¿Qué diferencia hay entre deterioro cognitivo leve y demencia?

Escrito por: Dr. Antonio José García Trujillo
Publicado:
Editado por: Margarita Marquès

El deterioro cognitivo leve se detecta a través de un test cognitivo, en el que se valora la disminución (en relación a su edad) de alguna de las funciones intelectuales (sobre todo, la memoria), que no evolucionan en sucesivos controles. De esta manera, el deterioro cognitivo leve no llega a provocar incapacidad respecto a su capacidad previa.

 

En la demencia, el principal criterio es que el deterioro cognitivo sea progresivo y dificulte actividades instrumentales de la vida diaria.

 

Ante un deterioro cognitivo leve debemos iniciar tratamientos sobre todo de estimulación cognitiva, ya que sabemos que más del 50% puede acabar en demencia y se puede prevenir.

 

Una forma de prevenir la demencia es realizando ejercicios de
estimulación cognitiva para mantenerse activo intelectualmente

 

Cómo prevenir la demencia

Para mantener un cerebro saludable aconsejamos:

  • Evitar el sedentarismo: es importante practicar ejercicio físico moderado a diario. Por ejemplo, los clásicos 10.000 pasos que es suficiente con realizar 3-4 veces por semana; es la forma más práctica de mantener nuestra memoria intacta, ya que mejoramos la circulación cerebral.
  • Mantenerse activo intelectualmente: ya sea leyendo revistas, libros, hacer ejercicios de estimulación cognitiva, aprender idiomas, conferencias, etc.
  • Participar en actividades sociales: salidas con amigos y familia, colaborar con la sociedad. Somos seres sociales y los confinamientos son antinaturales para nosotros.
  • Control de los factores de riesgo vascular: tensión arterial, diabetes y colesterol. Es importante mantener una dieta saludable baja en azúcares refinados y grasas saturadas, pero rica en verduras y pescado, para evitar a toda costa la obesidad.
  • Evitar tóxicos: evitar el tabaco y consumir alcohol solamente con moderación, y prevenir caídas.
  • Tener una actitud positiva frente a la vida: eliminar el estrés todo lo que se pueda y pedir ayuda ante la frecuente sintomatología depresiva de la tercera edad, que se controla con fármacos apropiados y sin efectos secundarios.

 

Ante un deterioro cognitivo leve debemos iniciar la estimulación cognitiva orientada a potenciar las capacidades mentales existentes: memoria, orientación, lenguaje, atención, funciones ejecutivas, praxias y gnosias. Ya sea por nuestra cuenta o, más divertido, en cursos de memoria.

 

La Fundación Mente lleva más de 20 años impartiendo cursos en sus centros de palma. Ante un inicio de demencia se planteará acudir a un centro de día para junto a los fármacos actuales, retrasar en muchos años su evolución. En Mente disponen de 5 centros para facilitar el acceso al centro más cercano a nuestra casa.

Por Dr. Antonio José García Trujillo
Neurología

El Dr. Antonio José García Trujillo es un gran especialista en Neurología. Cuenta con más de 20 años de experiencia en la profesión y una extensa formación en distintos ámbitos de la especialidad. En concreto, es experto en demencia, trastornos del movimiento, parkinson, trastornos del sueño, migrañas y cefaleas, entre otros tratamientos y patologías.

Licenciado en Medicina y Cirugía en la Universidad de Valencia, se especializó posteriormente en Neurología. En la actualidad, ejerce como especialista en neurología y es el Director  del Centro médico multidisciplinar OMS42 Centro Neurológico donde trabaja con otros neurólogos, psiquiatras, picólogos, neuropsicólogos y un médico general. Ejerce también como especialista en Neurolgía del Centro "MENTE Rehabilitación de la Memoria".

Ver perfil

Valoración general de sus pacientes


Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación. El usuario tiene la posibilidad de configurar sus preferencias AQUI.