también una alimentación e hidratación adecuada, antes y después del ejercicio.

 

¿Cómo corregir el dolor en caso de patología de columna y adaptar el entrenamiento?

Si el corredor parte de un diagnóstico en que existe una patología de columna, los cuidados deben ser minuciosos.

 

El especialista será quien determine si el deportista está en condiciones de realizar la actividad física en concreto, en base a su patología y del tipo de carrera. También establecerá las pautas de entrenamiento, que deberán combinarse con un preparador físico, siempre que la patología lo permita.

 

A posteriori se elegirá el calzado, tras un examen completo y un estudio de biomecánica, ya que el impacto de la pisada sobre la columna no es igual en asfalto que en terreno irregular, en desnivel o en llano.

 

No obstante, si el paciente tiene molestias lumbares o lesiones por sobrecarga de manera frecuente, con dolor, inflamación y contractura al forzar la musculatura, es imprescindible acudir a un experto. De esta manera se podrá valorar el estado de la lesión, ya que muchas veces son provocadas por una mala planificación deportiva y otras, simplemente, por una dismetría de las piernas, en el caso de corredores, o bien por una mala higiene postural. A veces es mejor escuchar a nuestro cuerpo y hacer reposo, si el dolor de espalda es agudo.

Por Dr. Sebastián Cruz Morandé
Traumatología

El Dr. Sebastián Cruz es licenciado en Medicina y especialista en Cirugía Ortopédica y Traumatología, con dedicación preferencial en la Cirugía de la Columna Vertebral. Además cuenta con interés especial en la Traumatología Deportiva.

Tiene una larga trayectoria profesional, pero actualmente es especialista en Traumatología en la Clínica San Miguel de Pamplona y Tudela.

Ver perfil

Valoración general de sus pacientes


TOPDOCTORS utiliza cookies propias y de terceros para facilitar su experiencia como usuario de nuestra web y captar datos estadísticos mediante el análisis de sus datos de navegación. Si usted continúa con la navegación, entendemos que nos ofrece su consentimiento para el uso de cookies. Puede cambiar la configuración de cookies u obtener más información aquí.