Medicina regenerativa en discopatía lumbar: células madre mesenquimales

Escrito por: Dr. Alberto Marqués Rapela
Publicado:
Editado por: Alicia Arévalo Bernal

En los últimos años ha experimentado un avance bastante notable la utilización de la biología del propio paciente para resolver sus propias lesiones. Dentro de estas técnicas, las que han experimentado mayor difusión son la utilización de factores de crecimiento y células madre.
 

Acción regenerativa del tejido adiposo para la obtención de extraer las células madre adultas.
 


La Medicina Regenerativa es clave para resolver problemas degenerativos como la degradación del disco intervertebral, ya que los discos no pueden regenerarse por sí solos, siendo esta una de las causas más importantes de dolor limitante.
 

El disco intervertebral es el que realiza la función amortiguadora entre las vértebras y permite la flexibilidad de la columna. Su degeneración produce en la mayoría de los casos el dolor lumbar crónico.
 

El tratamiento de la discopatía intervertebral a través de células madre mesenquimales es muy esperanzador, ya que estas células madre tienen:

  • Capacidad anti inflamatoria con gran potencial para reparar el tejido afectado.
  • Eliminan el dolor, ya que ayudan en la recuperación de las discopatías degenerativas óseas.


Las células madre mesenquimales se obtienen del tejido adiposo, fundamentalmente de la pared abdominal, una zona habitual de depósito graso y de rápido acceso.

 

Beneficios del tratamiento de la discopatía intervertebral mediante células madre mesenquimales

El sistema pionero Lipocell® es una tecnología de nueva generación que maximiza la acción regenerativa del tejido adiposo con una mínima manipulación de los tejidos a la hora de extraer las células madre adultas.
 

El procedimiento quirúrgico se realiza de manera ambulatoria. Una vez que se ha realizado el lipoaspirado y el posterior procesado, el producto obtenido se implanta en la zona a tratar.
 


Postoperatorio tras el tratamiento con células madre mesenquimales

El postoperatorio de este tratamiento es perfectamente compatible con la incorporación a la vida cotidiana, aunque se recomienda al paciente que guarde un reposo relativo tras la intervención durante una semana.
 

Posteriormente el equipo médico establecerá al paciente protocolos de fisioterapia y rehabilitación para acompañar la recuperación.

Por Dr. Alberto Marqués Rapela
Traumatología

El Dr. Alberto Marqués es un reputado especialista y referente en el uso de la cirugía endoscópica de columna. Licenciado en Medicina y Cirugía por la Universidad de Navarra, experto en Traumatología deportiva y Técnicas artroscópicas avanzadas de hombro, codo, muñeca, cadera, rodilla y tobillo, ha obtenido también el título de Médico Especialista en Cirugía Ortopédica y Traumatología por el sistema de formación de Médicos Internos.

Compagina su labor médica con la docencia, impartiendo y organizando cursos de artroscopia de hombro y rodilla y técnicas de cirugía avanzada de hombro para profesionales en España. Además, ha desarrollado con éxito su propia patente: Almara, un novedoso dispositivo que permite realizar injertos óseos en 10 segundos.

Hoy en día desarrolla su carrera médica privada en la Policlínica Gipuzkoa (Donostia), donde dirige la Unidad de Cirugía Endoscópica de Columna. Además el Dr. Alberto Marqués es director médico del Centro Ammma Donostia, una clínica de rehabilitación postquirúrgica.

Ver perfil

Valoración general de sus pacientes


Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación..