Tratamiento de las secuelas del ictus

Escrito por: Dr.Prof. Juan Pablo Romero Muñoz
Publicado:
Editado por: Alicia Arévalo

¿Cuáles son las secuelas más comunes que suele dejar un ictus?

El ictus es una de las enfermedades neurológicas más prevalentes en el mundo y es la principal causa de muerte de las mujeres en España.

Los factores de riesgo para que se produzca un ictus son aquellos relacionados con el sistema cerebrovascular como por ejemplo la hipertensión, la diabetes, dislipidemia y la edad.

Cuando se produce un ictus, dependiendo de su extensión y el tratamiento que se haya recibido en el momento agudo puede dejar secuelas del tipo:

  • motoras: alteran la capacidad de mover una o varias extremidades con normalidad.
  • sensitivas: alteración de la sensibilidad de una parte del cuerpo o dolor.
  • perceptivas: alteraciones del campo visual.
  • cognitivas: alteraciones para hablar, hacer cálculos, pensar con rapidez, regular sus emociones.

Estas secuelas pueden alterar la capacidad de llevar una vida normal.
 

¿Cuál es el tratamiento de un ictus?

Es muy importante la identificación precoz de los síntomas de un ictus. Cualquier alteración del habla, de la fuerza o de la sensibilidad que ocurra de manera brusca puede ser un ictus. En este caso es fundamental llamar a los servicios de urgencias para ser llevado al hospital y recibir tratamiento lo antes posible.

El tratamiento de un ictus agudo consiste en la administración de un medicamento que diluye los coágulos y destapa las arterias afectadas restaurando la circulación a los tejidos en riesgo de daño. Esta terapia es segura solo si se administra lo antes posible, ya que las posibilidades de que se reviertan todos los síntomas son menores cuanto mas tiempo pase.

 

Es muy importante la identificación precoz de los síntomas de un ictus.
 

¿Y después del ictus hay que seguir un tratamiento específico?

Cuando se produce un ictus es fundamental investigar las causas que lo produjeron es decir si la causa fue un aumento de la coagulación de la sangre y generación de embolos o coágulos móviles o un endurecimiento y engrosamiento de las paredes de las arterias y generación de trombos en el lugar afectado. Dependiendo del mecanismo de generación del ictus se puede iniciar una terapia llamada profilácticas secundaria, qué está orientada al control de los factores de riesgo como la hipertensión, el control de la diabetes y de la dislipidemia.

En cuanto a las secuelas el tratamiento de elección es la rehabilitación integral del paciente con un equipo multidisciplinar integrado por un neuropsicólogo, logopeda, fisioterapeuta y terapeuta ocupacional. Este equipo de terapeutas se completa con un médico internista, que controlará todos los factores de riesgo un neurólogo, qué hará un seguimiento de todas las manifestaciones y secuelas neurológicas, y un médico rehabilitador, que liderará la gestión de la rehabilitación llevada a cabo por todos los terapeutas implicados.

 

¿En qué consisten las técnicas de neuromodulación no invasivas y cómo funcionan?

Actualmente hay mucho interés en las técnicas de neuromodulación para la restauración neuronal después de un ictus. La mayor parte de terapias se encuentran en una fase experimental y nuestro equipo de investigación se encuentra trabajando en varios proyectos de este tipo. Tanto la estimulación magnética, como eléctrica transcraneal pueden usarse para mejorar la recuperación de la fuerza la recuperación sensitiva y cognitiva de pacientes con secuelas de ictus.

 

¿Se pueden aplicar a todos los pacientes con secuelas de un ictus las técnicas de neuromodulación no invasivas?

Actualmente sólo se encuentra aprobado el uso de estas técnicas para el manejo del dolor post ictus y siempre que sea realizado por un equipo con experiencia en el manejo de la técnica puede incluso realizarse domiciliariamente. La técnica más atractiva en la actualidad el estimulación transcraneal con corriente directa, ya que su costo es menor que la estimulación magnética y puede ser eventualmente auto administrada por el paciente en domicilio con supervisión médica

 

¿Cuáles son los resultados tras la aplicación de las técnicas de neuromodulación no invasivas para el tratamiento de las secuelas del ictus?

Los resultados tanto de la aplicación experimental como la aplicación clínica de técnicas de neuromodulación son esperanzadores, pero en ningún caso reemplazan la terapia de rehabilitación convencional. Tanto la estimulación magnética transcraneal, como eléctrica con corriente directa son técnicas que complementan y refuerzan el efecto de la rehabilitación convencional. Estas terapias nunca deben ser usadas si no son administradas por un equipo con experiencia.

Por Dr.Prof. Juan Pablo Romero Muñoz
Neurología

El Dr. Romero Muñoz es licenciado en Medicina, especialista en Biotecnología, Médico Especialista en Neurología y Doctor of Philosophy (PhD), Neurociencias por la Universidad Complutense de Madrid con Sobresaliente Cum Laude. Además ha realizado un máster en Bioquímica, Neurobioquímica por la Universidad Francisco de Vitoria de Madrid. Ha completado su formación académica con un Clinical Fellow Neurocirugia Funcional en la Université Montpellier 2 en Montpellier (Francia), Visitor Fellow Columbia University en NYC (EEUU) y Research Fellow UT Southwestern Medical Center at Dallas.

Compagina su labor médica con la docencia como profesor de la Facultad de Medicina de la Universidad Francisco de Victoria y jefe del grupo estable de investigación de Neurorehabilitación y Daño Cerebral.

Actualmente forma parte del cuadro médico de la Unidad de Daño Cerebral del Hospital Beata María Ana como neurólogo, especializándose en el manejo integral de la Enfermedad de Parkinson, secuelas del daño cerebral y neuromodulación no invasiva del dolor y depresión.

Ver perfil

Valoración general de sus pacientes