¿Sufres migrañas? Descubre cómo tratarlas con osteopatía

Escrito por: Sergi Sena Torrelles
Publicado: | Actualizado: 16/11/2018
Editado por: Anna Raventós Rodríguez

La afectación de la migraña en las personas es muy diversa, depende del tipo de migraña y de las estructuras que provocan los síntomas. También hay que tener en cuenta que no es lo mismo una migraña que una cefalea, de las cuales hay muchos tipos y como más prevalente la cefalea tensional.

 

La migraña en concreto es un tipo de cefalea intensa que afecta generalmente de forma hemicraneal (un sólo lado de la cabeza) aunque puede generalizarse, normalmente pulsátil y a la que se le pueden asociar trastornos visuales, náuseas, vómitos y fotofobia (intolerancia a la luz). Su afectación puede llegar a ser invalidante en su momento más agudo, incluso cuando ya han pasado los síntomas pueden quedar sensaciones de congestión craneal, cansancio, molestias cervicales, etc... También la persona sufre, normalmente antes del ataque agudo, lo que llamamos pródromos, que son una serie de síntomas que alertan que se está produciendo el inicio de la migraña (visión borrosa, luces destelleantes, dolor ocular etc...).

 

El tratamiento osteopático de la migraña irá dirigido a corregir aquellas disfunciones que la pueden estar provocando teniendo siempre en cuenta que puede ser multifactorial y que en muchos casos tiene un componente genético hereditario. También el sistema hormonal puede estar implicado, empeorando en las mujeres durante la ovulación y menstruación, y durante la pubertad.

 

La afectación de la migraña en las personas es muy diversa

 

Tratamiento de la migraña

En cada paciente el tratamiento será distinto dependiendo del diagnóstico ostopático al que lleguemos, siempre después de un diagnóstico diferencial que nos permita descartar causas patológicas, y de un diagnóstico claro de migraña. También hay que diferenciar si el paciente acude al osteòpata en un momento agudo, o por lo contrario, en un momento de “no dolor” donde el objetivo del tratamiento será a más largo término intentando reducir las crisis en tiempo e intensidad. De forma general, el tratamiento irá dirigido a corregir disfunciones de la zona cervical alta que puedan estar poniendo en compromiso áreas vasculares que impidan el buen drenaje venoso del cráneo. Mediante técnicas craneales, trabajaremos también sobre las suturas de los distintos huesos del cráneo que puedan estar en disfunción y provocar, por compresión, irritación de estructuras vasculares y nerviosas craneales que desencadenen el dolor migrañoso. También actuaremos sobre las llamadas membranas de tensión recíproca, las cuales recubren toda la parte interna de la columna vertebral y cráneo, formando en este los senos venosos por los que se drena la sangre venosa cerebral. Tensiones de dichas membranas pueden provocar un mal drenaje circulatorio que influya también en el dolor migrañoso.

 

La relación que tienen las migrañas con el sistema visceral (nauseas, vómitos…) y su relación nerviosa con la base del cráneo hace imprescindible valorar dicho sistema y actuar también con técnicas osteopáticas viscerales para normalizar las estructuras que encontremos en disfunción.

 

En definitiva, el abordaje osteopático de la migraña debe ser en la globalidad de la persona y totalmente individualizado, teniendo en cuenta también la necesidad de intentar disminuir factores desencadenantes como el estrés, según qué alimentos (café, alcohol, cítricos, chocolate...) y el dormir poco o en exceso.

 

El número de sesiones necesarias no se puede generalizar, pero normalmente en migrañas agudas en una sesión se puede lograr una disminución de los síntomas significativa. Para la mejoría a largo término, el tratamiento se irá espaciando en función del intérvalo de aparición de las crisis e intensidad hasta llegar a tratamientos de control que pueden llegar a espaciarse entre 6 y 12 messes.

 

Con el tratamiento osteopático y con medidas por parte del paciente para disminuir causas desencadenantes, conseguimos en la mayoría de casos una mejoría en la intensidad y en la temporalidad de las crisis migrañosas.

 

Cualquier tipo de migraña o cefalea puede beneficiarse del tratamiento osteopático; aun así, es cierto que aquellas cefaleas de origen mecánico o tensional son las que mejor responden al tratamiento ya que su causa es más específica. La migraña en concreto es tan multifactorial que su abordaje es mucho más complejo, y en la mayoría de casos debe ser multidisciplinar donde la osteopatía juega un papel fundamental.

Por Sergi Sena Torrelles
Osteopatía

Especializado en osteopatía pediátrica, este doctor cuenta con una gran formación tras diversos postgrados de la especialidad y un máster. Además, ya ha ocupado cargos de responsabilidad en distintos centros donde ha trabajado.

Ver perfil

Valoración general de sus pacientes


TOPDOCTORS utiliza cookies propias y de terceros para facilitar su experiencia como usuario de nuestra web y captar datos estadísticos mediante el análisis de sus datos de navegación. Si usted continúa con la navegación, entendemos que nos ofrece su consentimiento para el uso de cookies. Puede cambiar la configuración de cookies u obtener más información aquí.