Tratamiento del cáncer de próstata con criocirugía

Escrito por: Dr. Pedro Torrecillas Cabrera
Publicado:
Editado por: Top Doctors®

El tratamiento del cáncer de próstata mediante criocirugía consiste en una operación que requiere anestesiar al paciente de cintura para abajo. Tiene la ventaja que evita realizar incisiones en la piel. Durante la cirugía, se insertan entre seis y ocho agujas en la próstata que la congelan y destruyan todas las células cancerígenas. En el transcurso de la operación, el posicionamiento de las agujas y el control del estado de la próstata se realizan mediante ecografía transrectal.

Las agujas que se utilizan están huecas por dentro. A través de ese espacio fluye gas helio que permite al urólogo controlar la congelación y el calentamiento de la próstata. Mediante esta técnica se consigue alcanzar una temperatura de -40 °C. Así se logra generar unas bolas de hielo que matan las células tumorales. Al tratarse de cirugía ambulatoria, el paciente pueda irse a casa el mismo día de la operación, con una sonda que recogerá su orina durante los siguientes cuatro días.

 

Los beneficios de la crioterapia

Esta técnica ofrece múltiples beneficios, entre los que se cuentan:

  • El paciente puede elegir entre anestesia general o regional.
  • Una recuperación rápida y un menor riesgo de efectos secundarios, como la incontinencia urinaria.
  • No se utiliza radiación ni sustancias radiactivas.
  • Al no tratarse de cirugía mayor, el paciente recupera su vida normal rápidamente.
  • La crioterapia es menos invasiva y causa menos trauma y efectos secundarios que la cirugía.
    La criocirugía para tratar un cáncer consiste en la congelación del tumor previo a su extirpación

     

 

La eficacia de la crioterapia

La crioterapia tiene efectos curativos la mayoría de los casos. Muchos pacientes experimentan un gran descenso en el antígeno prostático, sin encontrarse células tumorales en la próstata al repetir las biopsias después de la operación.

En la actualidad, estamos asociando la Criocirugia o crioterapia, con el tratamiento intratumoral al terminar la cirugia, con Anticuerpos Monoclonales, con excelentes resultados.

 

¿Es usted un buen candidato para la crioterapia?

Actualmente y para tratar el cáncer de próstata existen múltiples opciones que incluyen la cirugía abierta, laparoscópica o robótica, la criocirugía, la radiación externa o la braquiterapia y el tratamiento con ultrasonidos focalizados de alta intensidad. Un paciente con un cáncer de próstata recién diagnosticado o recurrente, tras un tratamiento con radioterapia o braquiterapia, tiene muchas posibilidades de ser candidato a criocirugía. Para tomar una decisión final será fundamental evaluar los pros y los contras junto con el especialista en Urología.

 

Ventajas de la crioterapia sobre la radioterapia

Aunque la radioterapia se considera el tratamiento de referencia si el cáncer de próstata está localizado, hay evidencias científicas que demuestran que la criocirugía es un tratamiento mucho más eficaz cuando la radioterapia fracasa. 

 

Criocirugía de rescate

Hasta la fecha, los tratamientos habituales para tratar el cáncer de próstata localizado incluyen la prostatectomía radical y la radioterapia. . Sin embargo, algunos de los pacientes en los que el tumor reaparezca serán candidatos a un segundo tratamiento, debido a que la enfermedad vuelve a aparecer solo localmente y es aún curable, y a que el paciente tiene una buena salud. El objetivo de estos tratamientos es mejorar el control local del cáncer y lograr una mejor tasa de supervivencia a largo plazo. Para los pacientes con los que la radioterapia fracasa existen cuatro estrategias de tratamiento de rescate: prostatectomía de rescate (con un gran riesgo de complicaciones, debido a la radiación sobre los tejidos), braquiterapia complementaria, tratamiento hormonal, crioterapia de rescate y HIFU (ultrasonidos focalizados de alta intensidad) de rescate.

 

Riesgos de la crioterapia

Tras el tratamiento, algunos pacientes pueden sufrir incontinencia urinaria u obstrucción uretral, aunque en la mayoría de los casos los síntomas se detienen en unas semanas. Existe la posibilidad que aparezcan otros efectos secundarios, que son:

  • Dolor pélvico moderado
  • Urgencia miccional leve
  • Hinchazón escrotal indoloro
  • Sangre en la orina

Estos efectos secundarios suelen desaparecer en pocas semanas. Cabe destacar también que la mayoría de los hombres que se someten a crioterapia terminan recuperando su función intestinal y vesical normal.

Por Dr. Pedro Torrecillas Cabrera
Urología

El Dr. Torrecillas es un referente internacional en la especialidad de Urología. Acumula más de treinta años de experiencia como Urólogo.  Actualmente, dirige el Centro Médico de Urología, donde ha sido pionero en Europa en el tratamiento del cáncer de pulmón mediante Criocirugía. También, investiga un tratamiento Crio-imnuno-modulador del cáncer, conocido popularmente como la "vacuna personalizada contra el cáncer". 

Ver perfil

Valoración general de sus pacientes


TOPDOCTORS utiliza cookies propias y de terceros para facilitar su experiencia como usuario de nuestra web y captar datos estadísticos mediante el análisis de sus datos de navegación. Si usted continúa con la navegación, entendemos que nos ofrece su consentimiento para el uso de cookies. Puede cambiar la configuración de cookies u obtener más información aquí.