Medias elásticas de compresión para tratar las patologías venosas

Escrito por: Dr. Jose Luis Pérez Burkhardt
Publicado: | Actualizado: 12/11/2018
Editado por: Carlota Rincón Muñoz

En ocasiones, el médico o el especialista prescribe al paciente una terapia compresiva, normalmente a partir de medias elásticas, que aunque parecen incómodas y poco estéticas, son mucho más útiles de lo que mucha gente cree.

Lo normal es que la comprensión elástica se utilice para tratar la patología venosa o la linfática.

La insuficiencia venosa crónica (IVC) consiste en un problema de salud originado por un mal funcionamiento en el sistema circulatorio que afecta entre a un 20 y un 30% de la población en España, con una prevalencia cinco veces superior en mujeres que en hombres.

La comprensión elástica se utiliza para tratar la patología venosa o la linfática

 

¿En qué patologías se utilizan las medias elásticas?

La patología venosa más habitual son las varices, y la media de comprensión elástica es uno de los elementos básicos para hacer compresión sobre las venas dilatadas, vaciándose estas de forma parcial y disminuyendo su diámetro. Con esto, el dolor es inferior y la tendencia a sufrir picores y calambres disminuye. El uso de las medias elásticas es importante también a la hora de tratar la trombosis venosa profunda, disminuyendo el dolor y el edema, previniendo además la aparición del síndrome postflebítico, que causa pesadez y la aparición de edemas (hinchazón) en las piernas. Estos síntomas empeoran con el calor o cuando se está de pie, además de incluir hormigueo, cansancio, calambres y la aparición de varices.

 

¿En qué consiste la comprensión elástica?

El de la comprensión elástica en las piernas es uno de los métodos más antiguos para tratar las varices y sus complicaciones. Se basa principalmente en la aplicación de vendajes en las piernas y es útil para sanar los aumentos de tamaño en las piernas por insuficiencia y para curar edemas. Hoy en día se han sustituido los vendajes por medias y tutores elásticos, convirtiéndose en pilares esenciales para prevenir y curar las enfermedades venosas y el linfedema. Las medias son importantísimas durante la terapia, el postoperatorio, en la terapia esclerosante y a la hora de mantener el resultado obtenido tras iniciar el tratamiento. A su vez, también funcionan a modo de prevención, retrasando o evitando que aparezca la enfermedad, y reduciendo las complicaciones derivadas por la flebitis y las úlceras en etapas más avanzadas. Se puede afirmar pues que, las medias de compresión tienen un efecto preventivo y terapéutico de los problemas venosos merced a la aplicación de presión externa en determinados puntos de las piernas desde el tobillo hasta el muslo de forma decreciente, favoreciendo la ascensión de la sangre hacia el corazón.

 

¿Quién debe utilizar estas medias?

La terapia a partir de medias de compresión se recomienda en el momento en el que el paciente sufre varices o arañas vasculares, tras ser sometido a intervenciones quirúrgicas y en escleroterapia y cuando se dan edemas y/o alteraciones durante el embarazo. Personas que pasan mucho tiempo de pie o sentadas también se ven beneficiados por estas medias.

 

¿Cuándo no se deben utilizar las medias elásticas de compresión?

No se debe utilizar en pacientes con:

  • Enfermedades arteriales
  • Diabetes con neuropatías
  • Dermatosis húmeda
  • Intolerancia al material elástico

 

¿Cómo se utilizan de manera correcta las medias de compresión?

Las medias se deben colocar tras llevar a cabo la higiene diaria y antes de vestirse. Lo idóneo es hacerlo tumbado o sentado en la cama. Se recomienda:

  • Darle la vuelta a la media y dejar la zona del pie hacia el interior
  • Meter el pie e ir desenrollando la media sobre la pierna
  • Extender bien el tejido para evitar pliegues

 

Tipos de medias

La compresión, talla y modelo deben ser el adecuado, ya que cada uno es distinto para cada paciente. Existen distintos tipos de medias:

  • Media corta: alcanza justo por debajo de la rodilla.
  • Calcetín: alcanza bajo la rodilla, aunque se trata de una prensa más tupida que ayuda a abrigar en los meses de invierno.
  • Media larga: alcanza hasta la mitad del muslo y se sostiene con bandas de silicona. Permite llevar vestidos y faltas de forma sencilla.
  • Panty: llegan hasta la cintura, y se trata de la opción más clásica en aquellos que prefieren llevar vestidos o faldas.

Por Dr. Jose Luis Pérez Burkhardt
Angiología y Cirugía vascular

Prestigioso especialista en Angiología y Cirugía Vascular, el Dr. Pérez Burkhardt es licenciado y doctor en Medicina y Cirugía por la Universidad de Granada, además dispone de la diplomatura en Enfermedad Tromboembólica Venosa por la Universitat Autònoma de Barcelona, entre 2006 y 2008, y el Máster en Dirección de Hospitales y Gestión Clínica, entre 2007 y 2009. Durante diez años fue médico adjunto en Angiología y Cirugía Vascular en HECIT. Paralelamente a su labor asistencial ha contribuido en la divulgación de sus conocimientos siendo autor de multitud de artículos. Actualmente y desde 2006, es Jefe del Servicio de Angiología y Cirugía Vascular en el Hospital Universitario de Canarias, además de miembro de las principales sociedades científicas vinculadas a su especialidad.

Ver perfil

Valoración general de sus pacientes