Todo lo que necesitas saber sobre las carillas dentales

Escrito por: Dr. Alberto García de la Fuente
Publicado:
Editado por: Cristina Mateo

Las carillas dentales son uno de los diferentes recursos que se utilizan para reparar los dientes, ya que permite tapar defectos de forma y color de los dientes.

 

¿Cualquier persona puede ponerse carillas dentales?

 

Sí, pero no siempre es la solución ideal para mejorar la situación del paciente y lograr el éxito del tratamiento. Hoy en día existen múltiples tratamientos para resolver cada situación de manera exitosa, pero siempre es importante acudir a un odontólogo de confianza, familiarizado con las técnicas a desarrollar, que permita asesorar de manera personalizada, valorando la situación actual y objetivos a lograr al finalizar el tratamiento.

 

Las carillas dentales cerámicas o de resina son una excelente opción para mejorar la forma, proporción y color de nuestros dientes, pero siempre deberán ser correctamente planificadas para evitar problemas futuros o fracasos en el tratamiento.

 

¿Resulta doloroso el proceso?

 

La respuesta es clara, no. Siempre es necesario e imprescindible llevar a cabo un correcto estudio y planificación para que el desarrollo del tratamiento sea una experiencia agradable para el paciente y los resultados estén a la altura de las expectativas. Son tratamientos sencillos en los que el paciente debería de estar cómodo durante el desarrollo de tratamiento clínico y el postoperatorio, así como poder realizar una vida normal en todo momento, sin limitaciones funcionales y/o estéticas.

 

Las carillas de cerámica o resina son una de las opciones más utilizadas.

 

¿Cuál es la diferencia entre la carilla de porcelana y la de composite?

 

Hoy en día, ambos materiales permiten ofrecer unos resultados estéticos de muy alta calidad. A pesar de ser conveniente hacer una valoración personalizada para determinar las necesidades individuales de cada paciente y determinar el material de elección ideal, podríamos resumir sus indicaciones en dos aspectos: la durabilidad del tratamiento manteniendo unas perfectas condiciones ópticas, la necesidad del tallado de las piezas dentales y el coste económico.

 

Las carillas de composite están indicadas en pacientes que no requieran desgaste de sus piezas para lograr mejorar la estética de sus sonrisa o la funcionalidad, manteniendo unas propiedades ópticas ideales durante 6-8 años siempre que se realice un pequeño mantenimiento de pulido de manera anual. Están indicadas en dientes fracturados, desgastes, cambios de forma, cambios de color, cierre de diastemas,... siendo su coste económico menor que la cerámica.

 

Las carillas de cerámica (cerámica feldespática, disicilicato de litio,...), independientemente del material utilizado, no requieren de pulidos y/o mantenimiento anuales. Sí que es recomendable hacer revisiones de manera periódica, dado que es un material cuyas propiedades ópticas de color y brillo perduran durante mucho más tiempo en comparación con las resinas o composite, siendo el material de elección en pacientes con demanda de alta estética y/o problemas de desgaste-fracturas más severos. Están indicadas en fracturas, desgastes, cambios de forma y/o color, diastemas, etc.

 

¿Hay que tallar el diente para colocar las carillas?

 

Depende de las necesidades individuales de cada paciente. Hoy en día muchos pacientes solicitan información sobre las carillas sin preparación "No Prep" o "Lumineers", cerámicas creadas para casos muy concretos, no aptas para todo tipo de pacientes. En la mayor parte de los casos clínicos siempre es necesario realizar una preparación mínima y conservadora para lograr el correcto asentamiento de la cerámica y asegurar su correcto ajuste y funcionamiento a medio y largo plazo.

 

A pesar de ser necesaria una pequeña preparación, no son desgastes como la mayor parte de los pacientes conciben, siendo preparaciones de alta precisión sobre el esmalte de 0.3-0.6mm en áreas concretas del diente, no siendo necesario "afilar" los dientes como se hacía varias décadas atrás. Son tratamientos con tallados prácticamente imperceptibles al ojos humano, siendo necesario realizarlos con magnificación microscópica, en los que el paciente no padecerá sensibilidad o sensaciones adversas en ninguna fase del tratamiento.

 

¿Se manchan?

 

Las carillas de cerámica están realizadas con cerámica feldespática o disilicato de litio, materiales con matriz vítrea no porosa, evitando la pigmentación interna del material durante su vida útil. Las carillas de composite están formadas por compuestos híbridos nanocerámicos y resinosos que absorben con mayor facilidad pigmentos que adquirimos a través de nuestros hábitos higiénico-dietéticos (café, tabaco, té, bebidas carbonatadas...), siendo necesario un mantenimiento cada 8-12 meses a través de un pulido superficial del material que ayude a recuperar su brillo y propiedades ópticas.

 

No obstante, es recomendable mantener unos correctos hábitos de higiene para ayudar a preservar los resultados obtenidos y realizar revisiones periódicas con el especialista para alargar la vida útil de los tratamientos y preservar un correcto estado de salud bucodental.

Por Dr. Alberto García de la Fuente
Odontología y estomatología

El Dr. Alberto García de la Fuente se licenció en Odontología por la Universidad Europea Miguel de Cervantes, donde realizó un máster en Estética y Rehabilitación Oral. Además, dispone de un MBA en Dirección Gestión Clínicas por la UCAM de Madrid y ha asistido a cursos con referentes en el ámbito odontológico: S. Kina, R. Hirata, D. Gerdolle, T. Gomes, J. Tapia, I. Loi, E. Mallat, V. Clavijo, J. Creagh, M. Laguna.

Compagina su labor con la docencia, ejerciendo como profesor titular en el grado de Odontología y  como director del Máster de Estética Dental Avanzada en la Universidad Europea Miguel de Cervantes.


Actualmente trabaja como director del Centro Odontológico Avanzado Alberto García.

Ver perfil

Valoración general de sus pacientes


Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación..