¿Por qué debería corregir mis párpados con blefaroláser?

Escrito por: Dra. Gema Pérez Sevilla
Publicado: | Actualizado: 21/04/2018
Editado por: Top Doctors®

El blefaroláser es una técnica estética para los párpados que permite muchas más ventajas que la técnica convencional. La Dra. Pérez Sevilla, experta en Cirugía Estética, expone los beneficios y avances de este tratamiento.

 

Ventajas del blefaroláser

Las principales ventajas del blefaroláser frente a la técnica convencional son:

 

- Mayor naturalidad de la corrección del párpado superior y de sus cicatrices, y ausencia de ellas en el párpado inferior.

 

- Corrección muy natural de los excesos y defectos de la piel periocular. Mayor corrección de la piel de la pata de gallo.

 

- Permite la corrección de los músculos periorbiculares demasiado gruesos y prominentes sin necesidad de cortes (hipertrofia).

 

- Permite la intervención de pacientes con párpados inferiores muy laxos en los que la cirugía convencional estaría contraindicada por el elevado riesgo de efectos adversos.

 

- Menor periodo de recuperación y convalecencia, sobre todo de párpado inferior (de 5 - 8 días en párpado superior y 4 - 5 en el inferior).

 

- Menor riesgo de complicaciones asociadas a la cirugía del párpado.

 

- Menor riesgo de sangrado y hematoma y, por tanto, de las complicaciones derivadas de ello (mala cicatrización, lesiones de vasos y nervios del globo ocular). Recuperación más rápida. Técnica más segura.

 

- Menor riesgo de mala cicatrización con secuela visible (muy importante en pieles oscuras que cicatrizan peor)

 

- Menor riesgo de ectropion (párpado caído hacia abajo con exposición del blanco del ojo y redondez postquirúrgica).

 

- Menor riesgo de daños de piel, músculos y septos de la región periocular.

 

- Posibilidad de recolocación de grasa en regiones hundidas de modo sencillo.

 

- Permite el tratamiento de las ojeras oscuras por exceso de melanina que suelen acompañar a las bolsas con excelente resultado.

 

Recuperación tras el blefaroláser

La técnica de blefaroláser requiere de ciertos cuidados ya que el paciente no puede exponer el párpado directamente al sol sin protección (crema solar o gafas) durante 3-6 meses, según el caso. Aun así, los pacientes no refieren dolor en el 99% de los casos, solo leve molestia.

 

Durante los primeros días, y dependiendo de la gravedad del defecto previo, el párpado inferior estará rojo, aunque se puede camuflar con maquillaje a partir del quinto o sexto día. Se debe permanecer en reposo relativo durante 24 y, generalmente, se puede realizar actividad normal a las 48 horas (camuflando la zona intervenida con gafas de sol).

 

Los pacientes con exceso muy severo de piel de párpado inferior no son candidatos a esta técnica, y tendrán que ser intervenidos mediante la técnica tradicional para hacer una resección más extrema de la piel sobrante, ya que el láser produce una reducción cutánea de un 40-50%, que sería insuficiente en casos de exceso cutáneo muy severo.

 

El blefaroláser comporta menos complicaciones que la técnica convencional.

 

Actualizaciones de la técnica del blefaroláser

En los últimos años, el tratamiento de casos cada vez más complejos nos ha permitido mejorar la técnica y tratar con buen resultado problemas que antes eran de difícil resolución. Por ejemplo:

 

- Tratamiento del festón malar: el festón malar en un acumulo de líquido entre el musculo orbicular y los tejidos inferiores y subyacentes. El ajuste de los parámetros láser, considerando tipo de piel y causa del festón, junto con la infiltración de determinados fármacos, nos han permitido una combinación terapéutica que soluciona este problema.

 

- Tratamiento concomitante de órbitas vacías mediante relleno de grasa o de ácido hialurónico con cánulas: con frecuencia, en el contexto del envejecimiento periocular, en algunos pacientes se combina la aparición de bolsas con el vaciamiento de la periorbita, de modo que hay acumulo de grasa en zonas indebidas y defecto de la misma en otras zonas. Con la técnica láser el lecho quirúrgico es tan limpio que en la misma intervención se puede extraer las bolsas grasas y realizar injerto mediante cánulas de grasa o ácido hialurónico en las zonas deprimidas, consiguiendo mayor armonía de la zona. La infiltración se realiza usando mi técnica en diabolo, en la que se usa un solo punto de entrada y se expande el relleno o la grasa en dos triángulos yuxtapuestos unidos por un pico central. De esta manera, se restaura la región interna y externa orbitaria.

 

Aplicación del blefaroláser para la asimetría de las cejas

En pacientes con órbitas muy asimétricas, el envejecimiento periocular pone más de manifiesto estas asimetrías, provocando un entristecimiento de la mirada, que ha perdido su armonía. Mediante el láser podemos llevar las cejas a una posición más armónica, corrigiendo en gran parte la disposición anómala de la musculatura que hace que se evidencien las diferencias entre ambos párpados.

 

Para ello, desde la incisión utilizada para el blefaroláser superior, se aborda la órbita despegando con láser el tejido del periostio del hueso, y se sutura mediante un punto tractor la musculatura, con su inserción cutánea, en una zona más adecuada.

 

Aplicación del blefaroláser para la corrección de ojos proyectados

Mediante el abordaje transconjuntival con láser podemos corregir de modo poco traumático los ojos de gran proyección que tienen una exposición escleral (del blanco del ojo) poco atractiva, con aspecto redondeado y caído. La ausencia de sangrado y la óptima disección de los tejidos nos permite la tracción interna del músculo orbicular a la vez que resecamos el excedente de grasa.

 

Aplicación del blefaroláser para el ojo de espanto en pacientes miopes

El láser supone un avance en el tratamiento de las ptosis (caída) del párpado superior, así como en la mal posición y la hipertonía del músculo elevador del parpado superior, que en algunos pacientes da mirada de espanto o de exceso de atención. Con mi técnica personal de “Láser en rastrillo”, se realiza mediante láser CO2 una plastia selectiva del músculo elevador de párpado superior, con ablaciones parciales del mismo, lineales y excéntricas. De este modo, obtendremos un tono adecuado muscular y una relajación de la mirada, además de una mejora en la función palpebral.

 

Combinación de técnicas en pacientes complejos

Hay algunos casos complejos en los que hay que combinar todas las técnicas anteriormente descritas, suponiendo el láser en estas intervenciones una clara ventaja tanto a nivel de ejecución (más rápido, más seguro, más controlado) como de recuperación por parte del paciente. Con la asistencia del láser se disminuye en 6 días el postoperatorio de estos pacientes y se aumenta la seguridad de los procedimientos.

Por Dra. Gema Pérez Sevilla
Medicina estética

Reputada especialista en Medicina y Cirugía Estética, fue la médico especialista más joven de su promoción. Ha trabajado en diferentes centros, y desde el 2005 es Jefe de la Unidad de Medicina Estética Facial y Cirugía Maxilo-Facial del Instituto Médico Láser (IML). Ha colaborado como docente en numerosos cursos dentro de la especialidad, y ha participado en diferentes ponencias y presentaciones en congresos tanto a nivel nacional como a nivel internacional. Es miembro de diferentes instituciones y organizaciones.

Ver perfil

Valoración general de sus pacientes


TOPDOCTORS utiliza cookies propias y de terceros para facilitar su experiencia como usuario de nuestra web y captar datos estadísticos mediante el análisis de sus datos de navegación. Si usted continúa con la navegación, entendemos que nos ofrece su consentimiento para el uso de cookies. Puede cambiar la configuración de cookies u obtener más información aquí.