¿Qué es la cardiopatía congénita?

Escrito por: Dr. Pablo Yuste Pescador
Publicado: | Actualizado: 23/04/2018
Editado por: Top Doctors®

Una malformación congénita es la que presenta un ser al nacer. De estas malformaciones, las más frecuentes son las que afectan al corazón y se llaman cardiopatías congénitas. Ocurren en menos de 10 sujetos por cada 1000 nacidos vivos.

Por lo menos, la mitad de los afectados necesitará un estudio diagnóstico especial o algún tratamiento urgente en el primer año de vida. La etiología, el por qué aparecen estas cardiopatías, es motivo de investigación y las técnicas de genética molecular han permitido descubrir el origen genético en varios síndromes o cardiopatías.

 

¿Cómo se detectan?

En cardiología, la detección de las cardiopatías congénitas debe comenzar, en ambiente hospitalario, desde el período fetal. Para observar alteraciones en el corazón fetal, la técnica adecuada es la Ecocardiografía y Doppler que permite visualizar, en movimiento, el corazón y las arterias del feto a través de las estructuras abdominales de la madre. La forma de presentación de las cardiopatías congénitas varía desde el nacimiento a las primeras semanas de vida presentando cianosis, estado de choque  o  hiperflujo pulmonar. Todo ello lo valoran los pediatras y los cardiólogos pediátricos de forma exclusiva en el ámbito hospitalario.

 

¿Qué es un soplo en el corazón?

El signo que motiva la preocupación familiar y que lleva al mayor número de valoraciones cardiológicas es la presencia de un soplo cardiaco. Un soplo cardiaco se produce por la presencia de un flujo sanguíneo turbulento en una válvula cardíaca o en  un vaso determinado. Afortunadamente, la presencia de un soplo, detectado por auscultación, no presupone la existencia de cardiopatía. El trabajo del cardiólogo es conocer la historia clínica del paciente, desde su gestación en adelante, utilizar la auscultación para detectar el soplo y sus características emplear las diferentes técnicas: el Electrocardiograma, el Ecocardiograma y Doppler codificado en color y la exploración radiológica para decidir si el soplo es traducción de una cardiopatía o se trata simplemente de un soplo inocente que no es producido por una malformación. La frecuencia de un soplo inocente se acerca al 50% de los casos considerando todas las edades pediátricas. Los adolescentes y adultos con cardiopatía congénita Los adolescentes y adultos portadores de una cardiopatía congénita podrían separarse en tres grupos:

1. Los portadores de cardiopatías congénitas poco importantes como la estenosis pulmonar, defectos septales pequeños, aorta bicúspide, etc. Muchos casos no se detectaron al nacer y se descubren más adelante.

2. Afectados por cardiopatías severas que no fueron tratadas con cirugía en la infancia por rechazo familiar u otros motivos y que han sobrevivido años.

3. Se trata de los pacientes que fueron tratados oportunamente con cirugía pero que, en ocasiones, presentan lesiones residuales o secuelas. La Ecocardiografía asociada al examen Doppler con codificación en color es la herramienta fundamental para la valoración de estos casos desde un punto de vista anatómico y funcional y, así, proceder al seguimiento de su evolución.

 

Complicaciones

Además de establecer el diagnóstico más preciso posible, es muy importante valorar las complicaciones:

- Una de ellas se denomina cianosis. Se trata de una coloración de piel violácea producida por la mezcla de sangre arterial y venosa, en la zona malformada, Favorece el aumento de los hematíes y, por lo tanto, producir episodios tromboembólicos.

- Una peligrosa infección es la endocarditis bacteriana que se produce en un 8% de los pacientes con cardiopatías congénitas. Puede sobrevenir por un tratamiento maxilo-facial o dental, infecciones de vías altas respiratorias, cirugía genitourinaria o aborto. La solución es recomendar una pauta médica de prevención según los casos.

- Las arritmias auriculares o ventriculares son un serio problema y se producen por la malformación anatómica en sí o por las cicatrices quirúrgicas. Deben ser tratadas porque deterioran la capacidad funcional del paciente. Para ello, contamos con los estudios  electrofisiológicos que investigan la zona de origen, la administración de fármacos antiarrítmicos o la técnica de ablación o implantación de marcapasos según proceda.

- La hipertensión arterial pulmonar se produce cuando existe una sobrecarga de flujo sanguíneo en la arteria pulmonar por los cortocircuitos o conexiones vasculares anómalas y debe tratarse medicamente según su repercusión.

Los pacientes portadores de una cardiopatía congénita, haya sido descubierta en la infancia o posteriormente en la pubertad o edad adulta, haya sido corregida quirúrgicamente o no deben acudir de forma periódica al cardiólogo para evaluar su situación y progresión. Es muy importante prevenir complicaciones como la endocarditis bacteriana o tratar las posibles arritmias o hipertensión pulmonar para mejorar la capacidad funcional y acceder a un bienestar.

Por Dr. Pablo Yuste Pescador
Cardiología adultos

El doctor Pablo Yuste Pescador es un destacado especializado en cardiología de Madrid. Su carrera profesional no destaca sólamente por su actividad como médico, sino también por su vasta docencia en varios países del mundo, además de sus numerosas publicaciones en revistas nacionales, internacionales y libros. Cuenta con más de 40 años de experiencia y actualmente es médico cardiólogo en la Clínica La Luz de Madrid.

Ver perfil

Valoración general de sus pacientes


TOPDOCTORS utiliza cookies propias y de terceros para facilitar su experiencia como usuario de nuestra web y captar datos estadísticos mediante el análisis de sus datos de navegación. Si usted continúa con la navegación, entendemos que nos ofrece su consentimiento para el uso de cookies. Puede cambiar la configuración de cookies u obtener más información aquí.