¿Qué tratamientos de ortodoncia requieren cirugía?

Escrito por: Edgar Alejandro Cabrera Gómez
Publicado: | Actualizado: 20/04/2018
Editado por: Anna Raventós Rodríguez

La mayoría los tratamientos odontológicos contemporáneos deben evaluarse con una filosofía de trabajo interdisciplinaria en dónde se fusionen todas las especialidades para poder rehabilitar la función del sistema estomatognático.

 

Con la tecnología actual, hay casos ortodónticos específicos que pueden ser solventados de manera más sencilla y rápida bajo la interacción Orto-quirúrgica.

 

Deformidades dentofaciales

Las deformidades dentofaciales son un grupo de alteraciones que se presentan en el maxilar superior e inferior y que establecen entre ambas una relación oclusal alterada, caracterizada por anomalías de tamaño y posición de estos huesos respecto a la base del cráneo repercutiendo en la armonía facial de nuestros pacientes. Cada tipo de deformidad dentofacial (clase I, II o III) está caracterizada por ciertos patrones que traen repercusiones esqueléticas, faciales, dentales y articulares.

 

El tratamiento de las anomalías dentofaciales en sus casos más severos siempre es quirúrgico y se corrige con la realización de una Cirugía Ortognática. Para poder realizar este tipo de cirugía mayor es necesario que el paciente realice un tratamiento ortodóntico en dos fases:

 

  • Fase prequirúrgica; preparamos al paciente para la cirugía, moviendo los dientes con fuerzas controladas ejercidas por aparatología ortodóncica a la posición ideal dentro del hueso maxilar o mandibular dejándolos nivelados y alineados para poder someterse al procedimiento quirúrgico. Éste consiste en realizar unos cortes (fracturas controladas) en los maxilares para llevarlos a una posición ideal y estable con respecto a la base del cráneo que brinde una mejor apariencia estética mejorando la función oclusal y articular.
  • Fase post-quirúrgica, en la que se terminan de realizar ajustes en la posición de los dientes para lograr el resultado final esperado: estabilización de la oclusión ideal.

 

Las deformidades dentofaciales son un grupo de alteraciones que se presentan en el maxilar superior e inferior

 

Por otra parte, es muy conveniente destacar que estas especialidades (Ortodoncia – Cirugía Bucal y Maxilofacial) guardan relaciones diarias más directas en nuestras consultas, que son las que les van a permitir al especialista en Ortodoncia resolver y establecer la idealización del Sistema Estomatognático a través de una función oclusal estable. Por ello, se debe plantear durante el tratamiento un abordaje sistemático y objetivo en donde se permita conseguir está reposición dental saludable, planteando procedimientos quirúrgicos menos invasivos de tejidos duros tales como exodoncias de terceros molares superiores e inferiores, corticotomías alveolares selectivas o flexicorticotomías, instalación de aditamentos de anclaje como los microimplantes o microtornillos de ortodoncia, implantes dentales, implantes cigomáticos, elevaciones de seno maxilar, osteotomías subapicales u osteotomías segmentarias; y de tejidos blandos tales como frenilectomías labiales, linguales, excisión de tejidos y todo tipo de cirugías muco-gingivales.

 

Lo más importante de todo tratamiento es establecer un diagnóstico oportuno de cualquiera de los tres grupos mencionados anteriormente que nos permita establecer un protocolo de planificación de tratamiento individual de cada caso con objetivos claros y adaptados a las necesidades y requerimientos del paciente en dónde el especialista pueda indicar procedimientos quirúrgicos mayores o menores que sean efectivos, armónicos y longevos.

 

 

¿Cómo y cuándo se realiza? ¿Puede hacerse con cirugía mínimamente invasiva?

Con el establecimiento inicial de un diagnóstico oportuno, objetivos claros del tratamiento y comunicación interdisciplinaria entre los especialistas, es posible instaurar un protocolo de trabajo en donde el paciente tenga claro toda la planificación del tratamiento seleccionando el tipo de procedimiento quirúrgico a realizar y el tiempo de indicación del mismo. Generalmente, los tratamientos de ortodoncia requieren para su iniciación una evaluación periodontal estricta que va a conducir a lo largo del tratamiento, el mantenimiento de la higiene bucal, instalación de la aparatología ortodóncica y conducción del tratamiento inicialmente con movimientos menores, para poder establecer en un momento indicado la interconsulta de reevaluación y programación del procedimiento quirúrgico menor o mayor.

 

 

¿Qué es la cirugía mínimamente invasiva?

El concepto de cirugía mínimamente invasiva está muy de moda actualmente y proviene principalmente de la cirugía cardiovascular, de la que se ha ido extendiendo a otras especialidades quirúrgicas como la traumatología y cirugía ortopédica, neurocirugía, cirugía plástica y bucomaxilofacial, entre otras. En líneas generales, su fundamentación se basa en la utilización de tecnología para realizar cirugías guiadas por el ordenador que sean menos mórbidas, abordajes muy pequeños casi imperceptibles, técnicas tunelizadas con instrumentación especial que permiten conseguir la recuperación y reinserción más rápida de nuestros pacientes a sus labores diarias, con resultados estéticos funcionales estables y longevos en el tiempo.

 

Actualmente la cirugía mínimamente invasiva es ampliamente utilizada en la odontología en el campo de la implantología oral, consiguiendo la instalación de estos dispositivos en regiones óseas críticas, evitando o disminuyendo el número de procedimientos quirúrgicos y facilitando la rehabilitación implanto soportada en menos tiempo y con resultados estéticos-funcionales excelentes. Asimismo, podemos implementar está tecnología en casos Orto-quirúrgicos, planificando de manera digital todos los movimientos y cirugías ambulatorias con una mayor precisión concebida en la impresión de férulas guiadas que, combinadas con instrumentales especiales, facilitan la resolución de casos que pudiesen tener una mayor complejidad.

 

Lo más importante de todo tratamiento es establecer un diagnóstico oportuno

¿Qué complicaciones puede haber?

Todo procedimiento quirúrgico requiere de una preparación pre-operatoria completa donde se realizan exámenes de laboratorio en conjunto con evaluaciones realizadas por médicos especialistas que son fundamentales en la planificación del tratamiento.

 

A menudo observamos en nuestras consultas que los pacientes muestran cierto grado de ansiedad mezclado con desinformación ante un procedimiento quirúrgico.

 

Es de suma importancia hacerles saber que actualmente los protocolos de trabajos dictaminados por las diferentes Sociedades Científicas son muy claros, y con la creación de éstos y mejoras de diferentes consensos la posibilidad de riesgos y complicaciones es cada vez menor, siempre y cuando se cubran todas las variables concernientes al procedimiento.

 

Es importante que el paciente entienda con claridad el acto al que será sometido mencionando y explicándole todos los cuidados concernientes a su cirugía. No es fácil para ningún especialista hablar de los fracasos, la tendencia natural o instintiva de todo ser humano es presentar primero las indicaciones, los éxitos y tratar de no mencionar las posibles complicaciones o fracasos; éstos, sin embargo, deben de ser considerados como un factor de evolución en nuestras consultas para hacer un análisis correcto de la frecuencia de aparición, origen probable y, sobre todo, cómo disminuir su aparición.

 

Dentro de la cirugía dentoalveolar o cirugía oral menor podemos mencionar como las complicaciones post-quirúrgicas más frecuentes: los cuadros inflamatorios asociados a dolor, trismus (limitación de apertura bucal que va recuperándose con el proceso evolutivo), hematomas, infecciones asociadas a la ingesta de alimentos u hábitos que estén contraindicados (fumar), hemorragias post-quirúrgicas que cada vez son menos, ya que con el correcto estudio de la rutina pre-quirúrgica podemos evaluar o predecir el comportamiento de nuestros pacientes ante la injuria a la que será sometida. Generalmente, todas estas complicaciones son consideradas como menores y de fácil resolución para el especialista tratante, sin embargo, no podemos descartarlas cuando damos la información a nuestros pacientes en la consulta.

 

 

¿Qué recuperación necesitará el paciente?

La responsabilidad del especialista tratante o de su equipo de trabajo interdisciplinario no termina al completar el acto quirúrgico sino que también debe cerciorarse de que el paciente pueda conseguir su recuperación de manera satisfactoria y lo más pronto posible. Esta atención satisfactoria, para nosotros es clave en la confianza en el tratamiento y resolución de todas las dudas para así evitar complicaciones después del acto quirúrgico. Por ello, consideramos de suma importancia el establecer una comunicación constante y clara entre ambas partes, teniendo disposición de resolución de dudas y posibles complicaciones.

 

En esta recuperación juega un papel importante el reposo, que es necesario para la curación de las heridas haciendo énfasis en que el cuadro inflamatorio post-operatorio es normal y necesario para conseguir la instauración de un proceso fisiológico con todas las células de defensa responsables para conseguirlo se instauren de manera equilibrada. Recordarles por todos los medios posibles que la cirugía oral es una cirugía menor, por lo que es natural que ocurran cambios temporales en su boca y en las zonas cercanas a la herida quirúrgica. No debe preocuparse, se reincorporará normalmente a sus funciones en unos pocos días, pero es muy importante que siga una serie de indicaciones detalladas, que incluya medicación postoperatoria (antibiótico, analgésico), para su pronta recuperación, prevenir complicaciones y pueda sentirse más cómodo.

 

Finalmente, el trabajo interdisciplinario es uno de las fortalezas que hay que contemplarse al plantear un manejo integral de nuestros pacientes, y la integración con otras áreas de la salud como la fisioterapia, en distintas fases del tratamiento, mejora de manera exponencial la confortabilidad, adaptación y resultados estéticos funcionales de los pacientes.

Por Edgar Alejandro Cabrera Gómez
Odontología y estomatología

El Dr. Cabrera forma parte del equipo de expertos de la Clínica Intersalud. Empezó su formación en Caracas y sigue completándola en España. Compagina su labor asistencial con la docencia, y ha participado en numerosos simposios, congresos y jornadas de la especialidad.

Ver perfil

Valoración general de sus pacientes


TOPDOCTORS utiliza cookies propias y de terceros para facilitar su experiencia como usuario de nuestra web y captar datos estadísticos mediante el análisis de sus datos de navegación. Si usted continúa con la navegación, entendemos que nos ofrece su consentimiento para el uso de cookies. Puede cambiar la configuración de cookies u obtener más información aquí.