Los beneficios del zumo de granada en el cáncer

Escrito por: Dr. Gilberto Chechile Toniolo
Publicado:
Editado por: Nicole Márquez

No son un secreto las múltiples propiedades terapéuticas de la granada, pero hace tan solo 10 años que se experimenta con esta fruta para analizar su utilidad en el tratamiento de las células cancerosas. Su alto contenido en polifenoles podría tener cualidades antitumorales; en la actualidad, se están realizando estudios clínicos en pacientes con cáncer de próstata para averiguar los efectos de esta fruta en la enfermedad.

 

Los efectos antitumorales de la granada

La granada ha demostrado tener efectos antiproliferativos (evita la reproducción de las células cancerosas) y pro-apoptosis (muerte celular provocada por el mismo organismo) en numerosos estudios sobre el cáncer.  

  • En el cáncer de próstata observaron cómo se retrasaba el tumor en los ratones que se les administró zumo de granada en comparación a los que bebían agua.
  • En el cáncer de mama demostraron que tanto el aceite derivado de las semillas de la granada como el jugo natural y el fermentado inhibían factores de riesgo como la síntesis de estrógenos y la actividad de la aromatasa entre 60 y 80%.
  • En el cáncer de colon, el aceite de semillas de granada logró suprimir su desarrollo. Todos los componentes de la granada inducen apoptosis en las células de este cáncer.
  • En el cáncer de pulmón, el tratamiento con extracto de granada provoca una disminución de la viabilidad de células del cáncer y afecta a las células de epitelio bronquial normal. En otro estudio, se demostró que el extracto reducía el número de tumores desarrollados en ratones.
  • En el cáncer de piel, el aceite de semillas de granada disminuye el efecto y el número de tumores de piel en ratones.

 

La granada ha demostrado tener efectos antiproliferativos​  y pro-apoptosis.

 

Factores del cáncer en los que incide la granada

Esta fruta afecta en los factores de numerosos cánceres. Por ejemplo, suprime la activación del NF-kB en el cáncer de colon, de mama y de pulmón. Este complejo proteico es un principal actor de la respuesta inmune de nuestro cuerpo frente a la infección y puede ser hiperactivo, provocando la proliferación de células cancerosas. Está presente en varios tumores y regula la expresión de 200 genes con funciones inmunológicas.

 

Otro de los factores es la disminución del suministro de oxígeno a un tejido, llamada hipoxia. Se trata de un mecanismo esencial para que avancen más del 70% de los tumores, que provoca la activación de la angiogénesis (crecimiento de nuevos vasos sanguíneos que los tumores necesitan para seguir creciendo, ya que aporta nutrientes y oxígeno). A día de hoy, se conoce el potencial antiangiogénico del aceite extraído de las semillas y del zumo de la granada en las células del cáncer de mama y de pulmón.

 

Finalmente, también repercute en la invasión tumoral, que es el mecanismo que utiliza el tumor para infiltrarse en los tejidos vecinos.

 

Aplicaciones clínicas del zumo de granada

Los componentes de la granada han sido utilizados para tratar diferentes enfermedades desde hace muchos años. Sin embargo, no fue hasta el comienzo los años noventa que se iniciaron los primeros estudios experimentales y clínicos.

 

En 2006, un grupo de investigadores del departamento de Urología de la Universidad de California realizó un ensayo clínico sobre los beneficios de la granada en 46 hombres con cáncer de próstata, tratados con cirugía, radioterapia o crioterapia, a los se les había elevado el número de antígenos prostáticos específicos (PSA) en la sangre. Estos PSA son conocidos como un indicador tumoral del cáncer de próstata, un nivel alto sería por encima de 4 nanogramos.

 

El tratamiento de la investigación consistió en 240ml de zumo de granada por día, con un seguimiento de 3 meses. El objetivo era observar la variación de PSA y el tiempo de duplicación de estas. Los resultados mostraron una reducción de las cifras de PSA en 16 pacientes de un 35% y en 4 casos descendió a más del 50%. El tiempo de duplicación de la proteína se alargó de 15 meses, en el inicio, a 54 meses.

 

Paralelamente, se estudiaba la reproducción celular in vitro poniendo en contacto el suero de los pacientes con un cultivo de células de cáncer de próstata. A los 9 meses del inicio del estudio se observó una reducción en la proliferación de estas células del 12% y un incremento de la apoptosis (muerte celular) del 17%.

 

Ambos resultados dan a entender que el zumo de granada favorece el retraso del desarrollo del cáncer. A día de hoy, no existen más resultados sobre los efectos del zumo de granada en otro tipo de tumores.

Por Dr. Gilberto Chechile Toniolo
Urología

El Dr. Chechile es un prestigioso especialista en Urología. Cuenta con más de 30 años de experiencia en la profesión y una extensa formación en distintos campos de la especialidad. En concreto, es uno de los mayores especialistas en el tratamiento del cáncer de próstata mediante braquiterapia y el tratamiento de la hipertrofia benigna de próstata con láser.

Paralelamente a su labor asistencial desarrolla una importante tarea investigadora y divulgativa, siendo autor de numerosos artículos científicos de la especialidad publicados en revistas de prestigio nacional e internacional. También es ponente asiduo en congresos de Urología. Actualmente es director del Instituto Médico Tecnológico y del Instituto de Enfermedades Prostáticas (Prostate Institute Barcelona) - Instituto Universitario Dexeus.

Ver perfil

Valoración general de sus pacientes


Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación..