¿Se puede realizar deporte padeciendo problemas de corazón?

Escrito por: Dra. Gloria Oller Cid
Publicado: | Actualizado: 18/02/2020
Editado por: Top Doctors®

La Dra. Oller Cid es una reputada especialista en Cardiología, con una larga trayectoria en la prevención y tratamiento de las enfermedades valvulares y coronarias, entre otras patologías del sistema cardiovascular. En el siguiente artículo explica los problemas que relacionan el deporte y el corazón.

 

Umbral de frecuencia cardiaca adecuado a la hora de hacer deporte

Aunque existen variaciones individuales, la frecuencia máxima de ejercicio se calcula con la fórmula de 220 menos la edad del individuo, es decir, con la edad hay una aceleración menor de la frecuencia cardiaca en el ejercicio. Esta es la frecuencia máxima puntual a la que puede llegar el corazón manteniendo su ritmo normal, y se aconseja no superar el 85-90% de esta cifra por periodos mayores a 5 minutos durante el ejercicio.

Aunque existen variaciones individuales, la frecuencia máxima de ejercicio se calcula con la fórmula de 220 menos la edad del individuo
 

El ejercicio aeróbico es el que obtiene la energía a base de quemar la grasa, mediante la oxidación de la misma, es decir, necesita oxígeno; este tipo de ejercicios son andar, correr, nadar e ir en bicicleta. El ejercicio anaeróbico obtiene la energía a través de quemar los depósitos de grasa directamente en el músculo, sin oxidarse previamente; este tipo de ejercicios son fundamentalmente los de musculación como levantar pesas, hacer abdominales, ciertos aparatos gimnásticos, o cuando se sobrepasa el 85-90% de la frecuencia cardiaca máxima, que es el punto donde se encuentra estadísticamente el umbral anaeróbico.

 

El ejercicio aeróbico, a partir de un punto, también empieza a obtener la energía directamente del músculo y el metabolismo pasa de ser aeróbico a anaeróbico, esto se conoce como umbral anaeróbico y acostumbra a estar sobre el 85-90% de la frecuencia cardiaca máxima a la que nos referíamos al principio.En personas que hacen ejercicio físico muy intenso y que quieren conocer con exactitud su umbral anaeróbico, se puede efectuar una prueba de esfuerzo con consumo de oxígeno, que establece con exactitud el umbral. Aunque habitualmente la información de mantenerse sobre el 85-90% de la cifra obtenida de 220 menos edad, es suficiente.

 

¿Qué tipo de deporte se puede realizar si existen problemas de corazón?

La mayoría de las cardiopatías, cuando están en situación estable, permiten que se siga efectuando deporte con normalidad, recomendando sobre todo ejercicios de tipo aeróbico y adaptando el umbral de frecuencia cardiaca aconsejable en función del tipo de enfermedad y del tratamiento que recibe el paciente.

 

No obstante, hay algunas enfermedades que requieren un reposo absoluto durante algunas semanas, como en el caso de las pericarditis, que es una enfermedad inflamatoria del corazón y otras que no requieren ninguna limitación como las arritmias en corazón sano y las afectaciones valvulares ligeras. Cuando se detectan arritmias o crecimiento del corazón en relación con el deporte, no se aconseja su abandono, aunque se recomienda la disminución de la intensidad del mismo. Por regla general, solo en algunas situaciones especiales se recomienda la supresión total del deporte y, por el contrario, la realización de ejercicio aeróbico en sesiones de 45 minutos 4 o 5 días por semana, se recomienda a la mayoría de los pacientes.

 

¿Qué hacer al sentir pinchazos en el pecho mientras se realiza deporte?

Cuando la musculatura del corazón percibe una reducción en la cantidad de sangre que recibe, responde con la aparición de dolor torácico, pero raramente se manifiesta en forma de pinchazos. El dolor que debe alertar es de carácter opresivo o urente (quemazón), generalmente en el centro del pecho y con irradiación a hombros, brazos, espalda o mandíbulas. En esta situación se debe detener de inmediato el ejercicio y pedir ayuda. El dolor tipo pinchazos, sobre todo si varia con la respiración, no es de origen cardiaco, si no de la musculatura torácica. En esta ocasión basta con reducir el grado de ejercicio o detenerse unos minutos y reanudarlo después con menor intensidad.

 

Relación entre el deporte y la muerte súbita

Afortunadamente es muy poco frecuente, aunque tiene un gran impacto al ocurrir de forma súbita y en personas aparentemente sanas. Por debajo de los 35 años generalmente es debida a enfermedades de la musculatura del corazón que no han sido detectadas previamente, y en ocasiones más raras, a enfermedades congénitas que afectan a las válvulas o al origen de las arterias coronarias. Por encima de los 35 la mayoría de los casos se deben a enfermedades de las arterias del corazón, que se estrechan por la aparición de arteriosclerosis y que, en algunas ocasiones, no han dado síntomas hasta la presentación de un infarto durante el ejercicio.

 

Muertes súbitas durante el deporte sin relación con el corazón son más raras; fundamentalmente accidentes vasculares cerebrales y, en el caso de ejercicios muy intensos, mantenidos y extenuantes, alteraciones en el equilibrio hidroelectrolítico (deshidratación y acidificación de la sangre) que puede desembocar en arritmias letales, incluso en un corazón anatómicamente sano.

Por Dra. Gloria Oller Cid
Cardiología

La Dra. Oller Cid es una reconocida especialista en Cardiología. Cuenta con más de 15 años de experiencia en la profesión y una larga trayectoria en la prevención y tratamiento de las enfermedades valvulares y coronarias, entre otras patologías del sistema cardiovascular. En este sentido, obtuvo un Máster en Cardiología y un Máster en Imagen Cardíaca, ambos por la Universidad Miguel Hernández.

A lo largo de su trayectoria ha combinado su labor asistencial con la docencia, siendo profesora de prácticas de Cardiología a los alumnos de Medicina de la Universidad Internacional de Catalunya. Paralelamente también desarrolla una importante actividad investigadora y divulgativa, habiendo participado en más de 100 congresos, cursos y comunicaciones médicas y pertenece a las sociedades más importantes en Cardiología a nivel nacional e internacional.

Ha ostentado puestos de responsabilidad en centros médicos y hospitalarios de prestigio, siendo jefa de servicio de Cardiología del Hospital General de Cataluña, entre otros. En la actualidad ejerce como cardióloga en Àptima Centre Clínic,

Ver perfil

Valoración general de sus pacientes


Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación. El usuario tiene la posibilidad de configurar sus preferencias AQUI.