Tratar la miopía infantil es clave para combatir el fracaso escolar

Escrito por: Dr. Francisco Gómez-Ulla de Irazazábal
Publicado: | Actualizado: 04/01/2019
Editado por: Alicia Arévalo

La miopía es un problema oftalmológico que consiste en la dificultad de enfocar bien los objetos lejanos, haciendo que se perciban de manera borrosa y poco definida, mientras se ven correctamente los cercanos. Aunque existe la creencia de que esta enfermedad ocular es propia de adultos, es importante reseñar que la forma más común de miopía suele presentarse entre los 6 y los 8 años de edad, aumentando media dioptría al año hasta la adolescencia.
 

Es importante que los familiares estén atentos a signos que indiquen que el niño puede padecer miopía.

Principales síntomas de la miopía infantil

Al manifestarse en unas edades tan tempranas, en las que los niños pueden no ser capaces de trasladar los síntomas, es importante que los familiares estén atentos a los signos que pueden alertar de esta patología como acercarse mucho a los libros al leer, sentarse muy cerca de la televisión, entrecerrar los ojos para intentar ver mejor o no ver bien la pizarra en el colegio.
 

Causas que la originan

Existen factores que influyen en su aparición y que deben tenerse muy presentes. Por un lado está el componente genético. Si uno de los padres es miope se multiplica la posibilidad de que el niño también desarrolle esta enfermedad. Por otro lado, las costumbres actuales que hacen trabajar la visión próxima como el uso de teléfonos móviles, ordenadores, tabletas y videojuegos.

En la actualidad se sabe que pasar tiempo al aire libre ejerce un efecto protector contra el desarrollo de la miopía. Esto se debe, entre otros motivos, a que la luz del sol estimula la producción de dopamina por las células de la retina, controlando así el crecimiento del ojo. Si la exposición a la luz solar no es la suficiente, la producción de dopamina se inhibe incrementando las posibilidades de desarrollar miopía. De ahí que la progresión de la miopía sea mayor en invierno que en verano, debido a las pocas horas al aire libre. Además el desenfoque de la imagen sobre la retina hace que ésta envíe señales para frenar su crecimiento en caso de miopía.


Tratamiento de la miopía infantil

Tratar la miopía infantil es clave para combatir el fracaso escolar al que suele ir asociada esta patología. Tan sólo será necesario prescribir al menos el uso de gafas graduadas en función de las dioptrías que presente. Para ello el oftalmólogo realizará una toma de agudeza visual y prueba de refracción. Una vez diagnosticado será necesario que realice revisiones periódicas, por lo menos una vez al año para controlar su progresión.

Además hay que incentivar los juegos de los niños al aire libre para que pasen unas 3 horas al día con luz solar y prescribir gotas de atropina superdiluida al 0,01 % una vez por la noche que son las mejores medidas que podemos tomar para intentar frenar la progresión de la miopía en niños.

Por Dr. Francisco Gómez-Ulla de Irazazábal
Oftalmología

El Dr. Gómez-Ulla es una eminencia en Oftalmología. Fundador y Director Médico del Instituto Oftalmológico Gómez-Ulla, Catedrático de Oftalmología de la Universidad de Santiago de Compostela (USC) y Jefe del Servicio de Oftalmología del Complejo Hospitalario Universitario de Santiago de Compostela (CHUS), cuenta con más de 40 años de experiencia y una extensa formación en distintos campos de la especialidad. En este sentido destaca en los tratamientos de desprendimiento de retina, DMAE, retinopatía diabética, patología macular diabética, patología vascular retiniana, cuerpos flotantes y centellos, alta miopía, cirugía de la catarata y cirugía de la presbicia.

A lo largo de su trayectoria profesional ha combinado su labor asistencial con la docencia, manteniendo una importante actividad como Catedrático de la Facultad de Medicina de la USC. Asimismo, cuenta también con una gran experiencia científica en la lucha contra los problemas de la visión al participar desde el Instituto Oftalmológico Gómez-Ulla en numeroso ensayos clínicos contra la ceguera tanto a nivel nacional como internacional.

El Dr. Gómez-Ulla ha recibido las distinciones más prestigiosas en su especialidad, como son los premios Arruga, Castroviejo, profesor Barea, es Best Doctor español 2011, premio Bausch & Lomb al mejor retinólogo español 2012, premio Gallego del Año 20015 y premio al “prestigio profesional” 2018 por la revista Ejecutivos.

Ver perfil

Valoración general de sus pacientes


TOPDOCTORS utiliza cookies propias y de terceros para facilitar su experiencia como usuario de nuestra web y captar datos estadísticos mediante el análisis de sus datos de navegación. Si usted continúa con la navegación, entendemos que nos ofrece su consentimiento para el uso de cookies. Puede cambiar la configuración de cookies u obtener más información aquí.