¿Por qué no se aplica más la Medicina Nuclear en Cardiología?

Escrito por: Dr. José Manuel Novoa Crespo
Publicado: | Actualizado: 25/04/2018
Editado por: Anna Raventós Rodríguez

La Medicina Nuclear es una técnica de imagen empleada desde hace varias décadas en enfermedades cerebrales (como por ejemplo, en el deterioro cognitivo), de los huesos, de la glándula tiroides y, por supuesto, del corazón. También se utiliza mucho en Oncología (ganglio centinela en cáncer de mama) y, combinados con el TAC (PET-TAC), en el estudio de múltiples tumores.

La técnica consiste en la utilización de isótopos radiactivos totalmente inofensivos (ya que tienen dosis mínima de radiactividad) que se inyectan en la sangre y se fijan en un órgano determinado. Gracias al uso de un aparato llamado Gammacámara, obtenemos unas imágenes (Gammagrafías) de estos órganos que nos permitirán estudiar si tienen alguna alteración en su anatomía o función.

Aplicaciones de la Medicina Nuclear en Cardiología

Dentro de la Cardiología, la principal aplicación de la Medicina Nuclear es la evaluación del riego sanguíneo del corazón con el objetivo de detectar lesiones de las arterias coronarias que puedan ser causa de infartos o angina de pecho. Para ello, se realiza una prueba de esfuerzo normal, se inyecta el isótopo antes de terminarla y posteriormente se realizan las Gammagrafías, permitiéndonos ver cómo se distribuye la sangre por el corazón (ERGOMETRÍA MIBI-SPECT).

Habitualmente, para detectar la cardiopatía isquémica se realiza una prueba de esfuerzo convencional. La que se realiza con isótopos presenta algunas ventajas respecto a ella:

  • Tiene mayor sensibilidad y especificidad (es más exacta), detectando o descartando la enfermedad en el 90% de los casos.
  • Permite ver el riego del corazón en el caso de que el ECG del paciente impida interpretar la prueba de esfuerzo normal por presentar alguna anomalía.
  • Aclara aquellas situaciones en que la prueba de esfuerzo normal es dudosa.
  • En el caso de que el paciente tenga varias arterias coronarias afectadas, permite ver cuál de ellas es la que produce más alteración del riego sanguíneo, es decir, cuál es la más peligrosa.
  • A través de la técnica GATED-SPECT, utilizada en nuestro servicio, se puede ver también el funcionamiento del corazón antes y después del esfuerzo.
  • Aporta información bastante exacta sobre el pronóstico -bueno o malo- de pacientes con lesiones coronarias ya conocidas, facilitando la indicación y elección del tratamiento.
  • Detecta la existencia de células cardíacas aún vivas tras un infarto (Estudio de Viabililidad Miocárdica) a la hora de indicar una dilatación de la arteria coronaria (Angioplastia) o una cirugía (Bypass Aortocoronario).

Por otro lado, no tiene ninguna desventaja sobre la prueba de esfuerzo convencional, ya que los peligros y complicaciones son las mismas.

Otra aplicación también muy importante es el hecho de poder realizar el estudio en personas que por algún motivo u otro no pueden caminar por la cinta rodante y, por lo tanto, no pueden hacer una prueba de esfuerzo normal (problemas de movilidad en las piernas, edad avanzada, etc.). En estos casos se inyecta un fármaco (Dipiridamol o Adenosina) que sustituye al esfuerzo y, posteriormente, se realizan las Gammagrafías (MIBI-DIPIRIDAMOL O MIBI-ADENOSINA), obteniendo la misma información.

Las técnicas de Medicina Nuclear también se usan en Cardiología para ver el funcionamiento del corazón (Ventriculografía Isotópica) en pacientes con Miocardiopatías, lesiones valvulares o bajo tratamiento con quimioterapia que puede ser cardiotóxica, así como en algunas Cardiopatías Congénitas, en las que se puede calcular la cantidad de sangre que pasa por un cortocircuito (shunt) e indicar la intervención quirúrgica.

La razón por la que estas técnicas de imagen nos son tan conocidas como otras (TAC, Ecografía, RNM) es la falta de Servicios de Medicina Nuclear en muchos hospitales, por lo que, evidentemente, el cardiólogo no puede indicarlas y tiene que utilizar otras técnicas que sí tenga a su alcance (Ecocardiografía de estrés o esfuerzo), de igual efectividad.

En resumen, las técnicas utilizadas por la llamada Cardiología Nuclear ofrecen una alta exactitud en el diagnóstico y pronóstico, permiten evaluar tanto en funcionamiento como el riego sanguíneo del corazón y son totalmente inofensivas

 

 

 

Por Dr. José Manuel Novoa Crespo
Cardiología adultos

El Dr. Novoa Crespo es un destacado especialista en Cardiología general, cardiopatía isquémica y chequeos deportivos. Es experto en la prueba de esfuerzo con isótopos (ergometría MIBI-SPECT).

El doctor forma parte del equipo del Hospital Ruber Internacional de Madrid y del Hospital Universitario Sanitas La Moraleja. Es jefe de Cardiología de la Clínica ICE de Madrid, y profesor colaborador de la Universidad Francisco de Vitoria. 

Ver perfil

Valoración general de sus pacientes


TOPDOCTORS utiliza cookies propias y de terceros para facilitar su experiencia como usuario de nuestra web y captar datos estadísticos mediante el análisis de sus datos de navegación. Si usted continúa con la navegación, entendemos que nos ofrece su consentimiento para el uso de cookies. Puede cambiar la configuración de cookies u obtener más información aquí.