Nuevas perspectivas en el tratamiento del glaucoma

Escrito por: Dra. Silvia Ayats
Publicado:
Editado por: Patricia Fernández Ramos

Si preguntamos “qué es el glaucoma” a personas que lo sufran o tengan familiares, la mayoría dirá que se trata de una enfermedad de la vista en la que el ojo tiene la presión alta. Pero esto no es del todo verdad. De hecho, el glaucoma es una enfermedad degenerativa generalmente crónica del nervio óptico, que es el encargado de llevar la información visual al cerebro.

Actualmente es la primera causa de ceguera no reversible en el mundo. ¿Y por qué todo el mundo habla de la presión ocular? Porque el principal factor de riesgo es la presión ocular alta, si bien existen otros factores de riesgo y una predisposición personal que puede hacer que haya personas con presión ocular alta sin glaucoma (con un nervio sano) y personas con presión ocular baja o normal con glaucoma (con un nervio enfermo).

 

Consecuencias de no tratar el glaucoma

 

El glaucoma inicialmente provoca defectos del campo visual periférico creando una ligera niebla, pero muchos pacientes mantienen una visión central perfecta y no son conscientes de tener una deficiencia visual. Se cree que hasta un 50% de los pacientes enfermos no saben que tienen glaucoma.

Poco a poco, si la enfermedad no está controlada, estos defectos irán volviéndose más profundos hasta provocar áreas ciegas e irán creciendo desde la visión periférica hasta llegar a la zona central de la visión que es cuando el paciente empieza a percibir que no ve bien.

El gran problema de los oftalmólogos que se dedican al mundo del glaucoma es que, aunque existen tratamientos para frenar la enfermedad, no hay ningún tratamiento para curar y devolver al paciente la visión que el glaucoma ya le ha quitado. Por eso es muy importante realizar las revisiones oftalmológicas con los estudios adecuados para valorar el campo visual y el estado del nervio óptico, para detectar los casos de glaucoma en fases inIciales.

Tratamiento glaucoma avances | Top Doctors
Es fundamental acudir a las revisiones periódicas con el oftalmólogo para detectar el glaucoma cuanto antes y frenar la pérdida de visión
 

 

Cómo controlar el glaucoma

 

Para poder controlar la enfermedad, es importante saber qué tipo de glaucoma presenta el enfermo, puesto que dentro del término glaucoma se incluyen diferentes entidades que tienen características anatómicas diferentes, presentar una asociación familiar más o menos fuerte e incluso asociarse en otras enfermedades del ojo o del cuerpo.

Por ejemplo, hay ojos con riesgo de presentar un glaucoma de ángulo estrecho, en el que el primer paso es una iridotomía láser para evitar una subida brusca y severa de tensión ocular, que puede provocar dolor de cabeza y náuseas, así como dar secuelas visuales severas a las pocas horas, lo que se conoce como un glaucoma agudo.

En nuestro medio, afortunadamente, el más frecuente es el glaucoma de ángulo abierto en el que en generalmente el primer tratamiento es con fármacos que se aplican una o dos veces al día mediante colirios, para bajar la presión del ojo. Actualmente existen cuatro familias de fármacos que se pueden dar de forma separada o combinada, adecuando el tipo de fármaco a las características de los pacientes, puesto que a pesar de ser tratamientos con gotas, no se debe olvidar nunca que son fármacos y pueden presentar contraindicaciones con otros fármacos o con enfermedades pulmonares o cardíacas, entre otras.

 

Avances en la cirugía del glaucoma

 

El siguiente paso en el tratamiento sería la cirugía. Antiguamente las técnicas quirúrgicas de glaucoma eran bastante agresivas y tenían riesgo notable de complicaciones, pero la situación ha cambiado con la aparición de la esclerectomía profunda no penetrante, una técnica que integra una membrana que ayuda a la autoregulación de la presión ocular por el propio ojo. Su eficacia es muy alta y con un nivel de seguridad muy bueno, pero como todas las cirugías de glaucoma puede perder parte de su eficacia con los años. Además, se està introduciendo una gran variedad de dispositivos para disminuir la presión ocular, que se pueden asociar a cirugías de catarata o realizarse de forma aislada, y pueden ser muy interesantes en determinados casos.

ojo con glaucoma | Top Doctors
Los avances en el tratamiento del glaucoma permiten una intervención menos invasiva para el paciente y con efectividad muy alta
 

Otra gran novedad en el tratamiento del glaucoma es el láser diodo de micropulsos, una modificación de láser que se aplica en quirófano bajo anestesia local ya hace muchos años en casos de glaucomas terminales con presión ocular muy alta para disminuir la producción del líquido de dentro del ojo al aplicarse por vía externa o interna sobre el cuerpo ciliar (que es el área donde se produce el líquido de dentro del ojo).

La modificación en los parámetros del láser y de la sonda con la que se aplica, permite que se aplique sobre una área llamada pars plana de forma que estimula el drenaje natural del ojo. Se trata de un tratamiento que se aplica por contacto pero sin entrar dentro del ojo, evitando así el riesgo de una cirugía intraocular. Su eficacia es muy alta, reduciendo la presión permitiendo sustituir en muchos casos hasta dos o tres fármacos, a pesar de que su eficacia puede disminuir en el tiempo. El tratamiento se puede repetir, y cómo respeta la anatomía normal del ojo, se podría realizar una cirugía de glaucoma en caso de ser necesario.

Si bien no existe el tratamiento perfecto en el glaucoma, cada día existen más herramientas y técnicas que permiten individualizar el tratamiento para frenar la enfermedad, adaptándolo a cada persona y a sus necesidades.

Por Dra. Silvia Ayats
Oftalmología

La Dra. Ayats Vidal forma parte del equipo médico del Institut d'Oftalmologia Clínica Girona. Ha participado en diversos cursos y congresos sobre la especialidad.

Ver perfil

Valoración general de sus pacientes


TOPDOCTORS utiliza cookies propias y de terceros para facilitar su experiencia como usuario de nuestra web y captar datos estadísticos mediante el análisis de sus datos de navegación. Si usted continúa con la navegación, entendemos que nos ofrece su consentimiento para el uso de cookies. Puede cambiar la configuración de cookies u obtener más información aquí.