Medicina regenerativa y células madre: ¿cómo nos ayudan?

Escrito por: Dr. Fernando Kirchner
Publicado: | Actualizado: 15/11/2018
Editado por: Patricia Pujante Crespo

 

¿Qué es la medicina regenerativa?

Nos preguntamos en estos momentos qué es la medicina regenerativa, en parte para poder explicarlo a todo el público y en parte porque se ha desarrollado tanto que tenemos que replantearnos un poquito estas preguntas básicas elementales.

 

Cuando en los años 45 del siglo pasado Rita Levi-Montalcini investigaba sobre aspectos relacionados con los embriones de pollo, en su primera y segunda semana, ella cortaba parte del ala y se daba cuenta que cuando nacía el embrión tenía desarrollada todas sus alas. Fenómeno este que también podemos ver en la regeneración de la salamandra, en un aspecto de sus patas o en las colas, que se regeneran después de haber sido amputadas. Rita Levi-Montalcini investigaba en Turín, luego tuvo que emigrar a los Estados Unidos por el régimen de Benito Mussolini y entonces ahí terminó de entender que para que se produjera esta regeneración de las alitas del embrión de pollo tenía que haber un factor específico. Este factor lo llamó nerve growth factor (factor de crecimiento nervioso). Luego hay sucesores de ella, colaboradores, como Stanley Cohen, quien siguió viendo la estructura química del mismo y descubrió el dermal growth factor y luego se descubrieron muchos más. Los factores de crecimiento, hoy ya en el siglo XXI, hablamos de factores de crecimiento, son partículas proteicas que establecen una relación indispensable para la vida biológica, tanto sea vegetal como animal. La biología ha decidido que la vida de esa entidad vegetal o animal inferior, o, en los seres humanos ya desarrollados, permanezca a lo largo de los años mediante la regeneración celular, es decir, tiene mecanismos, así como el árbol en otoño va cayendo las hojas, luego en invierno hibernan para luego en verano con otros brotes, con otras hojas y otros frutos pueda dar sentido a su existencia. En la biología humana hay un mecanismo celular que se denomina apoptosis por el cual el organismo se encarga de matar las células que ya tienen una edad, en general corta. Normalmente hablamos de meses, para dejar paso a las células jóvenes. Este proceso, que en el bebé recién nacido, en el bebé y en el joven son trepidantes, van a una velocidad descomunal, en la edad adulta es un proceso de regeneración absolutamente necesario en todos los tejidos, como puede ser a nivel hepático, como puede ser a nivel de la de la córnea, como puede ser en la misma epidermis y, por supuesto, en las células de la sangre. Este mecanismo de apoptosis nos permite a los adultos, incluso a los adultos mayores de 60 años, disponer de células jóvenes o recién nacidas potentes y con toda su información genética muy fresca y entonces seguir realizando operaciones complejas, como todas las relacionadas con la homeostasis del cuerpo humano.

 

En cualquier caso, Rita Levi Montalcini gana el premio Nobel, le es otorgado junto a Stanley Cohen en el año 86 por el desarrollo de los factores de crecimiento que han dado pie a que personas como Don Eduardo Anitua, Mikel Sánchez y otros involucrados también en premios Nobel, pero más relacionados con las células madre o stem cells, hayan dedicado su vida al desarrollo de la medicina regenerativa. Hoy en día, y haciendo un resumen actualizado, actualmente se trabaja en todas partes del mundo en medicina regenerativa. En la parte de investigación es como estar en las épocas de Einstein investigando lo que es la fusión o la fisión atómica. Estamos todo en potencia a nivel de stem cells, a nivel de PRP, de factores de crecimiento. Es todo potencia futura, por eso hay tanta investigación. También se aplican los aspectos que ya se conocen como en el PRP o PRGBF, platelet-rich plasma, diferentes denominaciones para diferentes tipos de PRP que nos permiten tratar muchísimas patologías. En el aparato locomotor, en tendones, en huesos, en articulaciones, en cartílago, en columna, en el disco intervertebral; para tejidos como el ojo, en Oftalmología se aplica muchísimo; en Dermatología, en lesiones ulceradas. En muchas especialidades médicas se utiliza el PRP y las células madre junto con el PRP y otros elementos relacionados con la medicina regenerativa no llevan a una efectividad terapéutica de tal calibre. Tenemos seguridad de que lo aplicaremos en el futuro en un montón de patologías pero tenemos una parte incierta porque no sabemos el techo terapéutico tan inmenso de esta medicina regenerativa.

Las células madre pueden aplicarse en muchas lesiones traumatológicas - Top Doctors
Las células madre pueden aplicarse en muchas lesiones traumatológicas

¿Cómo se emplean los factores de crecimiento en Traumatología?

En Traumatología la aplicación de los factores de crecimiento comenzó en el año 1999 de mano de una publicación del Dr. Eduardo Anitua sobre la regeneración del maxilar en casos de degeneración u osteoporosis marcada que impidiera el crecimiento del hueso. Inmediatamente comenzaron las investigaciones con el Dr. Mikel Sánchez en el grupo BTI de investigación y se aplicó en hueso, inmediatamente en tendones, actualmente en ligamentos, sobre todo en cartílago articular donde tiene una efectividad tremenda en las grandes articulaciones. Actualmente, o desde hace unos años, en disco intervertebral, tanto en columna cervical como en lumbar y no sabemos cuánto más vamos a poder aplicar seriamente pero, en cualquier caso, vemos que la investigación, que va desde la intuición a la evidencia nos lleva a la medicina trasnacional, donde hacemos una aplicación clínica. Así, nos da un resultado, lo llevamos al laboratorio, analizamos porque tuvimos esos resultados y mejorado el análisis, lo volvemos a la clínica. Infinidad de aplicaciones en tendones músculos articulaciones, etcétera.

 

Células madre, ¿cómo pueden mejorar la salud?

En cuanto a las células madre, si bien a nivel biológico y de investigación histológica se conoce su existencia hace muchísimos años, todos los procesos de investigación al respecto empiezan en los años 60 pero rápidamente nos volcamos en una terapéutica en los años 90 y, actualmente, aunque no es tema de investigación y de uso cotidiano, debo decir por los encuentros internacionales o congresos nacionales o reuniones que la terapéutica aplicada a través de células madre es más incierto todavía. Es decir, hay una gran potencialidad pero no hay unos protocolos establecidos por la experiencia y las publicaciones respecto a otros elementos, como por ejemplo el prgf, el PRP, etc. Pero el futuro está abierto a una potencia terapéutica enorme y hoy en día se aplica a la reparación de todos los tejidos lesionados pero no tenemos exactamente sabida la cantidad de células madre, si son 20 millones, si son 2 millones… En cualquier caso, se pueden obtener las células madre de diferentes maneras, se puede obtener de la cresta ilíaca, se puede obtener de la mucosa nasal, etc. Y luego procesarla según la especialidad o según la patología que se quiera tratar.

 

¿Cómo se obtienen y cómo se aplican las células madre?

Tanto las células madre como otros productos que intervienen en la medicina regenerativa tienen diferentes maneras de obtención. Las stem cells, las células madre, se pueden obtener de la médula ósea, es decir, lo que se llama la melsa o el tuétano, mediante punción bajo sedación y se obtiene una cantidad de sangre que, en su interior, tiene células madre pero hay que tratar químicamente en laboratorio esa sangre obtenida para quedarse con una cantidad de células madre. Estas células madre pueden cultivarse y desarrollarse y luego ser aplicadas en el tejido que se quiera mejorar. El tejido puede ser el hueso como en el PRP, puede ser en los cartílagos hoy en día, puede ser el disco. Hay grandes autores en Cataluña que tienen trabajos muy serios publicados hace tiempo sobre el tratamiento de las hernias discales con células madre. También las stem cells o células madre se pueden obtener de la grasa. Entonces se hace una pequeña liposucción y, a través de un tratamiento enzimático, se aparta lo que es el tejido graso y entonces quedan los elementos que luego concentraremos y aplicaremos al tejido que está lesionado. Pero, sin lugar a dudas, el sistema más desarrollado de obtención es el que actualmente tiene el PRGF que, mediante una toma de sangre, como si fuera un análisis normal rutinario de sangre, se obtiene centrifugada durante ocho minutos, 8.000 revoluciones 540 Gs, etc. Se obtiene un concentrado de plasma por encima y un concentrado de glóbulos rojos que se descarta, se descarta el concepto de glóbulos blancos y ese concentrado de plasma es el que se aplica a la lesión. Es el de más fácil obtención y el de más rápida aplicación. Esa es la manera de obtener y de aplicar diferentes medicamentos autólogos que hoy en día más se maneja.

Por Dr. Fernando Kirchner
Traumatología

Con más de 25 años de experiencia, es un experto en factores de crecimiento y traumatología deportiva. Fundó el Gabinete Médico Maresme que lleva funcionando desde 1991. La actividad más importante del doctor Kirchner en los últimos dos años está centrada en la columna vertebral (tanto cervical como lumbar) y, específicamente con lesiones discales (hernia discal aguda,recientes) o  lesiones degenerativas crónicas como la artrosis y osteoporosis y lesiones vertebrales traumáticas como las fracturas o el aplastamiento de vértebras. El doctor ha sido premiado con el Premio anual de la Sociedad Norteamericana de Cirugía de la Mano, 1988 Obtención premio anula que otorga la Sociedad Norteamericana de Cirugía de la Mano, al mejor trabajo en el mundo (Emmanuel Kaplan Price).  En Baltimore (Maryland, USA)
 

 

Ver perfil

Valoración general de sus pacientes