Prótesis de superficie

Escrito por: Dr. Rafael Llopis Miró
Publicado: | Actualizado: 18/02/2018
Editado por: Top Doctors®

A partir de una cierta edad, las partes del cuerpo con mucho degaste óseo acaban manifestándose en forma de dolor y condicionando la vida del paciente. En el caso de requerir de cirugía, la elección de una buena prótesis es esencial para la recuperación de la persona. A continuación, el experto en traumatología, Dr. Rafael Llopis, nos explica todos los detalles sobre la prótesis de cadera de superficie.

Prótesis de cadera de superficie

El objetivo de las prótesis de cadera de superficie es la preservación de la máxima cantidad de hueso posible para futuros recambios producidos por el desgaste. El tipo de prótesis más utilizada y con mayores estudios de seguimiento de más de 15 años, es la denominada BHR (Birmingham Hip Resurfacing).

Este tipo de prótesis va dirigido a varones con una edad por debajo de los 65 años, con buena calidad de hueso y que quieran practicar ejercicio. Aun así, se debe advertir del riesgo del aumento de los iones libres en sangre y de las reacciones locales que se pueden producir.

En el caso de los pacientes con deformidades óseas, necrosis avascular, quistes óseos, enfermedad renal, alergia a metales, entre otras patologías, deben ser considerados pacientes no candidatos a prótesis de superficie con el fin de evitar los problemas potenciales que les puede causar el metal utilizado.

 

Ventajas e inconvenientes

Las ventajas principales de esta prótesis de cadera son la conservación ósea, la disminución del desgaste y la reducción del grado de incidencia de una luxación.

Por el contrario, las desventajas más importantes son las derivadas de la fricción entre las dos piezas de metal. Tras una investigación, se han detectado reacciones locales considerables en las aleaciones del cromo y del cobalto utilizado en la fabricación de las prótesis totales de cadera con par de fricción metal-metal. Las prótesis convencionales de metal-metal han caído en desuso y están prácticamente retiradas del mercado. Las únicas prótesis de cadera aceptadas, y con precaución, son las de superficie, ya que no presenta una alternativa de par de fricción.

 

Cirugía y postoperatorio

La inserción de una prótesis de cadera de superficie es más laboriosa que en el caso de las prótesis convencionales. En relación a este punto, cabe destacar que la correcta colocación es fundamental para el óptimo funcionamiento.

Respecto al post-operatorio es similar al de las prótesis convencionales. El ingreso oscila entre dos y cuatro días y el riesgo de transfusión es más bajo que en las convencionales. Por otra parte, el uso de bastones se prolonga entre dos y cuatro semanas y la recuperación completa se produce entre uno y tres meses, dependiendo de cada paciente.

Por Dr. Rafael Llopis Miró
Traumatología

El Dr. Llopis Miró es pionero en nuestro país en el desarrollo de nuevas técnicas mínimamente invasivas y en el empleo de nuevos biomateriales para el tratamiento quirúrgico de la artrosis de cadera y rodilla. Cuenta con experiencia laboral y de formación en los mejores hospitales nacionales e internacionales. Actualmente es el director del Instituto del Aparato Locomotor en el Hospital San Francisco de Asís de Madrid.

Ver perfil

Valoración general de sus pacientes


TOPDOCTORS utiliza cookies propias y de terceros para facilitar su experiencia como usuario de nuestra web y captar datos estadísticos mediante el análisis de sus datos de navegación. Si usted continúa con la navegación, entendemos que nos ofrece su consentimiento para el uso de cookies. Puede cambiar la configuración de cookies u obtener más información aquí.