Lupus eritematoso, más allá de la piel

Lupus eritematoso: una enfermedad que va más allá de la piel

Escrito por: Dr. José Manuel Mascaró Galy
Publicado: | Actualizado: 05/08/2018
Editado por: Top Doctors®

El lupus eritematoso (LE) es una enfermedad compleja de origen autoinmune cuyas manifestaciones son muy variadas. Una de las más frecuentes se produce en la piel.

Cuando un paciente se presenta en la consulta del dermatólogo con lesiones de lupus eritematoso puede ser que sólo se trate de un cuadro limitado a la piel o de una manifestación de un cuadro sistémico con posible afectación de órganos internos. Esto es lo que llamamos un lupus eritematoso sistémico o LES. De hecho la piel es el segundo quadromás afectado en pacientes con LES, y las lesiones cutáneas representan 4 de los 11 criterios diagnósticos del LES.

 

Manifestaciones en la piel

Las manifestaciones cutáneas del lupus eritematoso son muy variables e incluyen entre otras: LE discoide, LE tumido, fotosensibilidad, alopecia, paniculitis lupica, perniosis lúpica, vasculitis cutánea, urticaria-vasculitis, atrofia blanca, fenómeno de Raynaud, etc. El aspecto clínico de las lesiones es muy variable, pudiendo confundirse con numerosas enfermedades de la piel. Por ello, para realizar el diagnóstico será fundamental realizar biopsias de las lesiones cutáneas y realizar los estudios analíticos adecuados para poder descartar un LES.

 

Tratamiento tópico y sistémico

El tratamiento del LE incluye unas medidas generales importantes como son evitar el sol, usar fotoprotectores de amplio espectro y dejar de fumar, dado que el tabaco empeora las lesiones cutáneas del LE y puede provocar que fallen los tratamientos. Si se trata de un LE exclusivamente cutáneo y con pocas lesiones se puede tratar adecuadamente sólo con medicaciones tópicas (corticoides de alta potencia e inmunomoduladores).

Las formas de LE cutáneo extensas y los cuadros de LES precisarán además del uso de fármacos sistémicos como los antipalúdicos (cloroquina, hidroxicloroquina), corticoides sistémicos y los inmunosupresores. Entre estos últimos destaca la reciente incorporación del micofenolato al arsenal terapéutico (un fármaco que proviene de la medicina del trasplante) que está proporcionando muy buenos resultados.

 

Por Dr. José Manuel Mascaró Galy
Dermatología

El Dr. Mascaró es un referente en Dermatología. Cuenta con más de 30 años de experiencia en la profesión y una extensa formación en distintos ámbitos de la especialidad. En concreto sus principales áreas de interés son las enfermedades autoinmunes de la piel (enfermedades ampollosas y enfermedades del tejido conectivo), manifestaciones cutáneas de los pacientes trasplantados (trasplante de órgano sólido y de células madre hematopoyéticas), y de Dermatopatología (dermatosis inflamatorias e inmunofluorescencia). Por otra parte, a lo largo de su trayectoria profesional ha combinado su labor asistencial con la docencia, siendo Profesor Titular de Dermatología de la Universidad de Barcelona. También desarrolla una importante labor divulgadora, siendo autor de más de 100 publicaciones internacionales, así como ponente habitual en congresos nacionales e internacionales. Actualmente ejerce en Barnaclínic, además de ser responsable de la unidad de hospitalización de Dermatología, de la consulta de enfermedades autoinmunes cutáneas y de la consulta de patología cutánea de pacientes trasplantados del Hospital Clínic de Barcelona.              

Ver perfil

Valoración general de sus pacientes


TOPDOCTORS utiliza cookies propias y de terceros para facilitar su experiencia como usuario de nuestra web y captar datos estadísticos mediante el análisis de sus datos de navegación. Si usted continúa con la navegación, entendemos que nos ofrece su consentimiento para el uso de cookies. Puede cambiar la configuración de cookies u obtener más información aquí.