Siete de cada diez pacientes con Enfermedad de Ménière evolucionan favorablemente

Escrito por: Dr. Oscar Alemán López
Publicado:
Editado por: Top Doctors®

La Enfermedad de Ménière se caracteriza por producir crisis vertiginosas episódicas, en su mayoría severas e incapacitantes, acompañadas de intensas náuseas y vómitos; también se produce pérdida auditiva.  El Dr. Oscar Alemán, experto en Otoneurología, habla de esta patología y de cómo se diagnostica.

 

Causas y síntomas de la Enfermedad de Ménière

La Enfermedad de Ménière se manifiesta mediante síntomas auditivos unilaterales cómo acufenos, sensación de taponamiento o pérdida de audición. Estos síntomas habitualmente preceden el inicio de crisis de vértigo intensas e incapacitantes, que suelen durar horas y que afectan, de forma severa, el estado general del paciente.

La Enfermedad de Ménière se manifiesta mediante síntomas auditivos unilaterales
 

La causa de la enfermedad es desconocida, pero en términos generales, de acuerdo con la información científica actual, se considera que su etiología es multifactorial, ya que intervienen factores inmunológicos, genéticos, ambientales, vasculares y morfológicos del oído interno.

 

Diagnóstico de la Enfermedad de Ménière

El diagnóstico se realiza de forma clínica, basado en la historia clínica del paciente, en su evolución y en la objetivación de la fluctuación auditiva en el período de las crisis vertiginosas, sobre todo al inicio de la enfermedad. En ocasiones, se requiere de estudios vestibulares complementarios, que muestren cómo se encuéntra la función del sistema vestibular, o que permitan establecer diagnostico diferencial con otras entidades que cursan también con crisis vertiginosas episódicas.

También es frecuente realizar estudios radiológicos que descarten alteraciones del sistema nervioso central, así como estudios radiológicos con contraste que muestren los cambios morfológicos esperados en el oído interno, secundarios a la enfermedad.

 

Tratamiento para la Enfermedad de Ménière

Siete de cada diez pacientes evolucionan paulatinamente hacia la estabilidad, pero en algunos casos, la enfermedad puede prolongarse en el tiempo, alterando la calidad de vida del paciente de forma significativa. Habitualmente, estas alteraciones se relacionan con un importante déficit auditivo, acúfeno persiste, crisis repetidas de vértigo, y de manera secundaria, afectación del estado anímico.

Actualmente hay una serie de tratamientos que pueden contribuir a un mejor control de esta patología. Estos pueden ser consejo médico en referencia a la alimentación y hábitos de vida, tratamiento médico farmacológico y finalmente, si es necesario, tratamiento intratimpánico, que consiste en la aplicación de fármacos directamente en el oído. En raras ocasiones se requiere tratamiento quirúrgico.

Los pacientes que sufren esta patología deben recibir atención personalizada por un experto en la misma. El especialista debe asesorar al paciente en todos los aspectos de la enfermedad, elegir el mejor tratamiento en cada momento para el control de las crisis de vértigo, brindar consejo y asesoramiento en lo referente a la hipoacusia, acúfeno y rehabilitación del daño vestibular; es importante, además,  brindar apoyo psicológico a los pacientes que lo requieran.

Por Dr. Oscar Alemán López
Otorrinolaringología

Especialista en Otorrinolaringología, el Dr. Alemán López se dedica a la otoneurología desde hace más de 15 años, y es experto en oído y toda la patología neurológica que le afecta. Cuenta en su consulta con una Unidad de Exploración Vestibular y Posturografía Dinámica Computarizada que permite realizar rehabilitación vestibular.

Ver perfil

Valoración general de sus pacientes


TOPDOCTORS utiliza cookies propias y de terceros para facilitar su experiencia como usuario de nuestra web y captar datos estadísticos mediante el análisis de sus datos de navegación. Si usted continúa con la navegación, entendemos que nos ofrece su consentimiento para el uso de cookies. Puede cambiar la configuración de cookies u obtener más información aquí.