Tratamientos de la disfunción eréctil

Escrito por: Dr. Luis Rodríguez Vela
Publicado:
Editado por: Yoel Domínguez Boan

La disfunción eréctil es un problema sexual que afecta a cerca de una cuarta parte de los varones en edades comprendidas entre los 25 y los 70 años. Su prevalencia aumenta con la edad, y en España se estima que afecta a cerca de dos millones de personas.

 

Factores de riesgo para la disfunción eréctil

La disfunción eréctil está asociada a una serie de factores de riesgo, que en ocasiones es la principal causa de la mencionada disfunción. Algunos de estos factores de riesgo son:

  • Diabetes
     
  • Obesidad
     
  • Enfermedad cardiovascular periférica
     
  • Hipertensión arterial
     
  • Hipercolesterolemia

Una vez identificados los factores de riesgo, hay que convencer al paciente de que estos factores agravan su disfunción, e incluso pueden derivar en complicaciones cardio-vasculares serias, por lo que se aconseja controlar y tratar los factores de riesgo, impidiendo la progresión de la disfunción. Cabe señalar que la disfunción puede ser la primera señal de alarma de enfermedad cardio-vascular.

 

Tratamiento de la disfunción eréctil

Los distintos tratamientos siguen una estrategia de menos a más agresivo.

1º línea de tratamiento: a través de fármacos administrados por vía oral, ondas de choque, dispositivos de vacío.

2º línea de tratamiento: inyecciones intracavernosas.

3º línea de tratamiento: implante de una prótesis de pene.

 

Tratamientos de la disfunción eréctil de primera línea

Son los fármacos orales, las ondas de choque y los dispositivos de vacío.

  • Fármacos orales: son los inhibidores de la PDE-5, potenciadores de la erección. Actualmente existen cuatro tipos: el sildenafilo, el tadalafilo, el vardenafilo y el avanafilo. El sildenafilo, el vardenafilo y el avanafilo son de acción rápida, con efectos entre los 30 y los 60 minutos posteriores a su ingesta. En el caso del tadalafilo, su acción es más lenta y ofrece la posibilidad de mantener relaciones de manera espontánea. No obstante, la ingesta de estos fármacos tiene efectos secundarios como cefalea, dolor de cabeza, rubor facial, acidez o dolor de estómago y congestión nasal.
     
  • Ondas de choque de baja intensidad: estas ondas favorecen la neovascularización, produciendo un efecto positivo en la circulación sanguínea. Así, las ondas de choque a baja intensidad aumentan la secreción de factores de crecimiento, estimulan la formación de células madre y regeneran el endotelio de los vasos sanguíneos.
     
  • Dispositivos de vacío: son dispositivos crean vacío a través de una campana en la que se introduce el pene y se da la entrada de sangre venosa en él, consiguiendo así una erección, aunque se deberá colocar un anillo de compresión en la base del pene para mantenerla.
La disfunción eréctil es la incapacidad para mantener una erección que permita
mantener una relación sexual satisfactoria. 

 

Tratamiento de la disfunción eréctil de segunda línea

En el momento en el que el paciente no responde a los inhibidores ni a las ondas de choque, se debe apostar por un tratamiento de segunda línea.

Este gira en torno al Alprostadilo, un iniciador de erección que se puede administrar mediante cremas, con una inyección o con un microdispositivo intrauretal.

  • Alprostadillo en crema tópica: la crema se administra en el glande y es de acción rápida (en torno a un cuarto de hora).
     
  • Alprostadilo intrauretal: es un microsupositorio que se coloca en el interior de la uretra, y a posteriori se ha de masajear el pene para que el fármaco pase a los cuerpos cavernosos y efectúe la erección.
     
  • Inyección intracavernosa del alprostadilo: tras su aplicación, la erección aparece a los cinco minutos. No obstante, se ha de enseñar al paciente o a su pareja a realizar una correcta inyección.
     

Tratamiento de la disfunción eréctil de tercera línea: la prótesis de pene

En el caso de que ninguno de los tratamientos funcionase, la última opción de tratamiento es el de la prótesis de pene.

Hoy en día, se comercializan prótesis maleables o inflables, también conocidas como de tres componentes. Estas últimas son las más aceptadas por los pacientes y la más recomendada por los urólogos, ofreciendo esas prótesis una flacidez mejor y una erección más natural.

Para más información sobre la disfunción eréctil, consultar con un especialista en Urología.

Por Dr. Luis Rodríguez Vela
Andrología

Prestigioso especialista en Andrología-Medicina Sexual con más de 25 años de experiencia. Master en Disfunción Eréctil e Infertilidad en Boston  University  (USA). Jefe de Sección de Urología y Andrología del Hospital Universitario "Miguel Servet"  y Profesor de Urología de la Universidad de Zaragoza. Pionero en la corrección quirúrgica de la incurvación del pene y en microcirugía (reversión de vasectomía, varicocele). Pionero en el tratamiento con ondas de choque para curar la disfunción eréctil.

Ver perfil

Valoración general de sus pacientes


TOPDOCTORS utiliza cookies propias y de terceros para facilitar su experiencia como usuario de nuestra web y captar datos estadísticos mediante el análisis de sus datos de navegación. Si usted continúa con la navegación, entendemos que nos ofrece su consentimiento para el uso de cookies. Puede cambiar la configuración de cookies u obtener más información aquí.