¿Qué tipos de implantes dentales hay?

Escrito por: Dr. Rafael Pérez-Escariz
Publicado:
Editado por: Top Doctors®

Para soportar las prótesis dentales, hoy en día se utilizan implantes osteointegrados endoóseos. Éstos se pueden clasificar siguiendo varios criterios:
 

  • Por su tamaño, los implantes pueden ser de largo estándar o cortos, de ancho, estándar o estrechos.
     
  • Considerando las etapas en la realización del tratamiento, pueden ser inmediatos o diferidos.
     
  • Según su conexión con la prótesis, de conexión interna o externa.
     
  • De acuerdo a la técnica de colocación, pueden ser sumergidos o no sumergidos.
     

¿Qué implante se utiliza en cada caso?

Para elegir el implante más adecuado es necesario conocer las necesidades y expectativas del paciente, por lo que el especialista en Odontología realizará siempre un análisis lo más completo posible de la zona a implantar.

Hoy en día existen grandes técnicas para ello que permiten conocer el tipo de encía presente en la zona y la disponibilidad ósea, tanto en cantidad de hueso disponible como en su calidad… Una vez realizado el análisis y diagnosticadas las necesidades del paciente se elegirá el tratamiento que mejor se adapte a sus deseos.

Los implantes cortos o los estrechos son los que se utilizan cuando el hueso disponible es escaso en altura o anchura. Si el diente a sustituir está en la zona donde la estética es muy importante, se recurre a implantes de una sola fase para reponer el diente en una única sesión. Son los llamados implantes inmediatos, que se colocan en el mismo momento de la extracción del diente a sustituir, o de carga inmediata, en los que se coloca el implante y la prótesis en la misma sesión.

Ventajas e inconvenientes de los implantes

Los distintos tipos de implantes han ido apareciendo en el mercado para solucionar los distintos casos que presentan en la consulta. Por ejemplo, los implantes de conexión externa son los primeros que aparecieron hace más de cuarenta años. Posteriormente, los de conexión interna aparecieron para corregir problemas de aflojamiento de los tornillos.

Todos los sistemas tienen sus ventajas si son utilizados para lo que han sido creados. Y es que un diagnóstico correcto y preciso evita todo tipo de problemas. Por el contrario, las eventualidades surgen cuando se usan sin tener en cuenta las indicaciones.

La aparición de novedades ha sido una constante en los últimos años, mejorándose la forma y diseños de los implante y las superficies de contacto entre hueso e implante. Por ejemplo, la industria biomecánica ha mejorado los diseños, fabricándose hoy todos de forma cónica y con espiras redondeadas y autoenrroscantes en el ápice. Así, las investigaciones se centran en conseguir implantes más cortos, más estrechos y que se integren más rápido.

De esta manera, hoy en día podemos poner implantes en situaciones que antes no nos atrevíamos a hacerlo por no disponer de los medios necesarios. Desde aquí animo a los pacientes que aún desconfían de esta técnica a que busquen un buen profesional y aprovechen las ventajas de estos tratamientos.

Por Dr. Rafael Pérez-Escariz
Odontología y estomatología

Rafael Pérez-Escariz es un experto odontólogo (1992) que ejerce en las clínicas que llevan su nombre. Cuenta con formación en diferentes ámbitos dentro de la especialidad, y es licenciado en medicina (1981) y funcionario por oposición del Ministerio de Sanidad y Consumo con cargo de Jefe Local de Sanidad (1983).

Ver perfil

Valoración general de sus pacientes