Prótesis de pene: la solución a la disfunción eréctil

Escrito por: Dr. Juan Ignacio Martínez Salamanca
Publicado:
Editado por: Yoel Domínguez Boan

 

¿Qué son las prótesis de pene?

Una prótesis de pene es un tipo de dispositivo que permite generar erecciones artificiales en pacientes con disfunción eréctil. La disfunción eréctil consiste en la incapacidad de un individuo para generar o mantener una erección suficiente para conseguir una relación sexual.

 

Cuando los tratamientos conservadores para el manejo de la función eréctil no son efectivos, las prótesis de pene son el tratamiento de elección para la corrección de esta enfermedad.

 

 

¿Qué indicaciones tienen?

La principal indicación para la colocación de una prótesis de pene es el fracaso del tratamiento farmacológico (ya sea oral o intracavernoso) o con dispositivos de vacío para conseguir una erección suficiente.

 

Otra de las aplicaciones de la prótesis de pene es en aquellos pacientes que asocien una Enfermedad de Peyronie y disfunción eréctil.

 

Ejemplo de prótesis de pene
 

 

¿Hay diferentes tipos?

Existen dos tipos de prótesis de pene en el mercado:
 

  • Prótesis de pene maleables: consiste en dos cilindros semirrígidos de núcleo metálico y un recubrimiento de silicona, que se colocan en ambos cuerpos cavernosos del pene. Son cilindros flexibles, que pueden ser fácilmente manipulados por el paciente para colocar el pene en posición erecta.

    Tienen la ventaja de ser sencillos de manipular y de implantar, son duraderos y más económicos que las prótesis hidráulicas. Por el contrario, su consistencia semirrígida no permite devolver al pene a un estado de flacidez completo, generando cierto grado de erección permanente.


     
  • Prótesis de pene hidráulicas: este tipo de prótesis consta de tres componentes: un reservorio que se coloca a nivel abdominal que contiene una solución salina; los cilindros de silicona que se colocan en ambos cuerpos cavernosos, que a diferencia de las prótesis maleables son huecos, para poder rellenarse del líquido; y una bomba que permite que la solución salina fluya desde el reservorio a los cilindros. La bomba se coloca en el interior del escroto y el paciente la activa cuando quiera conseguir la erección.

    Este sistema permite una erección más natural que las prótesis maleables, con un muy buen resultado estético tanto en erección como en flacidez. Como desventaja son más complejas de manipular y de implantar, y tienen un coste económico mayor.

     

Ambas prótesis son alternativas excelentes para corregir la disfunción eréctil, permitiendo erecciones duraderas y relaciones sexuales satisfactorias.

 

Para más información al respecto, consulte con un especialista en Urología.

Por Dr. Juan Ignacio Martínez Salamanca
Urología

El Dr. Martínez-Salamanca es un reconocido urólogo especialista en patología prostática, medicina sexual y salud del hombre, urología reconstructiva y protésica urogenital. Licenciado en Medicina y Cirugía por la Universidad Complutense de Madrid, actualmente ejerce en el Centro de Urología Médico Quirúrgico.

Cuenta con más de 15 años de experiencia, en los que ha trabajado en el Hospital Puerta de Hierro, Hospital Virgen de Madrid y el Centro de Urología Médico Quirúrgico (actualmente). En 2016 ganó el premio ESSM de excelencia al urólogo europeo menor de 40 años con mejor trayectoria científica y académica.

Ver perfil

Valoración general de sus pacientes


TOPDOCTORS utiliza cookies propias y de terceros para facilitar su experiencia como usuario de nuestra web y captar datos estadísticos mediante el análisis de sus datos de navegación. Si usted continúa con la navegación, entendemos que nos ofrece su consentimiento para el uso de cookies. Puede cambiar la configuración de cookies u obtener más información aquí.