Los implantes mamarios de poliuretano

Escrito por: Dr. Luis López Burbano
Publicado: | Actualizado: 16/11/2018
Editado por: Top Doctors®

Desde hace relativamente poco tiempo, se ha hablado mucho de los implantes mamarios de poliuretano. No obstante, numerosas dudas y preguntas surgen en torno a ellos: ¿son mejores que los de silicona? ¿Tienen ventajas? ¿Son realmente una novedad?

Cabe precisar que los implantes de poliuretano son implantes de gel de silicona cohesiva con una especie de cubierta de silicona lisa, a la que se le pone por encima una cubierta esponjosa de micropoliuretano.

 

¿Son una novedad las prótesis mamarias de poliuretano?

Los primeros implantes cubiertos de poliuretano aparecieron mediados los 60 en Estados Unidos, aunque se dejaron de comercializar en los 90 por una serie de problemas con las licencias.

La principal novedad de estos implantes es la avanzada tecnología en la unión de la parte con espuma de micropoliuretano con la parte lisa de silicona junto con el relleno de silicona, ofreciendo una gran seguridad. Este tipo de implantes está disponible en todos los tipos, incluyendo redondos y anatómicos.

 

¿Cómo actúa el micropoliuretano?

Si la reacción del organismo a los implantes con cubierta de silicona es la formación de una membrana de un tejido de fibras alrededor del implante (principalmente colágeno), la respuesta en el caso del poliuretano es la invasión de la cubierta por parte de las fibras de poliuretano, integrándose y formando una cápsula integrada en el interior de la cubierta.

De hecho, investigaciones recientes señalan que estos implantes tienen incidencia en la formación de contracturas capsulares al menos un 15% menos que los implantes de texturas ocho años después de su colocación. No obstante, y pese a hablar de un porcentaje significativo, hoy en día la tasa de contracturas capsulares es muy baja.

El paso del tiempo hace que la cubierta de poliuretano se degrade y desaparezca poco a poco, aunque bajo la espuma de poliuretano hay una cubierta que permanece estable que impide que el implante quede libre.

Pueden aparecer pequeñas cantidades de poliuretano degradado en la orina, y si esto sucede significará que la degradación se está realizando de manera lenta y mantenida sin que haya riesgo para la salud.

 

¿Qué ventajas tienen los implantes de poliuretano?

Respecto a otros implantes tradicionales, los implantes de poliuretano ofrecen al paciente las siguientes ventajas:

  • Menor tasa de aparición de contracturas capsulares tanto a medio como a largo plazo.
     
  • Disminuye la incidencia de desplazamientos y rotaciones en el caso de los implantes anatómicos.
     
  • Menos formación de seromas periprotésicos.
     
  • Menor formación de pliegues visibles.
Los implantes de poliuretano ofrecen algunas ventajas respecto a otras técnicas.
 

¿Qué desventajas tienen los implantes de poliuretano?

  • Requieren incisiones de mayor tamaño para su colocación, ya que por su escasa adherencia los tejidos se deslizan al colocarlos.
     
  • El cirujano debe disponer de una amplia experiencia para colocarlos.
     
  • Su precio es mayor, dada la dificultad para fabricarlos.
     
  • Si fuese necesario recolocarlos días después del tratamiento es complicado hacerlo, y si existe contractura capsular sería complicado poder llevar a cabo la capsulectomía.
     
  • En pacientes muy delgadas, los bordes de los implantes pueden ser visibles en la piel.
     

En resumen, se trata de una tipología de implantes que tiene una serie de indicaciones concretas y que no se puede aplicar en todos los casos, aunque en principio sería el implante de elección en el caso de resolver contracturas capsulares, seromas de repetición y pacientes con laxitud de tejidos.

Para más información sobre este tipo de implantes de senos, consultar con un especialista en Cirugía plástica, estética y reparadora.

Por Dr. Luis López Burbano
Cirugía plástica, estética y reparadora

El Dr. Luis López Burbano cursó la carrera de Medicina en la Universidad de Zaragoza, alcanzando el título de Licenciado en Medicina y Cirugía a la edad de 22 años. En el año 1984 obtuvo el Título de Doctor en Medicina y Cirugía con la calificación de “Sobresaliente cum Laude” por unanimidad del tribunal. Cursó la especialización MIR en Cirugía Plástica, Estética y Reparadora en el Hospital Miguel Servet de Zaragoza, obteniendo el Título de Especialista en Diciembre de 1985. Ejerció como Facultativo Especialista en el Hospital Miguel Servet de Zaragoza hasta Enero de 1987. Desde 1987 hasta 1990 Facultativo Especialista en el Hospital General Yagüe de Burgos, plaza obtenida en propiedad por oposición (actualmente en excedencia voluntaria). Desde Junio de 1990 hasta la actualidad es el Jefe del Servicio de Cirugía Plástica del Hospital MAZ de Zaragoza. Ha realizado Cursos de Especialización complementaria en  Hospitales de Escocia, Francia, Bélgica, Suiza, México y Brasil. Ejerce en la actividad privada en Cirugía Estética desde 1987 hasta el momento actual. Ha realizado más de 9 000 intervenciones de Cirugía Plástica y Estética.

Ver perfil

Valoración general de sus pacientes