Operaciones de nariz y retoques sin cirugía

Escrito por: Dr. Juan Antonio Mira González
Publicado:
Editado por: Top Doctors®

Corregir defectos leves de la nariz sin pasar por el quirófano es lo último en retoques nasales. Por lo que, las rinoplastias tradicionales, intervención de alta precisión quirúrgica para cambiar la forma y/o el tamaño de la nariz con fines estéticos, se complementan con nuevos tratamientos mínimamente invasivos para solucionar pequeños defectos sin quirófano.

Rinoplastia

La rinoplastia es una intervención de alta precisión con la que se corrigen tanto defectos congénitos como aquellos que han sobrevenido por causas como accidentes o golpes fortuitos en el rostro. Con esta intervención se corrige no solo la forma de la nariz sino también la dificultad respiratoria causada por una desviación del tabique nasal, entonces hablamos de rinoseptoplastia. Son operaciones de nariz que normalmente requieren una sedación anestésica. Tras más de 35 años de experiencia en rinoplastias, desaconsejo la “limadita”, el raspado simple, pues habitualmente lleva a un aplanamiento del dorso nasal muy inestético.

En mi opinión prácticamente todo el mundo puede mejorar su imagen con una cirugía de la nariz bien desarrollada. Desde hace años utilizo un sistema informático desarrollado en Estados Unidos donde tanto paciente como médico pueden ver en tiempo real los cambios y planificar una intervención, podríamos decir, “a la carta”. Dicho procedimiento requiere de una gran experiencia por parte del cirujano para ser capaz de transformar todos los pasos seguidos informáticamente en técnicas quirúrgicas minuciosas. Incluso en quirófano se utilizan las imágenes preoperatorias computerizadas, además de un Microscopio Galileo, que triplica el tamaño virtual de todas las estructuras, o lo que es lo mismo, consigue una precisión tres veces mayor que sin este instrumento.

rinoplastia estetica
Existen algunas opciones para conseguir la nariz deseada sin pasar por el quirófano
 

Tratamientos con o sin cirugía

Los tratamientos de mejoramiento estético son muy demandados y las técnicas han evolucionado mucho, hasta el punto de que se utilizan una gran variedad de métodos quirúrgicos y no quirúrgicos, con anestesia o sin ella. La experiencia del cirujano indicará siempre el mejor procedimiento a realizar.

En lo que se refiere a técnicas mínimamente invasivas, consisten en infiltrar productos de relleno reabsorbibles o permanentes para solucionar problemas como asimetría, depresiones, etc…También se usa la toxina botulínica (botox o vistabel) para relajar los músculos de la punta nasal y conseguir que “suba”, de manera que se mejore el ángulo nasolabial. También existen pequeñas intervenciones ambulatorias que pueden conseguir en minutos resultados espectaculares definitivos.

Con todos estos novedosos procedimientos se pueden solucionar problemas derivados de una rinoplastia, el paciente ya no tendrá que pasar de nuevo por el quirófano para hacerse un pequeño retoque. Aunque a veces estos tratamientos no pueden sustituir una intervención quirúrgica si está indicada.

Por Dr. Juan Antonio Mira González
Cirugía plástica, estética y reparadora

Tras más de 30 años de experiencia y 15.000 casos tratados, es uno de los cirujanos más reputados. Tiene una amplia formación, con más de 80 diplomas en universidades de todo el mundo, que lo mantiene al día de los últimos avances en cirugía estética. Además, colabora intensamente en programas internacionales de investigación, docencia y ayuda humanitaria.

Ver perfil

Valoración general de sus pacientes


TOPDOCTORS utiliza cookies propias y de terceros para facilitar su experiencia como usuario de nuestra web y captar datos estadísticos mediante el análisis de sus datos de navegación. Si usted continúa con la navegación, entendemos que nos ofrece su consentimiento para el uso de cookies. Puede cambiar la configuración de cookies u obtener más información aquí.