Medicamentos para respirar mejor

Escrito por: Dr. Joaquín Lamela López
Publicado: | Actualizado: 04/12/2019
Editado por: Alicia Arévalo

Las enfermedades neumológicas agudas más frecuentes que pueden causar dificultad respiratoria podrían dividirse en tres categorías:

  1. Infecciones: neumonía, gripe, bronquitis aguda, etcétera.
  2. Enfermedades pulmonares vasculares: tromboembolia pulmonar.
  3. Pleurales: neumotórax, derrame pleural.

En todos estos trastornos el mejor tratamiento de la dificultad respiratoria es diagnosticar primero correctamente la enfermedad, y tratarla después. Los tratamientos que se suelen prescribir en cada patología son:

  • Las neumonías se tratan con antibióticos.
  • En el caso de la bronquitis aguda y la gripe no está indicado el tratamiento antibiótico porque están causadas por virus; solo deben utilizarse tratamientos sintomáticos de la fiebre y/o dolor.
  • La tromboembolia pulmonar se trata con anticoagulantes (heparina y anticoagulantes orales).
  • El neumotórax se aborda mediante un drenaje torácico o tratamiento conservador (seguir la evolución clínica y radiológica).
  • El derrame pleural con drenaje del líquido pleural y tratamiento de la causa que lo produce.
     
La neumonía o la gripe son enfermedades agudas que pueden causar dificultad respiratoria.
 


Por otro lado, las enfermedades crónicas que causan más frecuentemente dificultad respiratoria son la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC) tabáquica, el asma, la fibrosis pulmonar y el cáncer de pulmón.

  • La enfermedad pulmonar obstructiva crónica tabáquica: el mejor tratamiento de la dificultad respiratoria en esta enfermedad es dejar de fumar, si el paciente aún fuma, reducir el peso corporal y caminar. También se utilizan broncodilatadores (espráis) de forma regular o “a demanda” si el paciente nota mejoría de la dificultad respiratoria. La única medida que influye en la evolución inexorable de esta enfermedad es dejar de fumar.
  • El tratamiento de la dificultad respiratoria en el asma es con broncodilatadores y corticoides. En el asma agudizada se utilizan los broncodilatadores por inhalación o nebulización y los corticoides por vía oral o parenteral. En el asma crónica se utilizan fundamentalmente los corticoides inhalados (espráis) asociados o no a broncodilatadores de acción prolongada.
  • La fibrosis pulmonar incluye varios tipos de enfermedades y alguna de ellas, como es el caso de la neumonitis intersticial inespecífica, puede responder al tratamiento con corticoides.
     

Uso de los medicamentos

  • Antibióticos: Antes de tomar un antibiótico es conveniente consultar con el médico el diagnóstico de su enfermedad. Los antibióticos están indicados en las infecciones pulmonares o neumonías, pero en los casos de resfriados o catarros nasales, bronquitis agudas, y gripes no se deben tomar.
  • Antitusígenos: En el síndrome tusígeno de vías respiratorias altas se pueden utilizar antihistamínicos de primera generación; su efecto beneficioso no es en la infección sino causando somnolencia y disminuyendo la tos tan molesta. La codeína o dextrometorfano pueden tener algún efecto antitusígeno actuando a nivel del sistema nervioso central.
  • Expectorantes y mucolíticos: Nunca se ha podido demostrar de una forma científica que estos medicamentos beneficien la expectoración. El mejor expectorante es la tos, y los broncodilatadores inhalados pueden favorecerla. Tampoco se ha demostrado que beber mucha agua sea más beneficioso que beber “a demanda”, según la sed que uno tenga, para facilitar y aumentar la expectoración.

Por Dr. Joaquín Lamela López
Neumología

El Dr. Lamela López es un prestigioso especialista en Neumología y Neumología Infantil. Cuenta con más de 35 años de experiencia en la profesión y una extensa formación en distintos campos de la especialidad. En concreto, es experto en asma, EPOC, insomnio, rinitis, bronquitis y apnea del sueño, entre otros trastornos y patologías respiratorias, tanto en adultos como en niños.

A lo largo de su trayectoria ha combinado su labor asistencial con una importante labor investigadora y divulgativa. En este sentido ha dirigido trabajos de investigación financiados por el Fondo de Investigación Sanitaria (FIS) como investigador principal y ha participado en otros como investigador secundario y colaborador. Por otra parte, ha publicado trabajos científicos en revistas nacionales e internacionales de la especialidad y escrito capítulos de libros sobre enfermedades respiratorias. También es ponente asiduo en congresos y conferencias nacionales e internacionales de la especialidad, así como colaborador en medios de comunicación. En la actualidad dirige su propia consulta de Neumología en Ourense. 

Ver perfil

Valoración general de sus pacientes


Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación..