¿Qué hacer contra el sarro dental?

Escrito por: Dra. Mª Cruz Frías López
Publicado: | Actualizado: 15/11/2018
Editado por: Top Doctors®

Se define el sarro dental como la acumulación de placa bacteriana alrededor de los dientes, la cual se endurece y se calcifica. Este estado impide su eliminación manual mediante el cepillado.

 

Distribución, diagnóstico y efecto clínico del sarro dental

El sarro es una masa bacteriana, calcificada, de dureza variable y de color pardo amarillento. Su formación no depende sólo de la cantidad de placa bacteriana presente, también de la secreción de las glándulas salivales.

De hecho, los minerales presentes en la saliva calcifican la placa bacteriana presente en los dientes. Por ello se formará más sarro en las zonas adyacentes a la salida de las glándulas salivales. También habrá más en las zonas vestibulares de molares superiores, por su proximidad con la salida del conducto parotídeo, y en las zonas linguales de los incisivos inferiores por la proximidad con la salida del conducto de las glándulas submandibulares.

El sarro se puede identificar fácilmente, al tratarse de una masa dura adherida a la parte dentaria supragingival. Se suele diagnosticar clínicamente con una sonda periodontal, localizando hasta donde llega el acúmulo bacteriano en la parte subgingival de la raíz. En estas situaciones, los depósitos de sarro podrían diagnosticarse también de forma radiográfica.

El tiempo requerido para la formación de sarro es muy variable. En algunas personas, se empieza a formar a las dos semanas desde la última limpieza, y en otras, tardará meses.

 

¿Cómo afecta el sarro a los dientes?

Según explican los expertos en Odontología, el sarro se haya siempre cubierto por una capa de placa microbiana viable, no mineralizada, por lo que no se pone en contacto directo con los tejidos gingivales.

En consecuencia, éste no es un factor primario para el desarrollo de la periodontitis. No obstante, actúa como factor retentivo para la formación de más placa bacteriana alrededor de los dientes. Ello vuelve muy difícil la eliminación adecuada de la placa e impide que los pacientes realicen un adecuado control higiénico de su boca.

El sarro se une firmemente a la superficie de dientes y de implantes, aprovechando microrugosidades y defectos en la superficie. Por ello es más frecuente en dientes restaurados con superficies poco pulidas, alrededor de implantes con el cuello expuesto, superficies radiculares no uniformes, pequeñas grietas o fisuras en los dientes, etc.

Por lo tanto su presencia será más frecuente en bocas adultas, con restauraciones o factores retentivos que favorezcan la formación y acumulación de estos depósitos minerales.

 

Tratamiento del sarro

Debido a su composición y consistencia, se hace imposible su eliminación por parte de los pacientes. No obstante, es relativamente fácil eliminarlo en la consulta dental mediante una profilaxis exhaustiva de todas las superficies dentarias seguida de un pulido minucioso para intentar retrasar su formación.

Se deben educar a los pacientes ayudándoles a identificar zonas de su boca con mayor riesgo de formación. De esta manera podrán hacer hincapié en esas áreas con la higiene diaria, y acudir al odontólogo para el mantenimiento y adecuado control de su salud bucodental.

Por Dra. Mª Cruz Frías López
Odontología y estomatología

Tras más de 10 años de experienca, la Dra. Mª Cruz Frías López se ha convertido en una prestigiosa especialista en periodoncia y osteointegración. De hecho, en la actualidad la clínica Plénido Dental de Madrid goza de sus conocimientos y atención a pacientes. A su trayectoria profesional, la doctora puede incluir toda su experiencia como docente universitario, conferenciante, comunicadora en cursos, seminarios y publicaciones. 

Ver perfil

Valoración general de sus pacientes