Los 5 cuidados que requieren las prótesis sobre implantes dentales

Escrito por: Dr. Pere Harster i Nadal
Publicado:
Editado por: Albert González

 

¿Qué es un implante?

En Odontología entendemos por implante aquel análogo mecánico de la raíz del diente, en general de titanio, manufacturado con diseños muy elaborados para transmitir correctamente las fuerzas de masticación al hueso de soporte e inducir la osificación sobre su superficie. Las superficies de contacto con el hueso y la encía son muy sofisticadas para favorecer el crecimiento de las células del hueso y fijar así las fibras del tejido conjuntivo y de la mucosa). La arquitectura de sus microcomponentes busca la máxima estabilidad a largo plazo.

 

¿El titanio puede producir alergia?

Contestar “no” categóricamente es un engaño o una insensatez, pero es cierto que los casos verdaderos de alergia al titanio son extremadamente raros, hay muy pocos descritos en toda la literatura mundial y aún estos describen signos clínicos muy ligeros. En nuestra práctica de prótesis sobre implantes que se extiende ya a más de 35 años, no hemos visto ni un solo caso que pudiera encajar en lo que sería un cuadro alérgico.

 

¿Cuándo está indicada la prótesis Implantosoportada?

• Cuando el diente a sustituir se encuentre entre dientes adyacentes completamente sanos.

• Cuando no dispongamos de apoyos posteriores a la zona carente de dientes.

• En arcos dentales completamente desdentados.

 

¿Cuáles son las condiciones ideales para recomendar una restauración sobre implantes?

En pacientes sanos que no sean fumadores ni diabéticos, con hueso suficiente y de buena densidad, sin parafunciones: (apretadores o frotadores de dientes), y con una psique equilibrada (sin ansiedad ni depresión).

 

Cuidados que requieren las prótesis sobre implantes dentales

  1. Higiene: mucha limpieza, no pueden quedar rincones con restos de alimentos o biofilm (placa de bacterias) adherido. La construcción de las prótesis debe tener muy en cuenta la accesibilidad a la limpieza de todas las partes del sistema y diseñar las estructuras teniendo en cuenta esta necesidad.
  2. Mantenimiento: cada pocos meses, el dentista o la higienista debe proceder a una limpieza instrumental, inscríbase a un programa de mantenimiento o llame pidiendo cita cada 4 o 6 meses.
  3. Sustitución de la prótesis: la encía puede crecer en determinados lugares donde se produce succión. En ese caso, la prótesis deberá ser retirada periódicamente (cada dos o tres años) y quizás remodelada y pulida. Sin embargo, en ocasiones será la encía la que deberá modelarse para evitar zonas inflamadas. Por este motivo preferimos las prótesis atornilladas a las cementadas siempre que sea posible.
  4. Revisión: en el caso de prótesis atornilladas se debe tener en cuenta que los elementos mecánicos sufren desgaste y deformación, por lo que se aconseja cambiar los tornillos de sujeción en las grandes revisiones cada 2-5 años.
  5. Control: puede comer de todo, pero sin abusar. El implante se puede fracturar si se somete a una fuerza que supere su capacidad de resistencia.

 

Radiografía de una pótesis dental de titanio.ñ

 

¿Son los implantes para toda la vida?

Son el mejor tratamiento que podemos proporcionar en estos momentos, pero decir que son para toda la vida es demasiado. Nada en el cuerpo humano puede decirse que sea para “siempre”: las válvulas cardíacas caducan, los marcapasos, los implantes de cadera o de rodilla también, la vida misma caduca. Un pronóstico de 10 a 15 años de buen servicio parece razonable, ello no quiere decir que no puedan durar más, en gran parte esto depende de los procesos de envejecimiento y de la salud general. El hueso que rodea a los implantes está sujeto a cambios y a enfermedades, con lo cual lo normal es que haya una pérdida lenta del anclaje en el hueso, la cual será tan lenta como buenos sean los cuidados postinserción y la rapidez con la que se atienda a posibles deterioros.

 

A pesar de ello, es posible que algunos implantes al cabo de los años se pierdan y sigan un proceso de infección semejante a la periodontitits, en este caso periimplantitis, que debe tratarse si aparecen síntomas. El equipo que los ha colocado, o quien lo trate en el futuro deberá advertirle y proponerle formas para recuperar su función o plantear su substitución si resultan irrecuperables.

 

¿Dormir con o sin prótesis?

Por una parte con la prótesis puesta la mandíbula está más centrada y las articulaciones menos cargadas. Por otra parte, dormir sin las prótesis colocadas permite una buena irrigación sanguínea de las mucosas de soporte, que son sometidas durante las comidas a esfuerzos considerables. Lo ideal sería quitarlas después de cenar, proceder a una correcta higiene de la prótesis y los dientes y volverlas a poner antes de conciliar el sueño.

 

¿En qué consisten las prótesis mucosoportadas?

Son en las que el apoyo para la masticación se toma a partir de anchas bases que se extienden sobre la dura mucosa de las crestas alveolares desdentadas, pueden desde luego prestar buenos servicios, pero su uso se limita a las edentaciones totales y a las edentaciones de las zonas molares sin pilares posteriores. Cuando se decide por cualquier causa prescindir de los implantes como alternativa.

 

Las prótesis deben ser retiradas de la boca y lavadas después de cada comida; cuando existen dientes remanentes estos deben ser limpiados sin las prótesis.

 

Uno de los inconvenientes de la prótesis mucosoportada lo constituye el hecho de que es necesario distribuir los esfuerzos sobre una amplia zona, lo que, sobre todo al inicio de su uso, no deja de ser molesto. A pesar de que algunos pacientes se quejan de ello, no existe pérdida de la capacidad gustativa, ya que el sentido del gusto no está en el paladar sino en la parte posterior de la lengua que para nada es afectada sea cual sea la extensión de la base empleada.

 

Fotografía de la misma boca antes y después de poner los implantes.

 

¿En qué consisten las prótesis dentomucosoportadas?

Son en realidad una mezcla de los sistemas anteriores, están ideadas para dar estabilidad a las bases móviles y fijación a las piezas dentarias remanentes. Permiten bases menos extensas y una sensación reconfortante de utilizar dientes propios. Como hemos visto lo más importante es la higiene. Las prótesis deben de ser ideadas para que la higiene sea posible y el paciente es el responsable de aplicarla. No basta en absoluto pasar el desagradable tiempo de preparación, no es suficiente saldar los honorarios del odontólogo y los costes del protésico. La mejor prótesis está condenada al fracaso si el paciente no se transforma en el protagonista de su cuidado. La prótesis acrecienta las necesidades de higiene y estas necesidades deben de ser cubiertas.

 

En general, el odontólogo o la higienista son los profesionales que deben explicar la manera de hacerlo, pero en definitiva todo puede resumirse en una eficaz lucha contra la placa de bacterias, que continuamente se está formando en todos los rincones inherentes a una aparatología mecánica colocada artificialmente en la boca para cumplir la función de los dientes naturales.

 

¿Entonces la higiene es la base del éxito?

Con una higiene perfecta una prótesis mediocre puede cumplir correctamente su cometido mientras que con una higiene defectuosa la más sofisticada de las construcciones está condenada al fracaso.

 

En los últimos años y con un cierto abuso del sensacionalismo, se han introducido en la Odontología métodos que permiten la utilización de prótesis fija incluso en desdentados totales, que hasta ahora no tenían otro recurso que la prótesis mucosoportada o la dentomucosoportada. Los implantes han transformado la Odontología, pero su elección no debe tomarse ligeramente, sino que debe ser fruto de una conversación perfectamente estudiada y discutida con el paciente.

Por Dr. Pere Harster i Nadal
Odontología y estomatología

El Dr. Pere Harster es todo una eminencia en la especialidad de Estomatología. Ha sido presidente del COEC, de la Sociedad Catalana d’Odonto-estomatologia y de SEPES, de la que es, además, miembro fundador. Ha recibido numerosos premios y reconocimientos a lo largo de su trayectoria, entre ellos la Medalla de Oro por el Colegio de Barcelona, la Medalla de Oro por el Consejo General de Odontólogos y Estomatólogos, el Premio Pro Odontología 2003 y el Premio de la Revista Europea de Odontología y Estomatología 2004. Combina su labor asistencial con la docencia, impartiendo clases como profesor de post-grado del Consejo General. Actualmente co-dirige la clínica Bonadex Dentistas.

Ver perfil

Valoración general de sus pacientes