¿Qué sabes de la diabetes? Descubre los puntos clave de la enfermedad

Escrito por: Dr.Prof. Francisco José Rodríguez Rodrigo
Publicado:
Editado por: Anna Raventós Rodríguez

Para el tratamiento de la diabetes es importante poder conocer si se está en riesgo de poder padecer esta enfermedad, así como poder ver si es necesario analizar los antecedentes familiares de una persona. Para obtener un diagnóstico clínico óptimo ante un problema de salud de estas características, también es importante poder conocer los tratamientos que existen tanto para su prevención, como para cuando el diagnóstico de diabetes está confirmado. El Dr. Prof. Francisco José Rodríguez Rodrigo, cardiólogo, experto en Cardiología Preventiva, Riesgo Cardiovascular, Cardiopatía Congénita y Cardiopatía Isquémica, nos explica cuál es la forma en la que se debe llevar acabo el estudio de la diabetes o prediabetes.

 

En qué casos es necesario analizar los niveles de glucosa en sangre

Se aconseja realizar un estudio de prediabetes a todos los adultos con sobrepeso, con un índice de masa corporal mayor de 25 k/m2, y que además cuenten con algún otro de estos factores de riesgo adicional:

 

  • Sedentarismo.
  • Familiares de primer grado con diabetes.
  • Mujeres con diagnóstico previo de diabetes gestacional o que tuvieron un niño que nació con peso elevado (más de 4 k).
  • Hipertensos, es decir, con presión arterial por encima de 140/90 mmHg o tratados con fármacos antihipertensivos.
  • Alteraciones en el colesterol: HDL menor de 35 mg/dl y/o triglicéridos por encima de 250 mg/dl.
  • Mujeres diagnosticadas de ovario poliquístico.
  • Alteraciones de la glucosa en ayunas o intolerancia a la glucosa en una determinación anterior.
  • Otras condiciones clínicas asociadas con resistencia a la insulina.
  • Antecedentes de enfermedad cardiovascular.

 

 

Control del riesgo cardiovascular entre pacientes de diabetes

Debes controlar los demás factores de riesgo cardiovascular, especialmente hipertensión, tabaquismo y colesterol, especialmente si se es obeso, debes perder peso. Debe llevarse a la práctica una actividad física de forma continuada. Para poder prevenir mayores problemas con la diabetes, se recomienda llevar un control de la glucemia en sangre. Los niveles correctos que deberían darse son: hemoglobina glicosilada (HbA1C): <7% (o <7,5% según pacientes); glucemia en ayunas (mediciones antes de las comidas): 70-130 mg/dl; glucemia postprandial (después de comer): <180 mg/dl.

 

Se aconseja realizar un estudio de prediabetes a todos los adultos con sobrepeso

 

Realizar una identificación precoz de diabéticos con enfermedad cardiovascular, especialmente cuando estos están aún asintomáticos, es la mejor táctica para reducir las complicaciones y mortalidad por esta causa. De la misma forma, debe mantenerse un buen nivel de presión arterial: TA<130/80 mmHg., y cumplir con unos objetivos de control de colesterol: LDL<100 mg/dl (o menos de 70 mg/dl), HDL>50 mg/dl y triglicéridos<150 mg/dl.

 

Cuáles son las diferentes formas de tratamiento de la diabetes

En el caso de la diabetes del tipo 1, el tratamiento es siempre la administración de insulina de por vida. En la diabetes del tipo 2, por lo general, se puede empezar por trabajar con un programa de dieta y ejercicio cardiosaludables. Si esto no basta, es posible que el médico recomiende tomar antidiabéticos orales. Cuando los fármacos tampoco son suficientes, será necesario añadir insulina.

Dieta cardiosaludable

Para poder tratar la diabetes es importante reducir la ingesta de grasas saturadas, que tiene que ser inferior al 7 por ciento del total de calorías. El aceite de oliva tiene que ser la grasa predominante en un cambio de dieta. Es importante realizar una disminución o eliminar las grasas de origen animal: mantequilla, crema de leche, tocino, etc. Éstas es preferible sustituirlas por el consumo de pescado.

 

Las carnes, pescados y huevos son ricos en proteínas y también contienen grasas, pero no hidratos de carbono. Comer poco y varias veces al día, evitando comidas copiosas y los azúcares de absorción rápida que elevan bruscamente los niveles de glucosa en la sangre.

 

Ejercicio cardiosaludable

La actividad física controla los niveles de glucemia en sangre, reduce el sobrepeso, mejora la calidad de vida del paciente y evita las posibles complicaciones que puedan surgir por el desarrollo de la enfermedad de diabetes. El ejercicio físico ideal para la mayoría de los diabéticos es caminar, correr o montar en bicicleta. En caso de neuropatía o pie diabético, evitar ejercicios con riesgo de traumatismo.

 

Antidiabéticos orales

Sólo son útiles en la Diabetes del tipo 2. Cuando con la alimentación y el ejercicio no es suficiente para controlar este tipo de diabetes, se recurre a diferentes fármacos que ayudan a que el páncreas produzca más insulina o a que actúe mejor la que produce por sí mismo.

 

Insulina

Esta hormona, la cual se produce en el páncreas, es el pilar del tratamiento de la Diabetes del tipo 1, pero también forma parte del tratamiento de la Diabetes del tipo 2. La insulina se debe administrar mediante una inyección subcutánea.

 

Para poder tratar la diabetes es importante reducir la ingesta de grasas saturadas

 

Existen diferentes tipos de insulina que se diferencian fundamentalmente en el tiempo que tardan en hacer efecto y su duración, la cual puede ser: ultrarrápida, rápida, intermedia y lenta.

 

Con las diferentes pautas y tipos de insulina se intenta imitar lo que hace un páncreas de una persona sin diabetes. Las insulinas de asimilación rápida y ultrarrápida, se utilizan en cada comida para imitar el pico de insulina que produce el páncreas y así poder asimilar los nutrientes ingeridos.

 

Las insulinas lentas y ultralentas, intentan imitar la secreción basal del páncreas, esta es el tipo de insulina que se produce entre comidas o por la noche, para mantener estables los niveles de glucosa en sangre.

 

Diabetes y embarazo

La diabetes gestacional es la elevación inadecuada de glucosa que se detecta en el embarazo de mujeres no diabéticas. Ante este tipo de casos, hay que tener en cuenta lo siguiente:

 

  • Como no presenta síntomas, para su detección se realiza una analítica en torno a las 24 semanas de embarazo.
  • Afecta a un 5 por ciento de las gestantes. Se ha comprobado que la diabetes gestacional aparece con más frecuencia en las mujeres de mayor edad o con sobrepeso. De ese porcentaje, sólo un 1 por ciento corresponde a casos de diabetes pregestacional (diabetes tipo 1 o infanto-juvenil).
  • Según su grado de peligrosidad, se deben seguir frecuentes controles obstétricos y glucémicos. También es necesario que la paciente sea vigilada por el endocrinólogo.
  • El tratamiento fundamental consta de recomendaciones dietéticas y práctica de ejercicio. Si no basta, hay que iniciar tratamiento con insulina.
  • Aunque la mayoría de las diabetes gestacionales desaparecen tras el parto, se recomienda un seguimiento para descartar que se haya hecho crónica.
  • Las mujeres que han sufrido diabetes gestacional deben hacerse un control al llegar a la menopausia, ya que en esta etapa podría volver a aparecer y convertirse en una diabetes tipo 2.

 

Cuál es el proceso por el que se diagnostica la diabetes

Los primeros síntomas de la diabetes son la hiperglucemia o elevación de los niveles de azúcar en sangre, la cual es la responsable directa de los síntomas típicos de la diabetes. De ahí que sea importante conocerlos para facilitar su diagnóstico:

 

  • Necesidad de orinar con mucha frecuencia, también llamada poliuria.
  • Tener mucha sed: polidipsia.
  • Tener mucha hambre: polifagia.
  • También suele aparecer debilidad, pérdida de peso y molestias digestivas.

 

No obstante, la diabetes mellitus tipo 2 puede no presentar síntomas durante años y diagnosticarse por un análisis de forma casual.

 

Los primeros síntomas de la diabetes son la hiperglucemia o elevación de los niveles de azúcar en sangre

 

Cómo se desarrolla el diagnóstico clínico de la diabetes

Existen actualmente cuatro formas clínicas de diagnosticar la diabetes mellitus:

 

  • La aparición de síntomas de hiperglucemia y una analítica pueden confirmar niveles de glucosa iguales o mayores a 200 mg/dl.
  • Una analítica en ayunas detecta niveles de glucosa en sangre iguales o superiores a 126 mg/dl. Para que la medición sea correcta, no se puede ingerir ningún alimento calórico 8 horas antes de la analítica.
  • Realizando un test de sobrecarga oral a la glucosa, el cual consiste en tomar 75 gramos de glucosa diluida en agua y permanecer en reposo durante las dos horas siguientes. A continuación, se miden las cifras de glucosa y se comparan con las tomadas antes de la prueba. Unas cifras iguales o superiores a 200 mg/dl confirmarían el diagnóstico de diabetes.
  • Mediante una analítica especial que nos dice cómo han estado los niveles de glucosa en la sangre en los últimos tres meses, la cual se llama Hemoglobina Glicosilada (Hb1Ac), y la cual si es igual o superior a 6,5% el diagnóstico de diabetes está establecido.

 

Cómo se puede conocer cuál es el nivel de glucosa normal

Se habla de prediabetes cuando existe una elevación de los niveles de glucosa en sangre, pero ésta no alcanza el mínimo para considerarse diabetes. Ésta se da en dos situaciones, las cuales son factores de riesgo de aparición de diabetes y de enfermedades cardiovasculares:

 

  • Cuando los niveles de glucosa en ayunas están entre 100 y 125 mg/dl.
  • Cuando dos horas después del test de sobrecarga oral a la glucosa los niveles de glucemia están entre 140 y 199 mg/dl.
  • Cuando los niveles de Hb1c están entre 5,5 y 6,4%.

 

Por debajo de estos niveles, no existe diabetes.

 

Afectación de antecedentes familiares ante el diagnóstico de diabetes

Numerosos estudios han mostrado un componente genético en los casos de hipertensión, hipercolesterolemia familiar y diabetes tipo 2, factores todos relacionados con el desarrollo de enfermedad cardiovascular.

 

El riesgo de padecer problemas cardiovasculares es mayor ante los siguientes casos:

  • Si un familiar masculino de primer grado (padre o hermano) ha sufrido un infarto antes de los 55 años.
  • Si un familiar femenino de primer grado (madre o hermana) ha sufrido un infarto antes de los 65 años.
  • Si el padre y la madre han sufrido problemas cardiovasculares antes de los 55 años, el riesgo del hijo se incrementa un 50 por ciento. Es importante disponer de un historial familiar.
  • Problemas de hipertensión: existe cierta predisposición familiar a padecerla. Además, se ha demostrado que la hipertensión es un factor de riesgo muy importante de infarto de miocardio, insuficiencia coronaria, angina de pecho y arritmias.
  • Hipercolesterolemia familiar: uno de los factores hereditarios de mayor riesgo cardiovascular. Si tenemos antecedentes familiares de colesterol elevado debemos someternos a analíticas desde una edad temprana para que se pueda hacer un diagnóstico precoz.
  • Diabetes tipo 2: también tiene un componente genético. Si uno de los padres tiene diabetes, el hijo contempla un alto riesgo de desarrollarla. Por ello, se aconseja controlar los factores de riesgo.

 

Al margen de la indudable importancia que conlleva la afectación de los antecedentes familiares, ante el diagnóstico, y en el posible desarrollo de una enfermedad cardiovascular, es importante tener en cuenta que el mantenimiento de un estilo de vida cardiosaludable, no fumar, seguir una dieta equilibrada y practicar ejercicio físico regularmente minimiza en gran medida el porcentaje de riesgo.

 

Ya que los antecedentes familiares son un elemento de riesgo no modificable, las personas con predisposición familiar a padecer enfermedades cardiovasculares deben concentrar sus esfuerzos en el control de los factores sobre los que sí es posible actuar.

Por Dr.Prof. Francisco José Rodríguez Rodrigo
Cardiología

Especialista en Cardiología, con probada formación académica y experiencia hospitalaria de más de 30 años, en permanente contacto con los últimos avances tecnológicos. El Dr. Rodríguez Rodrigo es Jefe del servicio de Cardiología del Hospital HM Montepríncipe y, de manera combinada) del mismo servicio del Hospital HM Torrelodones. Compagina su labor profesional con la docencia, y ha dirigido trabajos de investigación, impartido cursos de doctorado y organizado reuniones científicas, mesas redondas, y foros de divulgación cardiovasculares. Es miembro de diferentes sociedades y asociaciones.

Ver perfil

Valoración general de sus pacientes


TOPDOCTORS utiliza cookies propias y de terceros para facilitar su experiencia como usuario de nuestra web y captar datos estadísticos mediante el análisis de sus datos de navegación. Si usted continúa con la navegación, entendemos que nos ofrece su consentimiento para el uso de cookies. Puede cambiar la configuración de cookies u obtener más información aquí.