¿Necesito un psicólogo o un psiquiatra?

Escrito por: Lda. Carolina Lozano Fernández
Publicado:
Editado por: Yoel Domínguez Boan

Ambos han realizado sus estudios universitarios, el psicólogo hizo su carrera universitaria junto con su Máster de Psicología General Sanitaria o su especialización en Psicología Clínica, a través de una oposición y residencia en un centro de salud pública. Los psiquiatras, por su parte, han realizado su carrera universitaria junto con su especialización en Psiquiatría y su residencia en un centro de salud pública. Por tanto, esta es una gran diferencia, los psiquiatras son médicos y los psicólogos no lo son.

 

Otra gran diferencia, es que los psiquiatras son los responsables de prescribir medicación a los pacientes, frente al psicólogo que no tiene esta función.

 

Los trastornos de personalidad o las enfermedades mentales más graves han de ser tratadas por los psiquiatras. Los psicólogos se hacen cargo de las enfermedades mentales con un grado más leve.

 

El psiquiatra está más focalizado al tratamiento de los psicofármacos y a las diversas reacciones del organismo frente al psicólogo, que está más encaminado a evaluar y tratar el problema emocional.

 

Las visitas al psiquiatra son más dilatadas en el tiempo con respecto a las visitas al psicólogo, que tienen una mayor frecuencia.

 

El psiquiatra podrá diagnosticar, frente al psicólogo (al que habrá que diferenciar entre psicólogo clínico, el cual sí puede dar un diagnóstico), mientras que el psicólogo sanitario no.

 

 

¿Cómo puedo saber si es más adecuada la intervención de un psicólogo o de un psiquiatra?

Va a depender de cada caso. No es lo mismo algo leve que grave, por lo tanto, esa es una buena apreciación a tener en cuenta.

 

Cuando hay una necesidad que implica medicación, atenciones médicas, es necesaria la intervención de un psiquiatra. Esto puede darse con personas que presenten algún trastorno de la personalidad, trastorno bipolar o de esquizofrenia, entre otras. Además, cuando el paciente presenta un psicosis o ideación suicida o conductas autolíticas; el psiquiatra es la persona adecuada. No obstante, trabajar de forma conjunta es recomendable.

 

Los psicólogos se focalizan más en trastornos que se pueden tratar desde la psicoterapia de forma eficaz, es decir, problemas relativos al pensamiento, comportamiento, aprendizaje, emoción, adaptación, resolución de conflictos, toma de decisiones, confianza en uno mismo, entre otras.

 

¿Cuál es la diferencia entre el psicólogo y el psiquiatra?
¿Cuál es la diferencia entre el psicólogo y el psiquiatra? 
 

 

¿De qué depende la elección de psicólogo o psiquiatra?

A lo largo de la vida, las diversas experiencias que vivimos nos pueden llegar a superar, puesto que nos podemos encontrar con momentos mejores o peores. Esto puede ser una situación sobrevenida o algo no previsto, que nos haga perder nuestro propio bienestar emocional.

 

  • Los motivos por los que se acude a un psicólogo son variados:
    • Ansiedad.
    • Estrés.
    • Una pérdida de un ser querido.
    • Una ruptura sentimental.
    • Depresión.
    • Resolución de conflictos.
    • Toma de decisiones.
    • Problemas de conducta, alimentación, sueño.
    • Baja autoestima.
    • Traumas emocionales.
    • Fobias.
    • Obsesiones.
    • Compulsiones.
       
  • Los motivos por los que acudir un psiquiatra:
    • Se encargan de dar un diagnóstico de los trastornos mentales.
    • Evalúan los problemas que presenta el paciente.
    • Tratar los problemas que causan sus trastornos.
       

Los pacientes pueden buscar la ayuda del psiquiatra por algún problema que ha surgido de repente como:

  • Alucinaciones.
  • Pensamientos suicidas.
  • Escuchar voces.
     

También pueden acudir al psiquiatra porque presentan un conjunto de conductas o problemas a largo plazo que entorpecen en su vida cotidiana. Puede que por sí mismos hayan dado este paso, o por sugerencia de su psicólogo.

  • El psiquiatra será el profesional que le prescriba los psicofármacos que el paciente necesite para tratar su patología.
  • El psiquiatra se encargará de ajustar la medicación, de los efectos secundarios que puedan surgir y de la retirada de la misma.

 

 

¿Pueden trabajar en conjunto? ¿En qué casos es necesario?

Es recomendable un enfoque multidisciplinar en el que el psicólogo y el psiquiatra trabajen de forma conjunta. Entre ambos, la comunicación sobre la evolución del paciente es muy recomendable. Habrá momentos en el que el psicólogo trabaje a un nivel más profundo, y que el paciente necesite mantener o aumentar el aporte de psicofármacos, por lo que el psiquiatra también se ajusta a ese baremo. Además, el psicólogo puede derivar al psiquiatra si cree que el paciente necesita un apoyo psicofarmacológico, o al revés, que el psiquiatra estime que el paciente debe comenzar a tener apoyo psicológico.

 

 

¿Es cierto que siempre que se administra medicación es mejor combinarla con la psicoterapia? ¿Por qué?

Trabajar de manera conjunta facilita la mejoría del paciente. Desde los psicofármacos que actúan a nivel químico y fisiológico ayudando a la persona a tener los niveles adecuados para solventar sus problemas diarios. Refuerzan que a largo plazo no se reproduzcan episodios similares. Combinando junto a la psicoterapia, ayuda a poder trabajar a un nivel más profundo. Es en este nivel cuando se abordan problemas cognitivos que generan un gran malestar, los cuales son necesarios abordar que para corregir el problema. La psicoterapia ayudará al paciente a modificar todos aquellos errores cognitivos o comportamentales que le dificultan tener un buen equilibrio emocional.

 

Por lo tanto, un paciente que perciba un tratamiento conjunto de psicoterapia y psicofármacos va a poder obtener los cambios que necesita para su recuperación, sin tener un bloqueo excesivo al abordar sus problemas más dolorosos.

Por Lda. Carolina Lozano Fernández
Psicología

La Lda. Lozano Fernández es una destacada especialista en Psicología de adultos, niños, adolescentes y de pareja. En la actualidad presta consulta online en Carolina Lozano Psicología, ofreciendo terapia integral basada en la orientación cognitivo-conductual para el tratamiento de la ansiedad, la depresión, el estrés y estrés postraumático, la inseguridad emocional y la dismorfia corporal.

Estudió el grado en Psicología por la Universidad a Distancia de Madrid y posteriormente realizó un Máster en Psicología General Sanitaria y se formó en Psicología Clínica y Neurología Conductual del Desarrollo Humano por la misma Institución. 

Ver perfil

Valoración general de sus pacientes


  • Tratamientos relacionados
  • Cambio de sexo
    Tratamiento psicológico
    Terapia de pareja
    Psicología infantil
    Neuropsicología
    Evaluación psicológica
    Histeria
    Trastornos psicóticos
    Trastornos alimenticios
    Psicofarmacología
    Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación. El usuario tiene la posibilidad de configurar sus preferencias AQUI.