¿Sabes todo lo necesario sobre la Operación de Hernia de hiato?

Escrito por: Dr. José María Raventós Negra
Publicado: | Actualizado: 14/11/2018
Editado por: Top Doctors®

La hernia de hiato es una afección bastante frecuente entre la población consecuencia de un mal funcionamiento del esfínter esofágico. El tabaco, la obesidad, el estrés o determinadas posturas son algunos de los factores que pueden provocar este debilitamiento. Los pacientes deben operarse dela hernia de hiato cuando no responden al tratamiento médico. Existen diferentes técnicas quirúrgicas que serán más o menos adecuadas en función del paciente. Por ello es importante someterse a análisis previos que certifiquen la idoneidad de cada tipo de intervención.

Cuando comemos,  los alimentos viajan de la boca al estómago a través del esófago. En la parte inferior del mismo existe una válvula, Esfínter esofágico inferior (EEI), que permite el paso de los alimentos pero impide el reflujo del contenido acido del estómago hacia el esófago. Cuando esta válvula no funciona correctamente se produce el reflujo que irrita al esófago causando acidez u otros síntomas como pueden ser los vómitos, dificultad para tragar, tos nocturna, afonía etc. Todo esto puede lesionar al esófago.

Algunas personas tienen una válvula EEI genéticamente débil, en otras personas, ciertos alimentos, café, tabaco, ropa ceñida, ejercicio físico intenso o ciertas posiciones como doblarse o acostarse pueden provocarles reflujo por relajación del EEI. La Hernia de Hiato es muy frecuente en los pacientes con reflujo pero no todos los pacientes con hernia hiatal tienen reflujo.

Tratamiento en 3 pasos

 El reflujo se trata generalmente en tres  pasos progresivos:

Cambios en el estilo de vida: Modificando la dieta, eliminando el alcohol o el tabaco, perdiendo peso, cambiando la posición de la cama etc.

Tratamiento médico: Mediante antiácidos o medicamentos que disminuyen la producción de ácido por el estómago.

Cirugía: Los pacientes que no responden a los cambios del estilo de vida o al tratamiento médico pueden beneficiarse del tratamiento quirúrgico

Recurrir a la cirugía

Existen varias técnicas quirúrgicas para solucionar el reflujo y su aplicación depende de cada caso. La más frecuente es la Fundoplicatura de Nissen que consiste en la creación de una nueva válvula en el esófago inferior mediante la envoltura del mismo con un manguito fabricado con parte del estómago. Es una técnica muy efectiva controlando el reflujo de forma definitiva. En la actualidad está técnica se realiza mediante laparoscopia lo que reduce el dolor postoperatorio y la estancia hospitalaria con mejor resultado cosmético y una mucho más rápida reincorporación a la actividad normal que cuando se utiliza la cirugía convencional.

No todos los pacientes son candidatos a este tipo de cirugía, previamente debe realizarse un análisis completo y discutir sus alternativas, riesgos y beneficios con su cirujano. En la mayoría de los casos este tipo de cirugía no presenta efectos secundarios y los pacientes se recuperan de manera satisfactoria.

Por Dr. José María Raventós Negra
Cirugía general

El Dr. José Mª Raventós es licenciado en Medicina y Cirugía por las Universidades de Barcelona (1975) y Minnesota (1979). Especializado en Cirugía general, digestiva y endocrina en la Clínica Mayo (Estados Unidos, 1978-1982). En su práctica diaria presta una dedicación particular a Cirugía del tiroides y paratiroides y otras glándulas endocrinas así como en Cirugía laparoscópica avanzada: vesícula biliar, apéndice, colon, hígado, bazo, glándula suprarrenal.

Ver perfil

Valoración general de sus pacientes