Rellenos faciales: recupera la firmeza del rostro

Escrito por: Dr. Javier Pedraz Muñoz
Publicado: | Actualizado: 17/11/2018
Editado por: Top Doctors®

Los rellenos faciales o rellenos dérmicos son sustancias diversas que pueden ir desde productos temporales hasta permanentes. Se administran mediante inyecciones con agujas de calibre muy fino en determinadas zonas de la cara. 

Son una de las técnicas más solicitadas en medicina estética debido a la rapidez de resultados, sencillez de aplicación y seguridad de los productos. 

Clases de rellenos faciales 

La sustancia que más se utiliza es el ácido hialurónico que es un relleno temporal de aproximadamente 10 meses de duración. Se pueden corregir arrugas de todo tipo, tanto finas como profundas. Es un relleno excepcional para patas de gallo, entrecejo, contorno de labios y para realzar los pómulos. Otros rellenos temporales que se utilizan cada vez menos son los rellenos de colágeno.

También hay tipo de rellenos semi-permanentes como, por ejemplo, la hidroxiapatita cálcica, que son rellenos con una mayor duración que los temporales. Este relleno también tiene efecto tensor, con lo cual también puede ser utilizado para la corrección de la flacidez de la cara.

Otro tipo de rellenos son los permanentes (por ejemplo poliacrilamida, alquil-amida), con un efecto más duradero. Estos rellenos son cada vez menos utilizados debido a la mayor frecuencia de efectos secundarios y al diferente efecto que producen con el paso del tiempo, ya que la forma de la cara va cambiando con los años.

rellenos faciales
Existen distintos tipos de rellenos faciales según si serán de duración temporal, semi-permanente o permanentes
 

Recurrir a un relleno facial

La indicación principal de un relleno facial es restaurar el volumen de determinadas zonas de la cara que, por determinadas circunstancias, han perdido realce. Las zonas que habitualmente se tratan mediante rellenos faciales son las arrugas “de reposo”, que son arrugas que están presentes aunque uno no esté haciendo ningún gesto con la cara, por ejemplo surco nasogeniano, labios, surco de la lágrima, etc… Otra indicación de estos rellenos es aumentar el volumen de los pómulos o disimular arrugas producidas por flacidez.

Además, se puede conseguir mejorar la flacidez de la cara al aumentar el volumen en determinadas zonas, ya que siempre se logra un efecto tensor que mejora el descolgamiento de la piel.

Dr. Javier Pedraz Muñoz

Por Dr. Javier Pedraz Muñoz
Dermatología

Dermatólogo formado en las mejores instituciones nacionales e internacionales, como el Hospital Universitario de la Princesa de Madrid y otros centros del extranjero. En la actualidad, ejerce como médico estético en la Clínica Santa Elena. 


TOPDOCTORS utiliza cookies propias y de terceros para facilitar su experiencia como usuario de nuestra web y captar datos estadísticos mediante el análisis de sus datos de navegación. Si usted continúa con la navegación, entendemos que nos ofrece su consentimiento para el uso de cookies. Puede cambiar la configuración de cookies u obtener más información aquí.