Los pies planos, ¿se pueden corregir con plantillas o fisioterapia?

Escrito por: Dr. Antonio Cubillo Martín
Publicado:
Editado por: Top Doctors®

Una de las consultas más frecuentes al traumatólogo infantil es en relación al apoyo del pie del niño al caminar. No se queja de dolor ni de dificultad en la marcha, es activo e inquieto, salta y corre tanto como el que más, y hace mucho deporte a pesar de apoyar el pie torciendo los tobillos. El Dr. Cubillo, experto en Traumatología, habla sobre las causas y el tratamiento del pie plano,

 

¿Qué es el pie plano?

El apoyo normal del pie adulto es como un trípode: cabeza del primer metatarsiano, cabeza del quinto metacarpiano y talón, son las zonas del pie que soportan más peso, aunque también se apoya y así lo dibuja la huella normal, en los metatarsianos centrales y en el borde externo el pie. Además, visto por detrás -el pie- el talón no se apoya en la verticalidad de la línea recta. El pie normal lo hace un poco en valgo (el tobillo hacia adentro y el talón hacia fuera).

 

Cuando el pie apoya el borde interno es un pie plano de distintos grados según ese apoyo y es valgo cuando esa línea vertical del talón se va hacia fuera más de lo normal. Generalmente ambas cosas van juntas.

Los pies planos no se pueden evitar por muchas correcciones que se apliquen.

 

Pie plano valgo: causas

  • Pie plano valgo infantil; se presenta en el niño durante su primera infancia. El pie del adulto se estructura en torno a los siete años. Hasta entonces la mayoría de los niños tienen los pies planos y valgos.
  • Pie plano valgo idiopático. Es el que persiste en el adulto. No existe una causa evidente. Es flexible. En muchos de estos casos existe un pie plano familiar.
  • Asociado al escafoides corneado o prominente; el pie presenta una prominencia ósea en el borde interno del pie; es un escafoides anómalo, aunque no siempre asocian el pie plano.
  • Pie plano asociado a una coalición tarsal. Ésta es una malformación congénita en la que están unidos dos huesos del tarso del pie entre sí. La más frecuente es la unión entre el calcáneo y el escafoides y suele ser dolorosa. En la mayoría de los casos esta unión requiere su resección quirúrgica.
  • Pie plano secuelas de procesos más graves del pie, o de enfermedades neurológicas o miopatías. Esta patología mucho más compleja debe ser analizada en otro tema.

 

Pie plano valgo: evolución

El pie plano valgo infantil evoluciona en su crecimiento a la corrección espontánea sin tratamiento. En su actividad normal el niño realiza una actividad física que mejora el tono fibromiofascial del pie y lo corrige.

 

Por otro lado, el pie plano en el adulto -según el grado- puede repercutir nada o gravemente sobre el propio pie. Pueden ser pies muy dolorosos y evolucionar a una artrosis en el mismo.

 

Pie plano valgo: tratamiento

Las plantillas con efecto corrector, son de eficacia más que discutible: los podólogos las ponen, los traumatólogos infantiles las quitamos… mientras pisan sobre la plantilla no deforman el calzado, pero entonces, ¿qué tratamos el calzado o el pie? En ocasiones el niño refiere dolor en la planta del pie y cansancio en la práctica deportiva. En estos casos el uso de plantillas de forma transitoria pueden mejorar esta sintomatología.

 

En el niño mayor si el pie no se ha corregido, si el plano es muy importante y es doloroso o existe el anteceden en la familia de pies planos sintomáticos, se aconseja la corrección quirúrgica, que se realiza mediante técnicas poco agresivas en torno a los 11 años.

El pie plano infantil tiene corrección espontánea, pero en un niño mayor la corrección es quirúrgica

 

¿Podemos evitar el pie plano del adulto con plantillas o fisioterapia?

No. El pie plano del niño que continúa siéndolo en el adulto lo será a pesar de los intentos de corrección que apliquemoss.

Por Dr. Antonio Cubillo Martín
Traumatología

El Dr. Cubillo Martín es un reconocido especialista en Traumatología y Ortopedia. Es experto en Traumatología del deporte, artroscopia, cadera y rodilla pediátrica. Durante casi 20 años ha sido médico adjunto en el Servicio de Traumatología y Ortopedia Infantil del Hospital General Universitario Gregorio Marañón, área en donde actualmente es jefe de sección. Ha realizado 41 publicaciones en libros, monografías y revistas especializadas nacionales e internacionales, y 93 comunicaciones en congresos. Es miembro de la Sociedad Española de Traumatología del Deporte y de la Sociedad Española Artroscopia.

Ver perfil

Valoración general de sus pacientes


TOPDOCTORS utiliza cookies propias y de terceros para facilitar su experiencia como usuario de nuestra web y captar datos estadísticos mediante el análisis de sus datos de navegación. Si usted continúa con la navegación, entendemos que nos ofrece su consentimiento para el uso de cookies. Puede cambiar la configuración de cookies u obtener más información aquí.