Tendencia a somatizar: cuando los trastornos psicológicos evolucionan a síntomas físicos

Escrito por: Neus García Guerra
Publicado: | Actualizado: 20/02/2020
Editado por: Patricia Pujante Crespo

Todas las personas tenemos tendencia a somatizar cuando ciertas dolencias, internas o externas a nosotros, sobrepasan nuestros modos psicológicos habituales de resistencia. Todo el mundo tiene aspectos psicosomáticos de su vida emocional, es imposible separar la mente y el cuerpo.

 

En el trastorno psicosomático se manifiesta externamente el padecimiento interno - Top Doctors
En el trastorno psicosomático se manifiesta externamente el padecimiento interno

Cómo afectan los trastornos emocionales al organismo

Las reacciones emocionales, como pueden ser la rabia, la culpa, el miedo y el afecto tienen componentes fisiológicos transmitidos a través del sistema neuroendocrino. Los trastornos psicofisiológicos más frecuentes son los trastornos digestivos y respiratorios, las cefaleas, los dolores musculares, la dermatitis, etc.

 

En los estados psicosomáticos es el cuerpo el que se descompensa, ya sea “súper funcionando”, ya sea inhibiendo funciones somáticas normales. Los síntomas físicos presentan una capa externa de padecimiento interno. En estos casos se puede aplicar el dicho que se utiliza popularmente: “la procesión va por dentro”.

 

 

El cuerpo manifiesta externamente los trastornos psicológicos

Hay momentos en que se carece de palabras para nombrar los estados afectivos o bien no se llegan a distinguir unos de otros, como, por ejemplo, no ser capaz de distinguir la ansiedad de la depresión, el miedo de la irritación, etc. Es en ese momento cuando la persona es más propensa a sufrir en el cuerpo las afecciones psíquicas.

 

No existe una incapacidad para sentir o expresar una emoción, sino una incapacidad para contener un exceso de experiencia afectiva. Y eso provoca, con frecuencia, un sentimiento de vacío, de incomprensión o separación de los demás.

 

También está demostrado que la persona es más propensa a enfermar o tener un accidente cuanto más ansiosa, deprimida o cansada está.

 

A causa de la escisión entre la psique y el soma, los pacientes somatizadores no perciben sus emociones en situaciones angustiosas, se borran del campo del conocimiento. Nos encontramos frente a un modo de funcionamiento mental que no se sirve del lenguaje, se expresa directamente a través del cuerpo.

 

¿Cómo se tratan los trastornos psicosomáticos?

Es frecuente que ciertos fenómenos psicosomáticos, al igual que ciertas tendencias recurrentes a enfermar, desaparezcan al realizar una psicoterapia. La persona que pide ayuda psicoterapéutica está sufriendo. Aunque los sujetos que no tienen ningún reconocimiento de sufrimiento psicológico no son verdaderos candidatos a una psicoterapia. Requiere reconocer que se está angustiado o deprimido, además de otros síntomas somáticos.

 

La psicoterapia por excelencia para este tipo de trastornos se basa en realizar una exploración muy afinada para detectar datos psicológicos relativos al origen de la alteración física. Se trata de relacionar los síntomas con situaciones psicológicas específicas.

 

Es frecuente que la persona se sienta deprimida como resultado de su incapacidad para proseguir con sus ocupaciones habituales. Es posible que incluso sienta impotencia por no saber qué hacer para poder encontrarse bien.

 

Cuando se pueden ir reconociendo las emociones y conectando con ellas muchos pacientes manifiestan que se sienten más ellos mismos y eso les genera una gran satisfacción.

Por Neus García Guerra
Psicología

La Sra. García Guerra es una reputada especialista en Psicología. Cuenta con más de 30 años de experiencia en la profesión y una extensa formación en distintos campos de la especialidad. Es experta en Psicoterapia por la European Federation of Psychologists Associations (EFPA) y posee un máster en Psicoterapia Psicoanalítica por el CEEP. En concreto, es experta en el abordaje de la ansiedad, fobias, autoestima y desarrollo personal, depresión, duelo, Psicología de la adolescencia y depresión post parto, entre otros trastornos psicológicos.

A lo largo de su trayectoria ha combinado su labor asistencial con la docencia, siendo responsable de docencia del Departamento de Salud Mental del Hospital Sant Pere Claver. ​Por otra parte, es miembro de pleno derecho de la Asociación Catalana de Psicoterapia Psicoanalítica (ACPP). En la actualidad compagina su actividad privada en el Centre Sarrià, del que es cofundadora, con su actividad profesional como psicoterapeuta y responsable de docencia de la Institución Pública Sant Pere Claver.

Ver perfil

Valoración general de sus pacientes


Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación..