Tratamiento del estrés postraumático: técnicas de intervención y EMDR

Escrito por: Dra. Judit March
Publicado: | Actualizado: 20/04/2018
Editado por: Patricia Pujante Crespo

El Trastorno por Estrés Postraumático (TEPT) es un trastorno de ansiedad caracterizado por la aparición de síntomas propios que siguen a la aparición de un acontecimiento estresante y traumático, en el que el individuo se ve envuelto en hechos que representan un peligro real para su vida o cualquier otra amenaza para su integridad física o psicológica.

La Psicología y las técnicas de EMDR pueden ayudar
en el Trastorno del Estrés Postraumático

 

 

Síntomas de Trastorno por Estrés Postraumático

Los síntomas pueden aparecer en personas que han vivido la experiencia traumática en primera persona y también puede manifestarse en familiares u observadores cercanos al hecho. La gran parte de las personas que experimentan una situación traumática presentan síntomas al principio, solo algunas de ellas desarrollarán un TEPT a medio o a largo plazo y el trastorno se manifiesta aproximadamente en un 20% de las personas que viven un acontecimiento traumático (Casado, M 2003).

Las posibilidades de desarrollar este trastorno dependen de muchas variables:

  • La intensidad o duración de la experiencia traumàtica
  • La proximidad con el acontecimiento
  • La intensidad de la reacción experimentada por la persona
  • El grado de control sobre lo sucedido
  • El grado de apoyo que recibe la persona después de experimentar el acontecimiento traumático

 

Cómo abordar el Trastorno por Estrés Postraumático desde la Psicología

Las técnicas que se han demostrado como las más eficaces para tratar el trastorno por estrés postraumático (TEPT) son las intervenciones derivadas del modelo cognitivo-conductual (exposición en vivo o en imaginación, desensibilización sistemática, reestructuración cognitiva) y la Terapia EMDR (desensibilización y reprocesamiento a través de movimientos oculares).

 

Técnica EMDR para el Trastorno por Estrés Postraumático

El EMDR és un abordaje psicoterapéutico que fue inicialmente desarrollado como un tratamiento eficaz para intervenir sobre el Trastorno de Estrés Postraumático, y que posteriormente, dada su eficacia, se ha ampliado a multitud de patologías. Este método está preferiblemente indicado para trabajar eventos traumáticos, aunque también es eficaz para trabajar con los problemas del estado de ánimo como ansiedad, depresión, estrés laboral, duelos no resueltos, etc.

La intervención tiene como principal objetivo el poder situar las cosas del pasado en el pasado y poder vivir el presente con más libertad. Podemos decir que "EMDR" es una forma de ayudar a la mente a recuperarse y si además la combinamos con Terapia Cognitivo-Conductual los resultados que se consiguen son mucho mejores, mucho más estables y más duraderos en el tiempo.

Normalmente se trabaja básicamente desde estas dos orientaciones de manera combinada, desde la Terapia Cognitivo-Conductual y desde el EMDR.

 

 

Diferencia de la EMDR con otras terapias para el Trastorno de Estrés Postraumático

El protocolo de aplicación del EMDR pone en funcionamiento el mecanismo mediante el cual la información referente a la experiencia traumática se reestructura o reprocesa favoreciendo la regulación emocional en el presente y facilitando el cambio a nivel de pensamiento. La aplicación del proceso incluye la estimulación bilateral alternada (combinando la parte derecha e izquierda del cuerpo) mediante el movimiento ocular, "tapping" (golpecitos en los rodillas o en las manos) o a nivel auditivo.

Este procedimiento estimula los dos hemisferios cerebrales, favoreciendo la comunicación entre estos y desbloqueando la información contenida en el sistema nervioso. Así, todos los aspectos que habían quedado fragmentados por la situación traumática se vuelven a estructurar y se integran adecuadamente a nivel neuronal, pasando a ser parte de los recuerdos, es decir, dejan de activarse en el presente y dejan de causarnos malestar. La emoción del miedo que era consecuencia de los hechos pasados desaparece dejando paso a una sensación de seguridad.

El EMDR es una técnica científicamente demostrada como muy eficaz, rápida, potente y estable. Actualmente está recomendada por las guías de práctica clínica en países como EE.UU. Inglaterra, Irlanda e Israel así como por la Organización Mundial de la Salud (OMS) como intervención imprescindible en tratamientos relacionados con el Trastorno por Estrés Postraumático, tanto en población infantil como en adulta.

http://www.juditmarch.com/language/es/intervencion-psicologica-a-victimas-de-atentados

Por Dra. Judit March
Psicología

La Dra. March es una reputada especialista en Psicología Clínica y Psicóloga General Sanitaria. Cuenta con más de 15 años de experiencia en la profesión y una extensa formación en distintos ámbitos de la especialidad y ramas profesionales relacionadas, tales como la psicoterapia, la atención a personas con problemas de salud mental, terapia de pareja, trastornos alimentarios y trastornos de estrés postraumático, entre otras especializaciones. Por otra parte, a lo largo de su trayectoria profesional ha combinado su labor asistencial con la docencia, siendo formadora en diversos centros y fundaciones, y habiendo organizado cursos, jornadas y congresos dirigidos a profesionales del ámbito de la psicología y la educación. Asimismo, también es Investigadora colaboradora con el Departamento de Psicología Clínica y de la Salud de la Universidad Autónoma de Barcelona. Actualmente ejerce como psicóloga clínica y psicoterapeuta en su propia clínica privada, así como en otros centros de prestigio de la ciudad de Barcelona.

 

Ver perfil

Valoración general de sus pacientes


TOPDOCTORS utiliza cookies propias y de terceros para facilitar su experiencia como usuario de nuestra web y captar datos estadísticos mediante el análisis de sus datos de navegación. Si usted continúa con la navegación, entendemos que nos ofrece su consentimiento para el uso de cookies. Puede cambiar la configuración de cookies u obtener más información aquí.